Las razones de por qué un 6% de los adultos no quiere vacunarse

Según una encuesta de la OCU, hay un 6% de españoles reticentes a ponerse la vacuna de la Covid. Las razones de ello son sobre todo la desconfianza en el proceso de elaboración de la vacuna, el miedo a los efectos secundarios y la existencia de intereses ocultos.

Actualizado a
Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud

Un 6% de los adultos no tiene pensado vacunarse
iStock by Getty Images

Aunque en España la tasa de vacunación es altísima y no está planteando especiales reticencias entre la población como sí ocurre en otros lugares de Europa, hay un 6% de la población que no tiene ninguna intención de vacunarse.

Así lo revela una encuesta realizada a finales de noviembre por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) y otras asociaciones europeas de consumidores de Bélgica, Italia y Portugal sobre una muestra representativa de alrededor de 4.000 personas de entre 18 y 74 años.

  • Los principales motivos para no hacerlo son la desconfianza en el proceso de elaboración de la vacuna, el miedo a los efectos secundarios y la existencia de intereses ocultos.

Razones para no vacunarse

Según la encuesta, en España hay un 8% de adultos que aseguran no haberse vacunado, un porcentaje que cuadra con las cifras del Ministerio de Sanidad.

De ellos, 3 de cada 4, el 6% de la población adulta, no parecen decididos a hacerlo. Y los motivos que dan son los siguientes:

  • Un 41%desconfía del proceso de elaboración y aprobación de la vacuna. Creen que es imposible obtener una vacuna en tan poco tiempo. Probablemente no tienen en cuenta que en ninguna otra vacuna se han invertido tantos esfuerzos y dinero como en la de la Covid, lo que ha permitido acelerar el proceso.
  • Un 32% cree que el proceso de vacunación contra la Covid esconde intereses políticos y económicos.
  • Un 30% piensa que algunas de las vacunas no son tan seguras como se anuncia.
  • Un 22% desconfía de su efectividad real.
  • Un 16% dice que no se vacuna porque no pertenece a ningún grupo de riesgo.
  • Y un 12% argumenta que, sencillamente, no cree en las vacunas.

¿Hay que vacunar a los niños?

Los niños son un colectivo que no corre un riesgo especial en esta pandemia. Son poquísimos los casos en los que la Covid ha provocado un desenlace fatal en un niño.

Ahora bien, si se trata de inmunizar a la población, ellos también cuentan y vacunarlos contribuye sin duda a reducir el riesgo de contagio y cortar la cadena de transmisión.

Sin embargo, también son un grupo que despierta un especial instinto de protección.

  • Así pues, ante la probable vacunación de los menores de 12 años, el 9% de los padres españoles encuestados se declaran en contra; y otro 19% tiene dudas.

¿La vacunación debería ser obligatoria?

Países como Alemania tienen previsto vacunar de forma obligatoria a partir de febrero de 2022. Allí la incidencia del virus es alta y la vacunación obligatoria se plantea como una estrategia para frenarlo.

Cabe decir que en este país y otros de Centroeuropa, el número de personas reticentes a la vacuna es mucho más elevado que en España, donde ya hay casi un 90% de la población mayor de 12 años con la pauta completa.

Por eso en España, con una alta tasa de inmunización, el gobierno descarta por ahora la vacunación obligatoria. Aunque, a tenor de los resultados de la encuesta, gran parte de la población lo aprobaría si fuera necesario.

  • A nivel europeo, la encuesta revela que dos de cada tres personas (64%) son favorables a la vacunación obligatoria.
  • Y el porcentaje sube cuando se trata de sanitarios (74%) y funcionarios de cara al público (68%).
  • El consenso baja para menores entre 12 y 17 años (48%) y niños más pequeños (38%).

Quejas por la falta de pruebas PCR

La encuesta revela que en España ha habido falta de recursos públicos para hacer pruebas PCR en los últimos doce meses.

  • En concreto, un 5% denuncia que no le hicieron una PCR pese a tener un contacto estrecho con una persona infectada.
  • Lo mismo que otro 4%, pese a presentar síntomas compatibles con la Covid-19.

De hecho, desde el pasado noviembre, un 11% de los encuestados se hizo un test en un centro privado porque, o bien no se lo hacían, o lo hacían con retraso.

¿Habría que liberar las patentes de las vacunas?

En España hay un 80% de la población vacunada y ya estamos poniendo terceras dosis. Pero en África apenas se ha vacunado un 7%.

Los expertos han alertado en numerosas ocasiones que esta pandemia no se controlará si no se vacuna a todo el planeta.

Prueba de ello es la variante ómicron que proviene de Sudáfrica, y que vuelve a demostrar que el control de la enfermedad pasa necesariamente por ampliar el ratio de vacunación en el resto de los países, especialmente en los que disponen de menos recursos.

En este sentido, la gran mayoría de europeos (74%) defienden la liberalización de patentes de las actuales vacunas en los países en vías de desarrollo.