Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

Las diferencias de hacer test en la nariz o en la boca
iStock by Getty Images

Desde el principio de la pandemia se nos ha dicho que las pruebas diagnósticas para detectar los casos lo más rápidamente posible eran una herramienta clave para frenar los contagios.

Ya tenemos pruebas rápidas y eficaces. Cuando empezábamos a acostumbrarnos a las molestas muestras de la nariz y laringe (nasofaríngea), también se ha simplificado con pruebas de saliva.

  • ¿Son todas igual de fiables y efectivas? La respuesta es que no.

La PCR sigue siendo la prueba más fiable que la rápida de antígenos. Aunque no en todo. Depende de lo que busquemos.

Es más fiable la PCR o el test de antígenos

Hemos de empezar por distinguir qué dos tipos de fiabilidad se miden:

  • La sensibilidad es la capacidad de detectar el virus en la persona. Si tienen una baja sensibilidad, pueden dar negativo muchas personas que sí están contagiadas.
  • La especificidad es el nivel de eficacia para detectar que no hay virus en la muestra. Si la especificidad es baja puede dar muchos positivos que no son verdad y mucha gente se aísla innecesariamente.

"La Unión Europea recomienda test de antígenos con una sensibilidad del 90% y una especificidad del 97%", explica la Agencia Española del Medicamento.

En comparación, las PCR tienen una sensibilidad de más del 97% y una especificidad del 89%.

Con el test de saliva hay más riesgo de que no se extraiga suficiente carga viral para dar positivo

Es decir, la PCR detecta prácticamente todoslos contagiados, pero también da algún que otro positivo que ya no está infectado.

Entre las diversas marcas de test de antígenos también hay diferencias notables, aunque todas las que están aceptadas por la UE se consideran adecuadas (en las cajas están las letras CE).

¿Es mejor de saliva o nasofaríngea?

La PCR es un método que detecta el genoma del virus. Y es tan sensible que incluso detecta restos de coronavirus cuando la persona ya ha pasado la infección y los virus ya no son infectivos.

  • El problema es que se ha de llevar al laboratorio y el resultado tarda varias horas. Más si hay colapso de pruebas.

La aparición de la PCR de saliva hace más fácil la extracción de la muestra. Se trata de escupir en un tubito, por lo que la muestra la puede recoger uno mismo y dejarla en el laboratorio sin hacer colas.

Sin duda la muestra de saliva es menos molesta. Y si se hace bien tiene la misma eficacia la PCR de saliva que la nasofaríngea.

También en el caso de los test de antígenos de saliva ocurre algo parecido. Los de saliva son más cómodos, pero la extracción de muestra crea dudas.

Los fabricantes defienden que la extracción de la muestra nasal también se puede hacer mal. Y en todo caso, algunos expertos dicen que la mejor muestra es la de garganta, no la de nariz. Y hoy en casa solo se coge muestra nasal.

Problemas de las pruebas de saliva

La extracción de saliva exige una preparación que no se pedía antes:

  • No se puede comer, beber, fumar o mascar chicle 30 minutos antes de realizar la prueba.
  • Hay que beber agua 10 minutos antes de la toma de muestra para limpiar de restos la boca.
  • No puedes llevar crema o pintalabios, ya que pueden interferir en la PCR.

Por ejemplo, se ha comprobado que restos de zumo de naranja crea un falso positivo en el test de antígenos.

  • La saliva no puede ser superficial sino del fondo de la garganta.

A veces es difícil conseguir una buena muestra de niños pequeños, que no saben hacerlo bien. Y de ancianos, que tienen la boca más seca, y les cuesta extraer la muestra.

Cuál es el mejor test de antígenos

Los test de antígenos tienen una sustancia química que detectan las proteínas del coronavirus. Bien hecho tienen gran fiabilidad.

El Centro para Investigación de Infecciones, con sede en Berlín, presentó un análisis con las principales marcas que se están comercializando en la Unión Europea.

Los test no se han de hacer en seguida, sino a los cuatro días del contacto o al aparecer síntomas

Las diferencias no fueron muy grandes, pero sí hay calidades diferentes. Entre los mejores casi todos son nasales, aunque también hay algunos de saliva, como el de la marca Tigsun.

El problema mayor está en las muestras. Los mismos problemas que se plantea para la PCR surgen con el test de antígenos.

En saliva la carga viral es menor que en secreciones nasofaríngeas, por lo que en caso de baja carga viral (bajo número de virus en la muestra) la sensibilidad del test es menor”, explica la agencia del medicamento.

Cuándo se debe hacer el test

Otro factor que tener en cuenta es cuándo se toma la muestra para estar más seguros. Si se está contagiado, cuando haya suficiente carga viral.

Algunas personas corren a hacerse un test en cuanto saben que han sido contacto de un positivo.

  • Al principio de la infección es casi seguro que el test saldrá negativo porque no hay suficiente carga viral.

Deben realizarse en los 5 primeros días desde la aparición de síntomas, cuando la carga viral está en su punto más álgido”, explican desde la Agencia del Medicamento.

En todo caso, hay que esperar al menos 3-4 días desde el contacto para hacer la primera prueba fiable. En el caso de la PCR a partir de los 3 días ya es suficiente.

Más allá de los siete días, puede que la carga viral haya bajado demasiado para que se detecte y tampoco es válido el test.