Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

¿Es el momento adecuado para quitarnos las mascarillas en exteriores?
iStock by Getty Images

Desde el 26 de junio el uso de la mascarilla en el exterior deja de ser obligatorio siempre que no haya aglomeraciones y podamos mantener las distancias.

Era una medida que muchos médicos ya solicitaban desde hace tiempo. La gran mayoría de los epidemiólogos y virólogos confirmaban que las posibilidades de contagio en el exterior eran muy bajas. Con la incidencia actual del coronavirus el riesgo era aún menor.

El debate no está en la medida concreta, sino en todo lo que conlleva. Algunos profesionales sanitarios temen que el relajar esta medida hará que mucha gente la relaje en otros ámbitos:

  • No se pongan la mascarilla cuando hablen cerca unos de otros en las terrazas y bares.
  • No la lleven al entrar en los locales cerrados o transporte público, donde sigue siendo obligatoria.

¿Qué dicen los que están en contra?

Yo habría preferido que el Gobierno esperara un poco más”, sostiene el epidemiólogo Quique Bassat, investigador de ISGlobal.

La pandemia no ha acabado. Aún hay mucha gente susceptible de contagiarse e incluso entre los vacunados la eficacia no es al cien por cien.

Algunos médicos temen que se relaje totalmente el uso de mascarilla

En cuanto las eliminamos del exterior perderemos una herramienta muy útil de la pandemia”, ha adelantado el doctor Bassat.

Para este especialista, no se debería haber eliminado hasta llegar al menos a uno de estos dos niveles:

  • Un 75% de población vacunada.

Está de momento al 30%. Incluso al ritmo actual, no es probable a final de mes se haya llegado al 50%.

  • Una incidencia acumulada de 25 casos por cien mil habitantes.

A finales de junio se calcula que estaremos aún en torno a los 90 casos.

El riesgo de los contagios silenciosos

Otra ilustre especialista, la viróloga del CSIC Margarita del Val es más laxa cuando salimos al campo o a la playa. Pero no en “cascos urbanos antiguos o zonas peatonales, que puede haber más aglomeración”.

Cuando se relaja una medida se han de tener más presentes las otras que siguen vigentes”, ha insistido cada vez el doctor Fernando Simón, coordinador director de alertas sanitarias.

  • El tema de las distancias lo tenemos prácticamente olvidado”, se ha quedado la doctora Del Val.

Según esta viróloga corremos el riesgo de que haya un “contagio silencioso”. Personas vacunadas, que ya no son sintomáticas y que, no obstante, pueden contagiarse y contagiar.

¿Qué dicen los que están a favor?

Algunas comunidades han mostrado sus reticencias, como es Andalucía, y que ha amenazado con no seguir la recomendación. Aunque mayoritariamente el cambio de norma del Gobierno ha sido bien acogida por los responsables sanitarios de las otras.

  • Han presionado a favor especialmente, Galicia, Cataluña y Castilla-La Mancha.

El riesgo de contagios en espacios exteriores es menos de un 10%”, apunta el doctor Antoni Trilla, epidemiólogo del hospital Clínic de Barcelona.

En exteriores, el riesgo de contagio baja a un 10%

Con los actuales niveles de protección vacunal y la reducción de casos no tendría que suponer un problema.

El uso cotidiano de la mascarilla también se ha demostrado absurdo en algunos contextos. La gente iba por la calle con mascarilla y en cuanto entraban en un restaurante o en un bar y se encontraban con amigos se la quitaban.

En la práctica del deporte en grupo, si no son convivientes también es aún obligatoria. No obstante, su uso era muy laxo.

Qué hacen el resto de países

El uso de la mascarilla en exteriores no ha sido ni mucho menos generalizado en toda Europa.

  • Hay países como Alemania y Suecia donde nunca ha sido obligatorio. Y el Reino Unido la retiró ya en abril. Más cerca, la vecina Portugal, tampoco obliga.

En general, todo el norte de Europa había dejado de exigir la mascarilla. Francia ha sido la última en adoptar la medida este junio.

  • Otros países van más allá. Dinamarca no la exige ni en el transporte público, si no está lleno. Y Austria la retira de espacios cerrados el 1 de julio.

Solo Grecia, Italia son países de peso en la UE que aún exigen el uso de la mascarilla en espacios abiertos.

Por lo que se refiere al resto del mundo, China hace mucho tiempo que mantiene su cultura de llevarla exclusivamente si una persona está enferma. También en países más aislados, como Australia y Nueva Zelanda hace tiempo que se descartó.

En Estados Unidos también se levantó la obligatoriedad en exteriores conforme se avanzó en la vacunación.