virginia rodriguez
Virginia Rodríguez

Responsable de incidencia política del Instituto de Salud Global de Barcelona

Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

Qué hay que hacer con las vacunas de la covid que caducan
iStock by Getty Images

En España están a punto de perderse cien mil dosis de vacunas porque han caducado o están a punto de hacerlo.

La señal de alarma ha saltado en Cataluña, que es el caso más flagrante.

La bajada de las vacunaciones, sumada a un error en las expectativas del Departamento de Salud catalán, ha conllevado que hayan caducado casi 70.000 dosis.

¿Qué ha pasado en Cataluña?

La doctora Carmen Cabezas, secretaria de Salud Pública de la Generalitat, ha explicado que las 69.129 dosis caducadas ("correspondientes al 0,6% del total" que tienen) se descongelaron a final de agosto "en previsión de una mayor demanda en septiembre", con el regreso de vacaciones.

  • La realidad es que ese gran aumento no se produjo y han superado el plazo de 30 días que pueden conservarse en nevera.

Los viales se han de dejar descongelar antes de enviarlos a los centros de vacunación y luego ya no se puede volver atrás. La mayoría son de Pfizer, aunque hay también dosis de Moderna.

"Sin cita previa es más difícil hacer el ajuste de dosis porque no sabes quién vendrá"

Al hacerse sin cita previa, "el ajuste entre la oferta y la demanda es más difícil, porque no sabes quién vendrá", ha justificado la doctora Cabezas.

Estrategias para que no caduquen

El problema no es único de Cataluña. En Andalucía admiten que tienen 38.000 dosis que también están a punto de estropearse.

Otras comunidades no han dado cifras, aunque el problema es general.

En Francia o Estados Unidos es aún peor: han caducado un 5% de las vacunas.

En estos países, como aquí ahora, abrieron sin cita previa, al ver el bajo nivel de vacunados.

Las autoridades autonómica plantean ahora estrategias para intentar encontrar un destinatario a las vacunas:

  • En Valencia se han formado equipos que llevan la vacunación a los estadios antes de los partidos.
  • En Madrid se han montado ambulatorios de campaña abiertos las 24 horas.
  • En Cantabria, Andalucía y Cataluña se han desplazado unidades móviles a las universidades para facilitar la vacunación de jóvenes.
  • También se están utilizando para empezar a poner terceras dosis en residencias.

Estas vacunas no se pueden dar

Lo que no se contempla es entregar estas vacunas a punto de caducar a otros países.

Ya ha ocurrido que dosis enviadas por los países ricos a África se han acabado destruyendo por no haberse podido poner a tiempo.

Las vacunas caducadas se guardan por si la farmacéutica alarga la duración

Se guardan por si las farmacéuticas alargan la vida útil de las vacunas”, ha explicado la doctora Cabezas.

No sería extraño. Las farmacéuticas conforme pasa el tiempo rectifican al alza sus plazos. Ya ha ocurrido con Pfizer:

  • Dijo que sus dosis se habían de poner en un plazo de cinco días y luego lo alargó a 30.
  • También dijeron en que congeladas duraban seis meses y ahora se ha alargado, de momento, a nueve.

En el caso de Moderna la duración son siete meses. En el caso de AstraZeneca no es necesario congelar; su duración es de seis meses. Y Janssen puede ser de dos años.

Se impulsa la donación

No obstante, sí que España ha impulsado la donación a la vista de que cada vez requiere menos dosis. Esta donación se coordina a través del programa internacional Covax.

España ya ha donado más de 7 millones de dosis. Y el Gobierno ha anunciado nuevas remesas:

  • 7,5 millones de dosis más a América Latina y el Caribe.
  • 7,5 millones al África subsahariana y el sureste de Europa.

Esta última promesa aumenta el compromiso general de España a 30 millones de dosis”, explica Virginia Rodríguez responsable de incidencia política del Instituto de Salud Global (ISGlobal).

Es un paso más que necesario en un momento en el que la vacunación mundial sigue siendo muy desequilibrada.

Solo el 2,1% de la población de los países en desarrollo ha recibido al menos una dosis”, remarca la investigadora de ISGlobal.

El papel de la plataforma Covax

La plataforma Covax se creo como un medio para que países más pobres y pequeños tuvieran un acceso equitativo a las vacunas.

Covax se ha convertido en el distribuidor de los excedentes de los países ricos

Tras los primeros meses y los problemas de producción de vacunas se ha tenido que ir adaptando. “Hoy se ha convertido en una plataforma de distribución de los excedentes de vacunas de los países ricos”, explica Virginia Rodrígez

  • Estados Unidos ha anunciado que donará 500 millones de dosis.

De esta manera eleva el total que el país está compartiendo a más de mil millones.

Estados Unidos intenta liderar el objetivo de que el 70% de la población mundial esté vacunada para otoño del año que viene. Y la meta es que la pandemia haya acabado a final de 2022.

Quejas de los países pobres

De momento, los líderes de los países en desarrollo solo ven acaparamiento de vacunas por parte de los países ricos. Así lo han hecho constar en la asamblea anual de las Naciones Unidas.

  • Filipinas denunció que hay una "sequía de vacunas provocada por el hombre" en los países pobres.
  • Perú dijo que la solidaridad internacional había fracasado.
  • Ghana lamentó el "nacionalismo vacunal".

El secretario general de la ONU, António Guterres, ha calificado de "obscenidad" la distribución desigual de las vacunas. El mundo “aprobó el examen de ciencia y suspendió el de ética”.