Por

Pablo Cubí del Amo

periodista

Nuestros anticuerpos mejoran con el tiempo para luchar contra el coronavirus
iStock by Getty Images

La capacidad de nuestro sistema inmunológico para protegernos del coronavirus deja aún muchos interrogantes.

No sabemos cuánto va a durar esa inmunidad, si en todas las franjas de edad se va a mantener igual o si servirá para las nuevas variantes del virus que están apareciendo.

Son interrogantes que se irán desvelando conforme pase el tiempo y avancemos más en el estudio de la covid. Lo que podemos decir de momento es que hay, en general, más buenas noticias que malas.

LA INMUNIDAD SE PERFECCIONA

El Instituto de Investigación IrsiCaixa acaba de publicar un estudio en el que se ha analizado la respuesta ante la variante británica del virus. Este estudio deja dos conclusiones muy positivas.

  • Las personas que han pasado la infección o que han recibido las dos dosis de la vacuna de Pfizer tienen anticuerpos efectivos para esta variante.
  • Los anticuerpos se perfeccionan para poder hacer frente a nuevas variantes.

Los infectados en la primera ola bloquean mejor la variante británica

Este punto se ha confirmado tras analizar la respuesta inmunológica de personas que se infectaron en la primera ola de la pandemia. Estas personas, por tanto, se contagiaron de la primer coronavirus, el original de Wuhan.

Seis meses después de esa primera infección, este grupo tenía más capacidad de bloquear la variante británica.

¿MEJOR VACUNA O PROTECCIÓN NATURAL?

El estudio también ha revelado que la protección generada al infectarse del coronavirus de manera natural consigue una inmunidad de mejor calidad que la vacuna.

Es porque las diferentes proteínas del virus se exponen de una manera prolongada en el tiempo al sistema inmune”, explica el investigador Benjamín Trinité, uno de los autores del estudio.

Las vacunas que hay aprobadas hasta ahora se basan todas en bloquear una proteína del virus, la proteína S o espícula. Por eso, si esta proteína muta mucho, pondría en riesgo la estrategia vacunal.

  • Con la infección natural además “puede que queden virus en el cuerpo lo que permita que los anticuerpos se refinen más”, añade el investigador.

Por otro lado, las vacunas están consiguiendo que el cuerpo cree un número mucho mayor de anticuerpos que la inmunidad natural. Por tanto, ofrece otro tipo de ventajas.

Las defensas de nuestro cuerpo son más complejas. No se limita a los anticuerpos. No hay una respuesta única. Por eso incluso a los que ya han pasado la Covid se les recomienda vacunarse. Esa doble protección es la más eficiente.

LAS VACUNAS PROTEGEN DE LAS VARIANTES

Las variantes del coronavirus SARS-CoV-2 no son virus nuevos. Todos provocan la misma enfermedad, la covid. Como el virus muta a menudo, algunas de esas mutaciones son lo suficientemente grandes para despistar a nuestras defensas y que supongan un nuevo riesgo.

Por eso se vigila y se estudia cada nueva variante que aparece. Hasta la fecha se han contabilizado siete variantes bastante extendidas. Aunque en España la presencia de seis de ellas es testimonial.

Es la variante británica la que más interesa en estos momentos, puesto que es la que se está haciendo mayoritaria aquí y en buena parte de Europa.

Todas las vacunas aprobadas protegen de una covid grave

Las farmacéuticas que primero crearon vacunas, Pfizer y Moderna, se probaron cuando no se habían extendido estas nuevas variantes. Por eso había dudas de si seguirían siendo eficaces. Todas las farmacéuticas están haciendo ensayos al respecto.

Lo que se ha comprobado es que todas las vacunas aprobadas protegen contra el riesgo de casos graves y muerte por la covid, que es el principal objetivo ahora.

ASTRAZENECA EVITA MÁS HOSPITALIZACIONES

La farmacéutica AstraZeneca, que tardó más en acabar los ensayos con voluntarios, se encontró que la variante brasileña y la sudafricana ya se estaban extendiendo en estos países. Por eso han podido ya dar datos de su eficacia.

Los resultados indican que la vacuna de AstraZeneca puede no ser tan eficaz para evitar que la infección del virus. Sí es eficaz para evitar los casos graves y la mortalidad. Incluso más que las otras vacunas.

Un estudio con la variante británica en Escocia, con más de cinco millones de personas analizadas, ha constatado que mientras la vacuna de Pfizer previene la hospitalización del 85%, la de AstraZeneca sube la protección hasta el 94%.

Como hemos dicho más arriba, no hay hoy una vacuna perfecta ni una protección inmunitaria perfecta. Por eso se investigan ahora nuevos tipos de vacuna que proporcionen una protección más amplia.

Si tienes una vacuna con más proteínas del virus será mejor. Tendrás menos problemas con las futuras variantes”, explica la doctora Margarita del Val, viróloga del CSIC.