Por Diana Llorens

organizar playa covid19

A partir de esta semana, en muchos lugares de España se podrá volver a disfrutar de las playas gracias a las medidas de flexibilización de la desescalada decretadas por el gobierno.

Así, todas aquellas localidades que están en Fase 2 pueden abrir al público las playas, no solo para practicar deporte, sino también para bañarse y tomar el sol.

Eso sí, se deberán respetar las medidas de higiene de los elementos comunes y asegurar la distancia de seguridad entre personas para que la vuelta a las playas se haga de forma segura.

Así lo ponen de manifiesto el documento de recomendaciones sobre el uso de las playas que ha publicado en Ministerio de Sanidad y las indicaciones publicadas en el BOE.

Virus en la arena y las zonas de baño

No existe evidencia de que el virus permanezca infeccioso en agua salda ni en la arena. De hecho, el agua salada se considera un agente biocida. En la arena, la acción conjunta de la sal del agua de mar, la radiación ultravioleta solar (UVB) y la alta temperatura que puede alcanzar la arena son favorables para la desactivación del virus.

Por otro lado, aunque se ha detectado el genoma del virus en las heces, no existe evidencia científica en estos momentos de la transmisión del virus a través de las heces. Además, las investigaciones sugieren que los coronavirus son sensibles a los procesos de tratamiento de aguas residuales.

Así, las principales vías de transmisión de la COVID-19 siguen siendo el contacto directo con personas infectadas a través de gotas respiratorias y el contacto indirecto con superficies en el entorno inmediato o con objetos utilizados por una persona infectada por el virus.

LIMITACIÓN DEL AFORO Y DISTANCIA DE SEGURIDAD

  • Los ayuntamientos podrán establecer limitaciones tanto de acceso, que será gratuito, como de aforo en las playas para asegurar que se respeta la distancia de seguridad de al menos 2 metros. (Para calcular el aforo máximo de la playa, se establece que cada bañista ocupa una superficie de 4 metros cuadrados. Además, se debe descontar una franja de como mínimo 6 metros a contar desde la orilla en pleamar.)
  • También se podrán establecer límites en los tiempos de permanencia en las playas, así como en el acceso a los aparcamientos para facilitar el control del aforo de las playas.
  • La ubicación de las tumbonas, sombrillas y otros elementos personales deberá garantizar el perímetro de 2 metros respecto a las otras personas (salvo que sean personas convivientes). Sanidad recomienda que los ejes de las sombrillas se instalen a una distancia no inferior a 4 metros.
  • Se permite el uso de duchas y lavapiés al aire libre, aseos, vestuarios y otros servicios públicos similares. Sin embargo, su ocupación máxima será de una persona (salvo personas que necesiten asistencia). Deberá reforzarse la limpieza y desinfección de los aseos.
  • El ayuntamiento podrá dividir la playa en parcelas para asegurar que se respeta la distancia social, aunque se recomienda que no se hagan obras para realizar esta parcelación y se opte por elementos con el mínimo impacto en el ecosistema costero (por ejemplo, con materiales naturales como la madera).
  • Las personas que realicen paseos por la orilla deberán respetar también los espacios de distanciamiento social.
  • En aquellas playas en las que haya un fuerte viento de forma habitual, se aconseja que se establezcan distancias de separación entre personas superiores a los 2 metros.

Higiene

La higiene de las zonas comunes es fundamental de cara a la temporada de verano. Sanidad ha establecido las siguientes medidas:

  • Los ayuntamientos deberán asegurar que se hace una limpieza y desinfección de las instalaciones de las playas como tumbonas, sombrillas, asientos, y, en general todo el mobiliario urbano (barandillas, papeleras, pasos de acceso al agua, duchas) e instalaciones de recreo. Para ello, se deberán usar sustancias que no resulten perjudiciales para el medioambiente.
  • Las tumbonas de uso rotatorio se deberán limpiar y desinfectar cuando cambien de usuario.
  • Se deberá hacer una limpieza diaria de la arena de la zona de baño, haciendo especial hincapié en la retirada de los residuos orgánicos e inorgánicos. No se aconseja la desinfección de la arena porque la acción conjunta del sol, la temperatura y la sal es favorable para la desactivación del virus.
  • Los responsables de elementos deportivos como motos de agua, hidropedales, etc. deberán hacer especial hincapié su higiene y desinfección antes de cada uso.

Información a los bañistas 

En la playa habrá cartelería visible para recordar a los bañistas las normas de higiene y prevención del contagio.

Ante cualquier síntoma, deberán abandonar la playa o zona de baño.

Propuestas de los ayuntamientos

Algunos municipios ya se avanzaron a la normativa del gobierno y lanzaron sus propuestas:

  • Sanxenxo: El ayuntamiento propone reducir el aforo de la playa de Silgar entre un 50 y un 75% y dividirla en cinco sectores y 780 cuadrículas de 3x3 metros para garantizar la distancia de seguridad. Estos espacios estarán marcados con estacas de madera clavadas en la arena y unidas por cuerdas y podrán albergar 2 bañistas, lo que asegurara un espacio de 4,5 metros cuadrados para cada persona. También se reservarán unas zonas separadas para pasear y para que los niños puedan jugar.

Lloret dividirá las playas en zonas para mayores, familias con niños y adultos

  • Lloret de Mar: Este municipio catalán plantea limitar y controlar el aforo de su playas y calas. Se dividirán algunas de sus playas (las más concurridas) en tres zonas: una para las personas mayores, una para las familias con niños, y otra para jóvenes y adultos. Un equipo de 35 personas controlará que se mantienen las distancias de seguridad tanto en la playa como en el agua. Además, se intensificarán las medidas de higiene.

Tags relacionados