Por Pablo Cubí, periodista

¿Es más efectivo el toque de queda impuesto en Francia contra la Covid-19?
iStock by Getty Images

Los contagios de coronavirus se han disparado en Francia de una manera muy acusada.

Si España empezó una significativa subida a principios de julio, en Francia este crecimiento no se notó hasta mediados de agosto. Pero desde mediados de septiembre cogió velocidad y hoy registra una media de casi 18.000 casos diarios. España está ahora en algo más de 9.000.

  • Francia alcanza ya los 322 casos por cada cien mil habitantes.
  • España está en cifras altas pero inferiores, con 270 casos de media.

Los dos países vecinos hemos tenido que imponer medidas duras, sobre todo en zona concretas, pues las diferencias entre regiones son muy significativas.

¿POR QUÉ FRANCIA OPTA POR EL TOQUE DE QUEDA?

Francia ha puesto en marcha una medida tardía aunque muy contundente: el toque de queda desde las nueve de la noche a las seis de la mañana.

Se aplica en la capital, París, y siete ciudades más: Marsella, Ruan, Lyon, Grenoble, Saint Etienne, Montpellier y Toulouse.

Ocho ciudades de Francia se confinan de 9 de la noche a 6 de la mañana

Este confinamiento nocturno tiene una vigencia de un mes, aunque el Gobierno ya plantea que se pueda prolongar hasta diciembre.

Hay excepciones, como la opción de pasear al perro o tener justificación laboral. Y multas para quienes lo incumplan de a partir de 135 euros.

La decisión se produce ante la evidencia de que se dispara la ocupación de centros sanitarios. El Gobierno ha reconocido que a este ritmo de contagio no habría tiempo de aumentar las capacidades hospitalarias.

ESPAÑA SIGUE UNA MEDIDA SIMILAR

Pese a que pueda sorprender, “el toque de queda no es tan diferente de las medidas que plantean en España”, explica el doctor Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias.

Los territorios españoles con mayor incidencia están proponiendo cierre total de bares o al menos a partir de las diez de la noche.

El impacto es parecido a un toque de queda parcial. Si no hay un lugar adonde ir, solo quedan los jóvenes que se junten en un parque o plaza”, apunta el doctor. “En España el control de ocio nocturno hace por tanto el mismo efecto”, añade.

LA GESTIÓN ESPAÑOLA ES MENOS CENTRALIZADA

Hay que recordar que la dirección de la gestión sanitaria es muy diferente en un país u otro.

  • En Francia está mucho más centralizada y se ha tomado la medida de un modo general, desde París. Eso sí, se ha limitado la norma a unos territorios específicos.
  • En España es cada Comunidad Autónoma la que tiene la iniciativa, aunque se coordinan políticas a través del Gobierno y un centro interterritorial. Eso hace que algunas medidas sean muy diferentes en un territorio u otro.

El doctor Simón no descarta que aquí se haga un toque de queda

No obstante, el doctor Simón no ve con malos ojos que en España se aplicara el toque de queda: “Todas las medidas que vayan encaminadas a los momentos de mayor probabilidad de transmisión me parecen bien”.

El ocio nocturno es uno de los que ha creado mayores brotes de contagios en el pasado.

LOS BARES ABIERTOS DE DÍA CREAN POLÉMICA

Si hay bastante consenso en que las discotecas y salas de fiestas dan más pie al riesgo de contagio, la idoneidad de cerrar o no los bares de día crea más polémica.

Francia no se ha planteado en ningún momento su cierre. En España va por zonas.

  • Cataluña ha cerrado los bares y restaurantes mientras Madrid, con más casos, los mantiene abiertos.
  • Málaga ha cerrado la Universidad y, sin embargo, permite que los bares sigan abiertos.

El doctor Simón puntualiza que cada situación es diferente y recuerda que Madrid tiene restricción de movilidad con confinamientos perimetrales y Cataluña no. No obstante, admite que la situación de Málaga no es tan clara.

No debemos penalizar al evento que lo hace bien, por el riesgo que pueda haber luego -apunta-. A veces se sobreactúa y se cierra, por ejemplo, la Universidad, para evitar que se vaya al bar de al lado.“ Un bar que sí está abierto.

Pues preferiría que junto al cierre de las universidades se cerrara también los bares”, concluye el doctor Simón.

Tags relacionados