Por Pablo Cubí, periodista

italia menos contagios espana

El coronavirus vuelve a castigar a Europa, con aumentos en casi todos los países. Era previsible y anunciado que podía pasar con el final de las vacaciones.

Pero hay diferencias evidentes. Según los datos del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), nosotros multiplicamos por diez las cifras de Italia.

  • España está en cabeza de Europa, con una media cercana a los 300 casos por cada cien mil habitantes en las últimas dos semanas.
  • Italia, en este mismo periodo, tiene una media de 33 casos. Y la situación es aún mejor en las regiones del sur.

¿QUÉ NOS DIFERENCIA DE ITALIA?

Somos dos países cercanos, que por carácter y número de población son muy parecidos. Estamos además muy vinculados históricamente. Aunque no hay conexión fronteriza directa, sí hay mucha interrelación.

Pese a nuestra similitud mediterránea no somos exactamente iguales

¿Por qué entonces tenemos situaciones tan diferentes?

La explicación de qué ha hecho bien Italia o qué hemos hecho mal nosotros no es sencilla.

Los especialistas no se acaban de poner de acuerdo, aunque coinciden en que seguramente no hay un único factor determinante.

Aunque hay aspectos muy comunes, caracteres parecidos entre los países del área norte del Mediterráneo, probablemente hay aspectos diferenciales”, explica el doctor Josep Maria Jansà, responsable del área de respuesta del ECDC.

Aspectos como:

  • Una forma diferente de disfrutar del ocio.
  • Diferencias en la manera de comunicarnos.
  • La manera de agruparnos.
  • La intensidad en que celebramos las fiestas.

No tenemos ningún dato concreto que nos sirva de evidencia”, recalca el doctor. Pero son elementos que podrían explicar en parte la situación.

UN BUEN SEGUIMIENTO DE CONTACTOS

Posiblemente la dinámica en el seguimiento de contactos también ha influido”, añade el doctor Jansà.

En España ha habido muchas críticas sobre la capacidad real de las administraciones para hacer los seguimientos de los casos estrechos de las personas que dan positivo.

Además, aquí hubo inicialmente un problema grave con el colectivo de los trabajadores temporeros que provocaron focos de transmisión muy grandes y que no se ha visto en Italia.

Son un conjunto de factores que hacen que en Italia, pero también en Grecia, se marquen diferencias respecto a España”, concluye el experto del ECDC.

LO QUÉ PASO CON LA PANDEMIA DE 1918

No son los únicos elementos que se barajan. Además de costumbres sociales y mejores capacidades de actuación epidemiológica, puede haber factores sobre los que no podemos hacer nada.

Es lo que plantea el doctor Santiago Moreno, jefe de Enfermedades Infecciosas del hospital Ramón y Cajal, en Madrid.

Una desescalada más lenta suaviza la segunda ola

En la gran pandemia de 1918, la segunda ola varió en tamaño y mortalidad entre países en función del tiempo que estuvieron en confinamiento y la velocidad de desescalada”, explica el doctor.

En las regiones o ciudades donde la desescalada fue más segura tuvieron segundas oleadas más breves y de menor mortalidad.

Aplicado a la actualidad, Italia entraría dentro de esta lógica, pues se confinó bien y tardó en volver a la normalidad.

Sin embargo, en España también tuvimos una desescalada modélica y a final de junio los brotes estaban bastante controlados.

¿LA GEOGRAFÍA O LA GENÉTICA INFLUYEN?

No creo que podamos pensar que radica todo en que nuestros servicios de salud pública lo han hecho peor a posteriori”, explica el doctor Moreno.

"Ha influido alguna razón biológica o geográfica"

Seguramente haya alguna otra razón que pueda incidir en ese número de infecciones y que aún no se ha descubierto ni planteado. “Estoy convencido de que alguna razón biológica o geográfica epidemiológica ha influido también”, añade el infectólogo.

Ese tipo de diferencias deberían concretarse.

  • Por ejemplo, el hecho de que haya una zona montañosa más poblada, ¿puede haber beneficiado? ¿O quizá su forma más estrecha y alargada que dificultan más la movilidad?
  • Quizá algún factor genético de la población o el tipo de cepa del coronavirus mayoritaria allá que no se ha tenido en cuenta.

Son solo posibles pistas. Hasta que no pase más tiempo y se analicen con calma todas las circunstancias no podremos saberlo.

Tags relacionados