Diana Llorens

Periodista

vacunacion va lenta
iStock by Getty Images

La vacunación contra la Covid-19 empezó en España (y el resto de Europa) el pasado día 27 de diciembre y, según el Ministro de Sanidad, Salvador Illa, la previsión era que "entre mayo y junio habrá entre 15 y 20 millones de españoles vacunados".

  • Sin embargo, diversos factores han enlentecido el ritmo de vacunación previsto.

Hasta el pasado sábado, en la Comunidad de Madrid se habían administrado solo el 6% de las vacunas previstas y en Catalunya el 13%.

De hecho, la vacunación empezó ya con retraso, no solo en España, sino en toda Europa, porque el primer gran lote de vacunas se retrasó un día por problemas logísticos de Pfizer.

Las particularidades de la vacuna

La vacuna de Pfizer y BioNtech presenta diversos retos que complican su distribución y administración.

  • Por un lado, se conserva a una temperatura muy baja, a -70 °C, durante 30 días. Una vez descongelada se puede mantener durante un máximo de 5 días entre 2 y 8ºC, por lo que se debe planificar bien su distribución.
  • Además, los viales contienen cinco dosis, por lo que se debe coordinar bien la vacunación para no perder ninguna.

Las restricciones y el cierre fronteras provocado por la nueva cepa del virus detectada en Reino Unido provocó, según han informado desde la Generalitat de Catalunya, que muchas de las neveras recomendadas para conservar la vacuna entre 2 y 8 ºC quedaran retenidas durante unos días en el túnel de Calais, en la frontera entre Reino Unido y Francia.

Consentimiento informado

La vacuna no es obligatoria y por lo tanto para poderla administrar se requiere que la persona firme un documento de consentimiento.

En el caso de las personas que se encuentran en residencias (el primer lugar donde se están administrando las vacunas), a menudo se tiene que pedir el consentimiento a los familiares porque los residentes no tienen la capacidad para darlo.

  • Esto retrasa, según han indicado las autoridades sanitarias de Catalunya, el proceso de administración de las vacunas.

Además, según ha informado el viceconsejero de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, se han topado con la dificultad para vacunar en residencias donde se han ausentado muchos mayores para pasar las fiestas con sus familias.

¿hay Falta de personal?

El personal sanitario está saturado por el aumento de casos y de la presión sanitaria en los hospitales en esta segunda ola de la pandemia.

Ahora, además, se suma la vacunación contra la Covid.

En algunas comunidades se ha pedido la colaboración de personal de enfermería voluntario que acuda a las residencias.

  • Su coordinación presenta algunas dificultades puesto que se requiere un entrenamiento específico y, además, en muchos casos deben hacerlo a parte de su jornada laboral normal.

El inicio de la campaña de vacunación ha coincidido con los días de merecido descanso de estos profesionales que han estado en la primera línea de la pandemia.

En este sentido, Cataluña ya ha anunciado que a partir de ahora y para poder cumplir los objetivos marcados, vacunará todos los días, incluidos los festivos.

  • Además se empezará ya a vacunar en paralelo al personal sanitario, sin esperar a que todas les personas de las residencias la hayan recibido para intentar acelerar el proceso de inmunidad de la población.

Israel, el país con la tasa de vacunación más alta

Israel es el país que ha vacunado a un porcentaje más alto de su población, seguido de Baréin, Reino Unido y Estados Unidos.

  • Más de 1 millón de personas en Israel han recibido ya la vacuna en este país de casi 9 millones de personas.
  • Esto significa que 12,59 personas de cada 100 han recibido ya la vacuna, de acuerdo con la recopilación de datos del sitio web Our World in Data.

¿Cómo han logrado esta tasa tan alta? Por un lado, la vacunación se inició antes que en Europa, el 19 de diciembre. Israel negoció con Pfizer y BioNTech el suministro de la vacuna al inicio de la pandemia, por lo que ha podido obtener un mayor número de vacunas antes que otros países.

Por otro, el sistema de salud de Israel está muy digitalizado y todos los ciudadanos están obligados, por ley, a registrarse en un proveedor de atención médica reconocido, lo que permite contactar e informar a la población de forma sencilla.

De hecho, se han enviado SMS a todas las personas mayores de 60 años o con enfermedades de riesgo para que puedan concertar una cita para vacunarse.

Se ha organizado la logística de aviso a la población y la de reparto de una forma más eficaz

Además, Israel ha podido subdividir los envíos de la vacuna para que lotes más pequeños llegaran a las comunidades en sitios remotos.

También se han llevado a cabo campañas a favor de la vacunación y está previsto instaurar un “pasaporte verde” que permita acceder a determinados sitios culturales a quienes ya estén vacunados.

Actualmente el ritmo de vacunación es de 150.000 personas al día y se prioriza a los mayores de 60 años, los profesionales sanitarios y las personas con enfermedades que les hacen más vulnerables a la Covid-19.

El Gobierno de Israel espera que, a este ritmo, en febrero ya puedan empezar a vislumbrar el din de la pandemia.