Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

¿Las nuevas cepas de coronavirus dejarán a la vacuna sin eficacia?
iStock by Getty Images

Las nuevas cepas más contagiosas del coronavirus están creando alarma a nivel mundial. No porque sean más letales en sí, sino porque una mayor propagación significa más casos, mayor riesgo de colapso hospitalario y de muertos.

Los estudios más recientes, del Imperial College de Londres, apuntan que la variante británica puede ser al menos un 50% más contagiosa. Algunos datos apuntan que incluso podría aumentar un 74% los casos.

Ya se ha detectado en una cincuentena de países, desde Australia a México, y por supuesto gran parte de Europa. En España hay confirmados casi un centenar de casos.

Otra variante, que aún no se ha extendido mucho por este hemisferio es la cepa de Sudáfrica. Sin embargo, está haciendo estragos en el país africano. Se le atribuye el gran aumento de contagios, y ya se ha detectado en otros 26 países.

LAS VACUNAS RESISTEN LA VARIANTE BRITÁNICA

La pregunta es si las vacunas, que son nuestra gran esperanza, se ven amenazadas por estas nuevas variantes.

La respuesta de las farmacéuticas con vacunas ya aprobadas, AstraZeneca, Pfizer y Moderna, es que son eficaces también contra pequeñas mutaciones.

  • Los estudios se han hecho con la variante británica y las vacunas funcionan.

Indican que los cambios en el genoma no son tan grandes como para esquivar las defensas que proporciona la vacuna.

Las vacunas, de diferentes maneras, ayudan a que el cuerpo aprenda a bloquear la proteína S (al espícula o púa) con la que el coronavirus se coge a la célula y la penetra para invadirla.

La vacuna es eficaz contra la cepa británica, no se sabe con la sudafricana

Todos los virus van mutando. En el caso de los coronavirus estas mutaciones no parecen ser tan importantes para que inhabiliten en poco tiempo la eficacia de la vacuna”, explica el doctor Luis Enjuanes, director del laboratorio de coronavirus del Centro de Biotecnología del CSIC.

INMUNIDAD AL MENOS PARA UN AÑO

No obstante, el doctor Enjuanes admite que la duración de la inmunidad suele ser corta cuando se trata de virus que se contagian entrando a través de las células de las mucosas (como nariz y garganta).

  • La inmunidad en las vías respiratorias tiene una duración corta, muy diferente de la de otras patologías como la varicela o la polio”, explica el doctor.

Esta duración no tiene por qué ser tan corta como la gripe, que cambia cada año. A través de las aves el virus de la gripe muta mucho.

De momento, el intercambio de coronavirus de animales a personas es mínimo y está bastante controlado. Se intenta evitar al máximo y por eso se actuó radicalmente cuando se supo que podría haber ese intercambio entre humanos y visones.

  • Con el coronavirus, “la inmunidad se entiende que puede ser de uno, dos o tres años."

"Ahora tenemos prácticamente garantizado un año de inmunidad”, añade el doctor Enjuanes.

EL PELIGRO DE LAS NUEVAS CEPAS

Los virus tienen la particularidad de que mutan mucho. Cada vez que se replican pueden provocar mutaciones. Un virus que está replicándose mucho tiene muchas mutaciones.

Las variantes de Brasil y Sudáfrica tienen una mutación parecida

El coronavirus al ser ahora una pandemia está replicándose en todas partes del mundo. Por eso no debe extrañarnos que sigan apareciendo noticias de nuevas variantes. Hasta que no reduzcamos su propagación no reduciremos el riesgo de esas variantes.

  • La variante Sudafricana no está tan estudiada como la británica. Hay menos certeza de que la vacuna sea eficaz contra ella.
  • Hay otra cepa que también preocupa. Fue descodificada en Brasil, y ya se han detectado casos en Japón, de personas que habían regresado de viajar al Amazonas.

Ambas cepas tienen otro tipo de mutación, la E484K, que se ha dado en llamar la “mutación escapista”, porque podría conseguir engañar a los anticuerpos que hasta ahora ha sabido crear nuestro sistema inmunológico contra el coronavirus.

SE ESPERAN NUEVAS VARIANTES

El problema es que esta mutación E484K afecta a la proteína S, que es en la que hemos basado todas las vacunas hasta ahora.

Son datos todavía en estudio. Los expertos de Pfizer, por ejemplo, han anunciado que este mes comprobarán si esta mutación afecta a la eficacia de la vacuna.

Los expertos no esperan que la vacuna nos proteja de por vida

Será solo el principio. Ya hay otras mutaciones detectadas y habrá más. Por eso la carrera de las vacunas no ha hecho más que empezar.

En lo que confían los expertos es que la variante no sea tan significativa como para hacer inútil las vacunas. Se trataría de ir variando la fórmula cada vez para que cubra las nuevas mutaciones.

En resumen, no se espera que la vacuna quede invalidada en pocos días ni tampoco que con una vacunación nos protejamos de por vida.