Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud

La inmunidad natural contra el coronavirus podría durar toda la vida
iStock by Getty Images

¿Cuándo tiempo está protegida frente a la Covid una persona que ha pasado la enfermedad? ¿Solo unos meses como ocurre con la gripe, un virus que teóricamente podemos contraer cada año porque muta?

Poco a poco la ciencia va aportando respuestas y en este caso nos trae buenas noticias:

  • Haber pasado la Covid-19, aunque sea de forma leve o incluso asintomática, podrían proporcionar una inmunidad natural contra el SARS-CoV-2 que duraría toda la vida.

Según un estudio de la Universidad de Washington publicado en la revista Nature, estas personas tendrían células inmunes que generarían anticuerpos contra el coronavirus. Y esas células podrían persistir toda la vida.

Qué es la inmunidad duradera

Cuando contraes una infección, se produce el proceso siguiente:

  • Las células inmunitarias que producen anticuerpos se multiplican rápidamente y elevan los niveles de anticuerpos que circulan por la sangre.
  • Una vez combates la infección, la mayoría de las células inmunes mueren y, en consecuencia, bajan los anticuerpos.
  • Para que se genere una inmunidad duradera, una pequeña población de células productoras de anticuerpos (las células plasmáticas de larga vida) migran a la médula ósea y, desde allí, segregan constantemente niveles bajos de anticuerpos que están preparados para defender al organismo en caso de que tenga que volver a enfrentarse al patógeno.

¿Ocurre esto en el caso de la Covid-19? ¿Se genera inmunidad duradera? Parece ser que sí.

Pasar la Covid te protege frente al virus

Como decíamos, la clave para averiguar si la Covid provoca una protección de anticuerpos duradera está en lamédula ósea.

  • Para comprobarlo, el equipo de Ali Ellebedy, profesor de patología e inmunología de la Universidad de Washington y principal autor del estudio, obtuvo muestras de médula ósea de 19 personas que habían pasado la Covid-19 de forma leve entre siete y ocho meses después de infectarse.
  • 4 meses después, 5 de ellos proporcionaron una segunda muestra de médula ósea.
  • Para comparar, los científicos también obtuvieron médula ósea de 11 personas que no habían pasado la Covid-19.
  • Al analizar los resultados, los investigadores vieron que los niveles de anticuerpos en sangre de los participantes que habían pasado la infección bajaron rápidamente en los primeros meses y luego se estabilizaron.
  • Pero lo más interesante es que 15 de las 19 muestras de médula ósea de personas que habían pasado la Covid contenían células productoras de anticuerpos contra el SARS-CoV-2.
  • Unas células que todavía podían encontrarse 4 meses después en las 5 personas que proporcionaron una segunda muestra de médula ósea.
  • Y otro dato: ninguna de las personas que no había pasado la Covid tenía células productoras de anticuerpos.

Protección indefinida

El estudio sorprende y alegra a la vez porque, tal y como señalan sus autores, informes anteriores revelaban que los anticuerpos disminuyen rápidamente después de pasar la Covid.

El dato es cierto pero "los medios de comunicación interpretaron que eso quería decir que la inmunidad no era duradera", señala Ali Ellebedy.

Pero que bajen los anticuerpos no quiere decir que la inmunidad no sea duradera. "Es normal que los niveles de anticuerpos bajen después de una infección aguda", aclara.

Lo importante es que las células productoras de esos anticuerpos no desaparecen, unas pocas se asientan en la médula ósea. Y desde allí secretan anticuerpos de forma indefinida.

¿Qué pasa con los asintomáticos y las vacunas?

La investigación de la Universidad de Washington se ha realizado con personas que pasaron la enfermedad de forma leve.

Pero, ¿qué pasa con los asintomáticos, las personas que se infectaron y nunca tuvieron síntomas? Los investigadores especulan que también podrían tener inmunidad duradera porque la reacción del sistema inmunitario es similar a la que se produce en la Covid leve.

Otra cosa es la Covid grave, donde se genera una repuesta inmunitaria exagerada y, por tanto, defectuosa. Los investigadores apuntan que habría que investigarlo, pero avanzan que en estas personas hay una gran carga viral que al final necesita una buena respuesta inmunológica para combatirla.

Por tanto, los que enfermaron gravemente de Covid también podrían estar protegidos de por vida.

Ahora los investigadores están estudiando si la vacunación también favorece la proliferación de estas células productoras de anticuerpos de larga duración.