Por Diana Llorens

¿Qué es la mucormicosis u hongo negro?
iStock by Getty Images

La mucormicosis, conocida popularmente como “hongo negro”, es una infección fúngica que puede resultar muy grave, aunque es poco frecuente.

Identificar sus signos a tiempo puede ser fundamental para evitar secuelas serias o incluso la muerte.

Médicos de la India, el país actualmente más afectado por la pandemia de Covid, han alertado en las últimas semanas de un aumento de casos en personas con Covid o que habían pasado recientemente la enfermedad.

Causas de la mucormicosis

La mucormicosis está causada por hongos que pueden encontrarse en la materia orgánica en descomposición, de acuerdo con información de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.

Pueden estar en sitios tan comunes como el pan, alimentos en descomposición, tierra o abono, y aunque la mayoría de nosotros puede entrar en contacto con ellos sin mayores consecuencias, sí pueden causar problemas en algunas personas, por ejemplo:

  • Diabéticos (especialmente con la enfermedad mal controlada).
  • Personas en tratamiento con fármacos que debilitan el sistema inmune como los esteroides.
  • Con enfermedades que debilitan el sistema inmune como la leucemia.
  • Con desnutrición.

La infección ocurre cuando la persona inhala las esporas de los hongos y afecta a la nariz (los senos paranasales), los pulmones y el cerebro, aunque también puede involucrar otras partes del cuerpo. En casos raros, la infección puede entrar a través de un corte o herida en la piel.

¿Qué relación tiene con la Covid?

Los médicos que han tratado a los casos recientes de mucormicosis en la India relacionan el aumento con el uso de esteroides, un medicamento que se da con frecuencia a los enfermos graves de Covid porque reduce la inflamación en los pulmones y ayuda a controlar la enfermedad.

Sin embargo, los esteroides también afectan al sistema inmune y aumentan los niveles de glucosa en sangre (tanto en las personas diabéticas como en las que no lo son). Y es precisamente esto lo que podría estar detrás del aumento de casos de mucormicosis en la India.

El Consejo Indio de Investigación Médica (ICMR), organización líder en investigación biomédica financiada por el Gobierno de la India, compartió el pasado domingo claves para ayudar a identificar y tratar la enfermedad, en la que destacan como factores que predisponen a la infección “la inmunosupresión causada por esteroides”, “la diabetes mal controlada” o una “estancia prolongada en la UCI”, entre otros.

  • En España por el momento no se ha notificado ningún caso de infección por hongo negro.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los principales síntomas son dolor y enrojecimiento alrededor de los ojos o la nariz, fiebre, dolor de cabeza, tos, falta de aire y estado mental alterado.

También pueden darse otros síntomas en función de la zona a la que afecte la infección.

  • Mucormicosis rinocerebral: afecta a la nariz y el cerebro. Los síntomas suelen consistir en congestión nasal (sinusitis), hinchazón de los ojos, dolor de cabeza y fiebre. También pueden formarse costras oscuras dentro de la nariz. Posteriormente puede causar una inflamación cerebral o coágulos de sangre en el cerebro.
  • Mucormicosis pulmonar: consiste en una neumonía que se puede complicar rápidamente y afectar a otros órganos como el corazón o el cerebro. Los primeros síntomas son tos (que en algunos casos puede ocurrir con sangre), fiebre y problemas para respirar.
  • Mucormicosis gastrointestinal: ocurre cuando la infección afecta al tracto gastrointestinal y suele manifestarse con dolor abdominal, sangre en las heces, diarrea o vómitos con sangre.
  • Mucormicosis renal: en este caso la infección afecta al riñón y los síntomas suelen consistir en dolor en la parte alta del abdomen o la espalda y fiebre.
  • Mucormicosis cutánea: cuándo la infección afecta a la piel pueden verse zonas endurecidas y de color negruzco.

Diagnóstico y tratamiento de la mucormicosis

El examen por parte del médico es crucial para sospechar la mucormicosis y la biopsia de una muestra de tejido afectado confirmará la infección.

El tratamiento suele consistir en la extirpación mediante cirugía de todo el tejido afectado, algo que en algunos casos puede llevar a la extirpación de ojos, partes de la nariz u otras zonas.

También suele ser necesario un tratamiento con antimicóticos para controlar la infección, generalmente anfotericina B intravenosa.

  • La tasa de mortalidad de la mucormicosis es muy alta, de cerca del 50%, por lo que es fundamental detectarla y tratarla a tiempo.