Por Pablo Cubí, periodista

Anticoagulante y otros medicamentos para tratar la covid
iStock by Getty Images

La lucha contra la covid avanza en dos frentes. El de la previsión, las vacunas, y el de los tratamientos. Desde el principio de la pandemia es este segundo campo donde se viven más decepciones porque aún no se ha dado con un medicamento de eficacia segura.

La estrategia actual es una combinación de fármacos que puedan tratar cada una de las complicaciones que provoca la covid.

El coronavirus no es, normalmente, más que el desencadenante. La gravedad y el mayor riesgo de mortalidad suelen ser las complicaciones múltiples derivadas de la infección: sobre todo la respuesta excesiva del sistema inmunológico, la conocida como tormenta de citoquinas.

Esta sobreactuación inmunitaria provoca inflamación y más riesgo de trombosis. Fue una de las primeras señales de alarma. Cuando se hizo el primer gran análisis de casos en la ciudad china de Wuhan, un 70% de los enfermos más graves tenían niveles altos de coágulos en la sangre.

La estrategia farmacológica contra la covid

Como sabes, la covid pasa por varios grados.

  • El 80% de infectados tendrán una enfermedad leve o asintomática cuyo tratamiento se reduce a algún analgésico.
  • El 20% que sufre complicaciones puede avanzar de moderado a grave (ya en hospital) y crítico (necesita UCI).

Estos casos más graves se tratan con tres tipos de medicamentos:

  1. Antivirales. “Uno de nuestros errores es que esperábamos demasiado a recetarlos, ahora se usan antes”, explica el doctor José Ramón Arribas, jefe de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario La Paz, de Madrid
  2. Antitrombóticos.
  3. Antiinflamatorios.

La infección provoca una inflamación de los vasos sanguíneos, lo que favorece la aparición de coágulos, y con ellos el riesgo de trombosis, que pueden acabar en ictus o en embolia pulmonar. Estos dos tipos de fármacos están destinados a evitarlo.

Esperanzas en el tocilizumab

Dentro de estos diferentes grupos, hospitales de todo el mundo han probado numerosas opciones. Hay un sinfín de ensayos para ver cuál es el que mejores resultados obtenía.

Ha habido muchos estudios parciales o limitados con resultados no concluyentes. “Por eso hemos asistido a anuncios de numerosas soluciones farmacológicas que luego no se han visto confirmadas”, explica el doctor Arribas.

Es un antiinflamatorio muy útil, pero hay problemas de producción

Entre los antiinflamatorios, uno de los que ha dado mejores resultados ya con ensayos más amplios es el Tocilizumab. Es un medicamento que se utiliza para la artritis reumatoide.

  • Reduce la inflamación, la presión arterial y la necesidad de recibir oxígeno. Todo ello baja mucho el riesgo de muerte.

Es efectivamente muy útil. El problema es su disponibilidad. Hoy no se está fabricando en suficientes cantidades para abastecer a todo el mundo”, advierte el doctor Arribas.

Por eso la estrategia pasa por recurrir a otros antiinflamatorios similares que puedan cumplir la función.

¿Dar anticoagulantes a pacientes leves?

Por lo que se refiere al riesgo de trombosis, entre los pacientes en la UCI, al estar tumbados, sin movilidad, el riesgo crece. Según datos estadísticos de España, tres de cada diez pacientes de covid ingresados en la UCI padecen episodios trombóticos.

Entre los profesionales sanitarios se ha planteado la opción de dar medicación anticoagulante preventiva para evitar este riesgo. El razonamiento parece lógico. Si hay una posibilidad evidente, pongámosle freno lo antes posible.

No creo que sea conveniente. Estos fármacos tienen efectos secundarios que no debemos olvidar”, apunta el doctor Benito Almirante, jefe de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Vall d’Hebron, de Barcelona.

  • La recomendación es estudiar primero el historial del paciente. En quienes ya hubieran tenido problemas de circulación, presentanhinchazón de piernaso con hipertensión o diabetes sí podría plantearse dar anticoagulantes.

Los tratamientos ya aprobados

Hay una serie de tratamientos que ya han demostrado en estudios clínicos ratificados su beneficio y han recibido la aprobación.

  • El más conocido es el remdesivir, el primero que obtuvo el permiso de la agencia del medicamento estadounidense.

Es un antiviral que resultó poco eficaz contra la hepatitis B y el ébola, y que sí ha reducido el tiempo de recuperación de la covid de 15 a 11 días.

  • El primero que se aprobó específicamente para la covid fue otro antiviral, el favipiravir.

Frena el coronavirus bloqueando su capacidad de copiar su material genético. Los últimos estudios confirman sus beneficios, especialmente con el inicio temprano del tratamiento.

Tags relacionados