Por Pablo Cubí, periodista

¿Puedes ponerte dos vacunas diferentes contra el coronavirus?
iStock by Getty Images

Las autoridades sanitarias insisten en que, si te has puesto una primera dosis de un tipo de vacuna la segunda dosis ha de ser de la misma vacuna. Sin embargo, la regla no es tan tajante.

  • En el Reino Unido se permite que en casos excepcionales se pueda mezclar vacunas. Es decir, recibir una primera dosis de una y la segunda, tres o cuatro semanas después, de otra.

Esta mezcla podría tener cierta lógica por lo que se refiere a las vacunas de Pfizer y Moderna que utilizan el mismo sistema para conseguir la inmunidad, el llamado ARN mensajero.

Pero el Reino Unido tiene autorizada también la vacuna de Oxford-AstraZeneca, que sigue un sistema distinto, el de las llamadas vacunas recombinantes.

¿EN QUÉ CASOS SE PUEDEN MEZCLAR VACUNAS?

La mezcla no es lo recomendable. Las autoridades sanitarias británicas insisten en que estamos hablando de un procedimiento en casos muy excepcionales.

¿Cuándo se podrán poner? Se plantean dos supuestos:

  • Si se ha agotado el suministro del tipo de vacuna de la primera dosis y se ve dificultades para poder suministrar en un futuro inmediato.
  • Si, por un fallo administrativo, se desconoce de qué tipo de vacuna era la primera dosis.

Se considera que siempre es un mal menor recibir otro tipo de vacuna que dejar a la persona con una sola dosis.

Las autoridades sanitarias británicas admiten que no hay estudios claros

Pese a que una dosis ya aporta cierta protección, algunos cálculos llegan a una efectividad de cerca del 50%, los epidemiólogos creen que no se han comprobado suficientes casos para estar seguros.

  • La responsable de la sanidad británica, la doctora Mary Ramsay, ha reconocido que “no hay evidencia científica clara sobre la combinación de vacunas, aunque hay varios estudios analizándolo”.

Y remarcan que están hablando de casos en que la persona tiene “un riesgo alto e inmediato” de poder contagiarse.

YA HAY ENSAYOS DE MEZCLAS EN MARCHA

La mezcla de vacunas no es una práctica extraña, sino algo habitual en el mundo sanitario.

Se hacen pruebas para comprobar cuál es la combinación más adecuada y eficiente, dado que todas las vacunas buscan el mismo objetivo: activar al máximo el sistema inmunológico contra una enfermedad, en este caso la Covid-19.

  • El estudio de las vacunas no se acaba el día que empieza su distribución.

Muchas de las vacunas que nos ponemos hoy son el resultado de esa evolución.

En estos momentos ya se ha publicitado al menos un ensayo en humanos mezclando vacunas. Se trata de la rusa Sputnik y la vacuna de Oxford. Ambas tienen la misma técnica.

Hoy día hay voluntarios rusos poniéndose dosis de las dos, para observar si se consigue una mejor protección. Este ensayo y los casos puntuales de combinación de vacunas que se puedan dar en el Reino Unido darán una información interesante a los científicos.

LA AGENCIA EUROPEA LO DESACONSEJA

La Agencia Europea del Medicamento, encargada de aprobar las vacunas en la UE, se ha mostrado muy conservadora respecto a cualquier prueba fuera de los datos aportados por los ensayos clínicos.

  • Explícitamente ha dicho que las dos dosis "deben ser de la misma vacuna", como así se ha hecho en las pruebas previas a la distribución.
  • También desaconseja que se retrase la segunda dosis de la vacuna.

Como sabes, todas estas vacunas se ponen en dos dosis, y entre una dosis y otra hay que esperar tres o cuatro semanas.

El debate ha surgido porque algunos estados, como Bélgica o Alemania, prefieren poner todas las vacunas de que dispongan y esperar que lleguen nuevas remesas para poner la segunda dosis. El riesgo es que no lleguen las dosis a tiempo y se tengan que retrasar.

Otros países, como España, más cumplidores con la norma estricta, ponen una dosis y dejan la segunda dosis ya en reserva para asegurar que cada persona tendrá esa segunda el día en que le toque.

LA AGENCIA DE EE.UU. ES AÚN MÁS DURA

La Agencia Europea no prohíbe explícitamente que se retrase. Eso sí, recuerda que “cualquier cambio en el método de administración necesitaría de datos clínicos para poder autorizarlo”.

Mas dura ha sido la reacción estadounidense. La Agencia Americana del Medicamento, la FDA ha avisado que cambiar dosis “pone en riesgo la salud pública”. Advierte que puede socavar los esfuerzos para conseguir la inmunidad mundial contra el coronavirus.

Es prematuro sugerir cambios en las dosis”, añaden en un comunicado, “y no se basan sólidamente en la evidencia disponible”.

Tags relacionados