1 de cada 3 mayores de 65 años que han pasado la covid va a tener secuelas

La covid genera más problemas de lo que nos gustaría creer, especialmente para mayores de 65 años. Muchos pueden sufrir secuelas comparables a los síntomas de la covid persistente. Un estudio apunta a una avalancha de afectaciones de salud postpandemia.

Actualizado a
Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

Uno de cada tres expacientes de covid mayores de 65 años va a tener problemas
iStock by Getty Images

La experiencia de los dos años de pandemia deja un aviso importante. Los problemas que provoca la covid no se acaban con el fin de la enfermedad. No al menos para el colectivo de la tercera edad.

Así lo pone en evidencia un estudio que han elaborado médicos estadounidenses y que publica el British Medical Journal, un referente en el mundo de la sanidad. Este trabajo de revisión recoge un listado de patologías que están apareciendo los primeros meses tras superar la infección. Incluye tanto casos que se podrían equiparar a los síntomas de covid persistente y otros sin relación aparente.

Un tercio de mayores afectado

Según la investigación llevada a cabo, uno de cada tres mayores de 65 años que han padecido la covid pueden necesitar atención médica para superar al menos un problema relacionado con secuelas de la enfermedad.

En un grupo de personas de la misma edad que no tuvieron covid hubo un 11% menos de patologías

Esa es la conclusión que se extrae a la vista de lo que ha pasado en los pacientes del coronavirus de 2020. Durante el siguiente año han tenido que recurrir al sistema sanitario y todo indica que hay una vinculación de los nuevos problemas con la covid.

Los responsables del estudio señalan, más en concreto, que han detectado hasta un 32% de mayores con covid persistente o nuevas secuelas que exigieron atención médica.

Si se compara con un grupo de adultos de similar en edad y que no han pasado la covid, la diferencia es que hay un 11% menos de problemas de salud en este segundo grupo.

Qué tipo de problemas tienen

Tras pasar la fase aguda de la enfermedad, crece el riesgo de que aparezcan secuelas en el sistema respiratorio, cardiovascular, neurológico, endocrino, en los riñones o en la sangre”, enumera el doctor Ken Cohen, director de la investigación. También los trastornos mentales se mencionan con frecuencia.

No se pueden saber los efectos reales que la covid tendrá a largo plazo, puesto que el virus circula masivamente desde hace solo dos años. Sin embargo, a partir de los problemas que se han encontrado las aseguradoras norteamericanas (en Estados Unidos la sanidad es privada) en los primeros meses han podido dar ya algunas pistas.

La principal preocupación es que sigue aumentando el número de infectados, y cuando aún no está bien establecido qué consecuencias tienen las nuevas variantes o el papel de las vacunas para evitar estas secuelas.

El estudio extrae tres conclusiones:

  • Los mayores de 75 años tienen un riesgo significativamente mayor de secuelas. También aquellos de menor edad con enfermedades previas.
  • Las personas negras o hispanas, indistintamente de la edad, tenían también más problemas. Eso puede tener más relación con un problema social, la capacidad de recibir atención y cuidado adecuados durante la covid.
  • Los hombres tienen un porcentaje más alto de padecer estas secuelas. Algo que se corresponde con el hecho de que también es mayor el número que ha padecido covid grave. De todas formas, otros estudios apuntan en sentido contrario: las mujeres sobreviven más y tienen más secuelas.

Atención especial a la demencia

El informe no está exento de polémica. Puesto que plantea dudas sobre hasta qué punto la covid es responsable de las enfermedades posteriores.

Los científicos encontraron que los pacientes tenían un mayor riesgo de desarrollar demencia después de la infección por covid. Una diferencia enorme: 21 frente a 2 del grupo que no pasó la covid.

Los investigadores creen especialmente preocupante el riesgo de demencia postcovid

Sin embargo, esta observación también puede ser el resultado de condiciones de salud preexistentes -ha escrito el doctor James Connell, responsable del centro de investigación del alzhéimer en el Reino Unido-. Se sabe relativamente poco del impacto de la covid sobre la salud del cerebro.

No obstante, los resultados sugieren que en los próximos años podemos enfrentarnos a un problema importante en la estrategia de demencia. Muchos pacientes, jóvenes y adultos, han referido una niebla mental.

El otro elemento que hay que analizar más es el tiempo. Los investigadores se limitaron a determinar problemas de salud durante los tres meses posteriores a haber pasado la covid.

Pueden surgir complicaciones meses más tarde. No obstante, las cifras de estos tres meses son ya de por sí suficientemente altas como para pensar en una estrategia sanitaria europea.