Por Diana Llorens

Detectan nicotina ambiental en parques infantiles y entradas a escuelas
iStock by Getty Images

Aunque en España se prohibió hace cerca de diez años fumar en las escuelas, los parques infantiles y las zonas de juego para niños, se sigue detectando humo de tabaco en estos espacios.

Así lo indica un estudio coordinado por la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB) ha encontrado nicotina ambiental procedente del humo de tabaco en el 41% de los parques infantiles y el 46% de las entradas a centros de educación primaria de once países europeos.

  • Los resultados de la investigación indican que las colillas están presentes en casi el 60% de los parques infantiles y en un 75% de las entradas a escuelas.
  • Además, en uno de cada cinco parques había alguien fumando dentro del área de juego.

Más humo en las zonas desfavorecidas

Los autores detectaron una relación entre el nivel socioeconómico y la presencia de humo de tabaco en el ambiente.

Se observó que había más personas fumando en las entradas de escuelas situadas en zonas más desfavorecidas que en los barrios con mayor poder adquisitivo (53% frente al 32%).

Estos resultados sugieren que los niños en contextos más desfavorecidos podrían tener un mayor riesgo de estar expuestos a indicativos ambientales que transmiten la impresión de que fumar es un comportamiento normativo y socialmente deseable”, indican los investigadores.

Además, de acuerdo con el estudio, en los países que tienen políticas de control de el tabaquismo menos restrictivas se encuentra con más frecuencia humo en entornos infantiles .

Se detectó un 53% de personas fumando cerca de las esculeas de zonas más desfavorecidas

Hay una mayor presencia de nicotina en las entradas de las escuelas de países con menor actividad de control del tabaco, mayor prevalencia nacional de tabaquismo y en las regiones del sur y este de Europa”, señalan.

Regular la prohibición en las entradas de colegios

La entrada al colegio es un punto sensible donde se reúnen muchos niños y que a menudo queda fuera de las normativas contra el tabaquismo.

En España, la Ley antitabaco que entró en funcionamiento en 2011 sí prohíbe fumar en tanto en los centros educativos como en sus accesos inmediatos y aceras circundantes. Sin embargo, es frecuente ver a personas que se saltan esta norma.

Las zonas en la entrada de las escuelas, indican los autores, “son parte del entorno de aprendizaje de los niños: ofrecen interacciones sociales importantes al comienzo y al final del día escolar”.

Por ello, indican la necesidad de prohibir fumar en estos entornos para desnormalizar los comportamientos relacionados con el hábito de fumar.

Efecto del humo del tabaco en los niños

Los niños son especialmente vulnerables a los efectos nocivos del humo de tabaco i no existe ningún nivel de exposición que sea seguro para ellos.

La evidencia científica ha demostrado que este humo es una sustancia carcinógena, que tiene efectos adversos para la salud de los niños, incluyendo el aumento de riesgo de enfermedades respiratorias”, señala Dra. Mª José Lòpez, investigadora principal del estudio llevado a cabo por la ASPB.

Las características fisiológicas de los niños (como su ritmo respiratorio más alto y la inmadurez de su sistema inmunológico y respiratorio) aumentan su riesgo frente a la exposición al humo ambiental.

Además, los niños son particularmente vulnerables a la exposición pasiva al tabaco porque no pueden controlar su entorno físico y social.

De acuerdo con un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los principales efectos de las exposición al humo del tabaco en los niños son:

  • Infecciones del tracto respiratorio inferior. Diversos estudios han vinculado la exposición al humo del tabaco con este tipo de infecciones en los niños, especialmente en menores de 2 años. Según datos de la OMS de 2004, las infecciones del tracto respiratorio inferior causan aproximadamente 3,9 millones de muertes al año, principalmente en niños de países en vías de desarrollo.
  • Función pulmonar. Existe consenso acerca de que la exposición al humo se asocia a una pequeña disminución de la función pulmonar en preadolescentes y adolescentes, que podría aumentar el riesgo de su riesgo de sufrir una enfermedad pulmonar crónica en el futuro.
  • Síntomas respiratorios crónicos como tos, flema, sibilancias y disnea (dificultad para respirar o falta de aire).
  • Infección del oído (otitis media). Algunos estudios han sugerido una relación entre estas infecciones tan comunes en la infancia y la exposición al tabaco.
  • Asma. Se ha sugerido que la aparición de nuevos casos de asma, así como la mayor gravedad y la mayor frecuencia de los episodios en niños con asma podría estar relacionados con la exposición al humo.

Los datos de un reciente estudio australiano indican que los niños expuestos de forma continuada al humo de tabaco en casa tienen una función cardíaca peor cuando son adultos.

Ejemplo de los adultos

El hecho de que los niños vean a personas fumando en lugares públicos se ha relacionado con creencias positivas hacia el uso de tabaco en los menores.

Algunos estudios han demostrado que los niños que ven personas que fuman en su entorno tienen una mayor probabilidad de convertir-se en fumadores de mayores.

Si se fuma en el entorno del niño es más probable que él acabe fumando

Además, ver a los profesores fumando en las instalaciones de las escuelas (como las entradas a los centros), se han asociado con conductas de tabaquismo de los estudiantes.

Las colillas son también un problema ambiental porque tardan muchos años en degradar-se, además de representar un peligro para los niños más pequeños ya que existe riesgo de que se las traguen.

Tags relacionados