La OMS alerta: dejar ómicron sin control es un peligro

En pleno debate sobre si empezar a tratar la covid como una enfermedad endémica más, la Organización Mundial de la Salud ha recordado que no poner controles al virus puede provocar la aparición de nuevas variantes que pueden ser más letales.

Actualizado a
Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

La OMS alerta: dejar ómicron sin control puede traer otra variante más mortal
iStock by Getty Images

La Organización Mundial de la Salud está preocupada porque el cansancio de los dos años de pandemia haga que se relajen los controles antes de hora.

Los contagios están más disparados que nunca. Empezamos el año con más de quince millones de nuevos enfermos de covid en todo el mundo.

El mayor número de casos notificados en una sola semana. Y sabemos que están subestimados, hay más”, ha señalado el director general de la OMS, el doctor Tedros Ghebreyesus.

El riesgo de otra variante

En este contexto, la OMS ha querido recordar que cuanto mayor sea el número de contagios, más posibilidades hay de que el coronavirus siga mutando y aparezcan nuevos riesgos.

Ómicron probablemente no será la última variante de la covid", ha advertido el doctor Bruce Aylward, asesor senior de la organización.

  • "Cuanto más circule el virus, más posibilidades hay de que surja una variante más mortal”, ha añadido.

Parece que la gran cantidad de casos de ómicron que cursan con enfermedad leve ha sido la señal que se esperaba para bajar los brazos ante la pandemia.

Aunque cause una enfermedad menos grave que la variante delta sigue siendo un virus peligroso”, ha insistido el director de la OMS.

No es todavía una endemia

El doctor Aylward ha insistido en el poder de contagio que tiene ómicron y la gran crecida de casos.

  • En los treinta años que llevo tratando con enfermedades infecciosas nunca había visto nada igual”, ha dicho este experto.

Ha resaltado que “la curva de la epidemia es asombrosa” y que “hay que hacer todo lo posible para frenar los contagios”.

No hacerlo sería entrar en un terreno de incertidumbres que puede ser muy peligroso. La covid no es una gripe. No se está comportando como una gripe y no sabemos hacia dónde irá.

La OMS ha rechazado que estemos ya en una endemia. “El coronavirus se hará endémico, no hay duda de ello pero no estamos en ese punto aún”, ha puntualizado la epidemióloga Maria van Kerkhove.

No lo es en un país mientras en el resto del mundo sigue habiendo una pandemia”, ha insistido esta especialista de la OMS. Los problemas sanitarios no funcionan así.

¿En qué punto de pandemia estamos?

La OMS, con una visión global de la situación, ha recordado que la ómicron ha aparecido en una zona del sur de África con muy bajo nivel de vacunación. Algo que podría volverse a repetir.

Mientras no se frene el virus a nivel mundial seguiremos en pandemia

  • Estamos en mitad de una pandemia”, ha insistido la doctora Van Kerkhove. No se puede decir que ómicron es el virus esperado, porque es un virus que mata.

En África, más del 85% de las población todavía no han recibido ni una sola dosis de vacuna. No podremos acabar con la fase aguda de la pandemia si no cerramos esta brecha", ha recordado doctor Ghebreyesus.

Parece que hayamos olvidado esto en Europa solo porque ahora tenemos una variante del virus que nos parece más conveniente.

  • El coronavirus sigue matando a 50.000 personas cada semana en el mundo.

Más riesgo por inmunodeprimidos

Uno de los colectivos que supone un mayor riesgo en pandemia es el de los inmunodeprimidos. Las personas en tratamiento por cáncer, los que esperan un trasplante o lo acaban de recibir un órgano, los que estén en tratamiento de hemodiálisis, en tratamiento de VIH, y personas con síndrome de Down.

Además de que están en el grupo de riesgo de sufrir una covid más grave, una consecuencia es que el virus se queda más tiempo en su cuerpo y tener mayores opciones de replicarse y mutar más.

  • Se sospecha que pudo ser en una persona en tratamiento inmunosupresor donde se generó la variante ómicron.

Por eso en este colectivo ya se está priorizando la vacuna, incluso las cuartas dosis en los países donde la vacunación está más avanzada, como es el caso de España.

La OMS no pone trabas a esta estrategia de vacunación. Sí pide que se repartan vacunas a otros países antes de generalizar el uso de terceras o cuartas dosis entre la población de las naciones ricas.