El estudio más completo culpa de la covid al mercado de Wuhan

La investigación más completa sobre el origen de la pandemia de covid parece echar por tierra las teorías conspiratorias que había. Tras análisis basados en ubicaciones y secuenciación genómica del virus en los primeros casos, todo apunta al mercado chino de Wuhan.

Actualizado a
Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

El estudio más completo culpa de la covid al mercado de Wuhan
iStock by Getty Images

Un equipo internacional de científicos ha querido dar un nuevo impulso que esperan sea definitivo a la investigación sobre el origen de la covid. Es un informe que no cierra del todo la puerta a otras opciones, pero que ofrece resultados muy contundentes.

La causa probable de la transmisión del coronavirus SARS-CoV-2 a los humanos y el inicio de la pandemia de covid está en la venta de animales salvajes en el mercado de Wuhan, en China.

Qué pasó en el mercado de Wuhan

La investigación la ha liderado el profesor de virología de la Universidad de Arizona Michael Worobey. Junto a un equipo internacional ha estudiado la genómica de los virus y todos las pistas llevan al mismo sitio.

La comparación genómica de los primeros casos remiten siempre al mercado de animales salvajes de Wuhan

El epicentro es el mercado Huanan de la ciudad de Wuhan, donde se venden todo tipo de animales salvajes, como zorros, mapaches y otros, cualquiera de ellos susceptible de haber pasado el virus a los humanos. El informe final lo han publicado en la prestigiosa revista Science, después de una rigurosa revisión por otros científicos no implicados en la investigación.

Los autores concluyen que la primera propagación de este coronavirus a humanos probablemente se produjo en dos infecciones coincidentes en el tiempo, a finales de noviembre de 2019.

El origen de la covid-19

Para llegar a esta conclusión se analizaron restos de superficies del mercado y se compararon con muestras del virus de los primeros pacientes de covid. Se pudo ubicar los 174 primeros casos reconocidos por la Organización Mundial de la Salud. De esos, 155 se relacionaban con el virus del merado de Wuhan.

Casos sorprendentes inicialmente, porque no trabajaban ni compraban en el mercado ni tenían conexión con ningún trabajador, se puedo confirmar después que vivían cerca del mercado.

Hubo muchos otros contagios de virus de animales a hombres, pero ninguno que el sistema inmune no pudiera eliminar por sí solo

El área inicial de contagio fueron unas pocas manzanas situadas justo delante del mercado de Huanan”, ha asegurado el profesor Worobey.

Las pruebas que lo confirman

Esta conclusión ha sido respaldada por otro hallazgo: cuando los investigadores buscaron la distribución geográfica de los casos posteriores de covid, en enero y febrero de 2020, el virus pasó a extenderse sobre todo en las zonas más densamente pobladas de Wuhan.

Eso significa que el virus no estaba circulando de una manera caótica por diferentes puntos -explica el profesor Worobey-. Se originó en el mercado y se expandió a partir de allí”.

¿No puede ser que se encontró en el mercado porque es allí donde se buscaba? Esta duda también se la plantearon los investigadores. “Todos los casos que se investigaron fueron porque estaban hospitalizados. No se sabía inicialmente su procedencia. No se fue por el mercado buscando casos”, añade Worobey.

Además, se buscaron casos lejos del mercado, se comprobaron las fechas de contagio, y todas las pistas volvía a apuntar a que cuanto más cerca del mercado más riesgo de infección en las primeras semanas.

¿Qué animal fue el culpable?

Todas las investigaciones virológicas previas siempre han apuntado al murciélago como el principal reservorio de coronavirus y el más que probable origen del virus de la covid. Pero si no fue un contacto directo, ¿qué animal se contagió del murciélago y contagió luego al hombre?

La investigación no ha permitido confirmar cuál fue el animal que hizo de intermediario entre el murciélago y el hombre

El rastreo de las superficies del mercado no permiten confirmar cuál fue ese animal que hizo de intermediario. Hubo rastros en varios puestos que vendían mapaches, zorros, tejones, pangolínes y que se vendieron las semanas previas a la pandemia.

A lo más que se llegó es que debía ser en la parte occidental del mercado, precisamente donde está la mayoría de puesto de venta de animales salvajes.

Las teorías que apuntan a una conspiración

La idea de que hubo dos posibles líneas de contagios se debe a que hubo dos linajes iniciales del coronavirus circulando. Dos personas se contagiaron casi a la vez. No es extraño. En ese periodo hubo muchas otras infecciones de virus de animales a humanos. Lo que pasa es que ninguna de ellas se convirtió en un virus peligroso y el sistema inmune humano pudo atajarlo por sí solo.

Pese a este detallado informe, la falta de seguridad completa que implica ser rigurosos, no va a cerrar la puerta a los conspiradores.

  • Hay personas que aseguran que el virus se originó en un laboratorio cercano y que se escapó. No explicaría lo de los dos linajes, pero si se quiere puede creerse.
  • Las teorías de que ya había casos mucho antes por China y las autoridades lo callaron pierden fuerza, pero los silencios iniciales de la autoridades chinas, temerosos de la mala publicidad que les podía dar una epidemia, han beneficiado esta teoría.