Por Pablo Cubí, periodista

Sanidad confirma que no ha habido efecto Semana Santa pero hay miedo a las UCI
iStock by Getty Images

Dos semanas después de que concluyeran los días festivos, las cifras consolidadas confirman que en España no ha habido el tan temido "efecto de Semana Santa".

  • Tenemos que estar satisfechos con cómo hemos respondido al incremento de las últimas semanas”, ha señalado el doctor Fernando Simón, director coordinador de alertas sanitarias.

Desde Sanidad están aliviados, porque era previsible un nuevo y preocupante aumento de casos. “Ese aumento excesivo no se ha visto”, ha añadido.

La cuarta ola puede ser “olita”

En tres comunidades autónomas ha crecido la incidencia de Covid de manera preocupante: Madrid, Navarra y País Vasco. El riesgo máximo es de 250 casos por cien mil habitantes y las tres rondan los 400 casos.

La media de casos es aún alta pero la subida es suave

El resto de comunidades, sin embargo, están estables o incluso bajan ligeramente.

  • La media nacional nos sitúa en 230 casos por cien mil habitantes. Es alto y es más de los 213 de final de la semana pasada.

No obstante, son buenas noticias, viniendo de donde veníamos. “Es una subida más suave y que puede hacer que en lugar de cuarta ola tengamos una olita”, ha aclarado el doctor Simón.

Los factores que nos benefician

¿Qué ha cambiado para que estemos así? No hay una única explicación. El coordinador de alertas ha apuntado tres aspectos:

  • La vacunación. Es lenta y no basta para parar ahora la pandemia. Pero se nota. Ya hay 20% de españoles inmunizados al menos con una dosis.

A lo que hay que añadir que antes de la tercera ola ya había un 10% de población contagiada y con inmunidad natural. "Son cifras significativas que ya influyen".

  • Las medidas de reducción de movilidad. Los cierres perimetrales de las comunidades, el toque de queda, la prohibición de procesiones…

Todas esas medidas han sido duras y han tenido un impacto positivo en la transmisión.

  • La actitud de los ciudadanos. No nos quedemos con las imágenes de gente llenando terrazas sin mascarilla. Somos muchos y donde se ve el buen comportamiento en millones de pequeños detalles. Amigos que hace tiempo que siguen sin verse o que quedan solo en lugares abiertos.

Agradezco el esfuerzo a la población”, ha dicho el doctor Simón. Hay que saber valorar cuando las cosas salen bien. No nos relajemos ahora, que estamos tan cerca del final. La previsión es buena, porque va a seguir el ritmo de vacunación. Se espera que se siga frenando la transmisión.

El gran riesgo está en las UCI

El mayor problema se concentra ahora en las Unidades de Cuidados Intensivos. Aquí sí que las autoridades sanitarias se han visto negativamente sorprendidas.

Justo antes de las vacaciones de Semana Santa las UCI no solo no bajaban, sino que ya empezaron a notar un incremento preocupante.

Madrid y La Rioja tienen una gran saturación hospitalaria

¿Por qué? En primer lugar, porque no hay tanta mortalidad. Es una buena noticia. Lo que pasa es que los pacientes permanecen más tiempo hasta que se recuperan.

  • Esperamos que el pico de las UCI de esta nueva ola se observe a final de mes”, ha dicho el doctor.
  • Ahora la ocupación en la unidad de críticos es de casi un 23% de media en España.

De nuevo, hay gran disparidad entre comunidades. En la parte alta, La Rioja está a punto de llegar al 42% de ocupación y Madrid supera el 40%.

En el otro extremo, tenemos la isla de Menorca, que con 25 casos y solo uno en la UCI vive ya una casi total normalidad. También Lugo es un territorio prácticamente libre de Covid.

¿Qué pasará tras el estado de alarma?

Desde Sanidad lo que dejan muy claro es que estamos cerca del final, pero no es el final. Y el hecho de que en mayo decaiga el estado de alarma no es indicio de nada.

No significa que podamos ya olvidarnos de las medidas –ha recordado el doctor Simón–. No habrá confinamiento autonómico, ni toque de queda general, pero se podrán mantener estas medidas en territorios más pequeños”.

Estamos aún lejos de tener una inmunidad suficiente para bajar más las restricciones. Estamos entorno al 8% de población con las dos pautas de la vacuna.

No olvidemos demasiado pronto, como ya nos pasó el verano pasado y otra vez en Navidad.

Tags relacionados