Por Soledad López, periodista especializada en salud

residencias mayores sistema salud

El 67% de las muertes por Covid en España se ha producido en las residencias de mayores. El dato es tan brutal que es lógico que hayan estado en el punto de mira durante todo este tiempo.

  • Incluso hay centros que están siendo investigados por supuestos delitos civiles y penales.

Sin embargo, antes de generalizar estas acusaciones, el Dr. Julio Villalobos Hidalgo, profesor de Estudios de Ciencias de la Salud en la UOC, asegura que es obligado reflexionar por qué ha ocurrido y qué debería cambiar para evitar que vuelve a pasar.

qué ha ocurrido en las residencias durante la covid

Para empezar, el Dr. Villalobos asegura que no debería extrañarnos la altísima mortalidad que se ha producido en las residencias de mayores porque "se han dado una serie de circunstancias para generar la tormenta perfecta" al juntarse diferentes factores:

  • Una gran concentración de personas mayores con pluripatologías.
  • La proximidad física entre los residentes.
  • La falta de atención sanitaria que han recibido.

Recordemos que estos centros tienen una función social, no sanitaria

  • La poca cultura de la prevención.
  • El trasiego de familiares.
  • El alto absentismo laboral del personal que atiende las residencias.
  • Y el poco apoyo institucional a estas residencias durante la crisis.

¿Pero es culpa de las residencias? Probablemente no, porque no hay que olvidar, prosigue el Dr. Villalobos, que "estos centros tienen una función social y no clínica, de ahí su dependencia de la Consejería de Acción Social de las Comunidades Autónomas y no de la Consejería de Sanidad como anteriormente había sido".

Cómo funcionan las residencias en España

Las residencias de mayores forman un grupo muy heterogéneo de organizaciones que atienden personas con discapacidades físicas y/o psíquicas.

De las 372.985 plazas residenciales que había en España en 2019, el 72,8% eran de titularidad privada -la mayoría en manos de grupos inversores franceses y británicos- y el resto públicas.

La OMS recomienda una ratio de 5 plazas residenciales por cada 100 habitantes. En España, esta recomendación se cumple de forma desigual según la provincia. Por ejemplo, Soria tiene una ratio de 11 plazas por cada 100 habitantes y Las Palmas de Gran Canaria solo alcanza el 1,8.

Pero seguramente lo más relevante para esta crisis es su tipología de trabajadores y su funcionamiento. El Dr. Villalobos lo explica:

Se recomienda una ratio de 5 plazas por cada 100 habitantes

  • La mayoría de los profesionales de estas residencias son auxiliares de geriatría o gerocultores con una formación orientada al cuidado y mantenimiento de las actividades básicas de los residentes, pero sin formación sanitaria adecuada al perfil de estas personas.
  • Gran parte de estas residencias son de tamaño pequeño o medio sin un médico de forma permanente.
  • Sus protocolos indican que si un residente tiene una complicación aguda debe ser trasladado a su hospital de referencia.

No estaban preparadas para una crisis como la Covid

Por tanto, alerta el profesor de la UOC y doctor en Medicina y Cirugía, "estas residencias no están preparadas para atender pacientes con patologías severas como son las que se producen en las personas mayores infectadas por el coronavirus".

Y es que, prosigue, "al no tener un objetivo sanitario, tampoco tienen desarrollados los protocolos de prevención para una situación como la crisis de la Covid, que ha cogido desprevenido incluso a los grandes hospitales".

  • La prohibición de entrada a los familiares no fue fácil y se hizo tarde, lo que sin duda ha contribuido a la difusión del virus. Esto se entiende, indica Villalobos, porque "uno de los objetivos de las residencias es precisamente fomentar la relación entre familiares y residentes".
  • El personal de las residencias es de los que presenta mayor absentismo laboral, probablemente por el esfuerzo y la carga emocional que el trabajo requiere, y esto dificulta su formación. Además, al no ser sanitarios desconocían las medidas básicas para evitar la propagación de una enfermedad contagiosa a nivel de higiene o de aislamiento del enfermo.
  • Los test y los equipos de protección del personal llegaron muy tarde, por lo que hasta mediados de abril no se pudieron poner en práctica las recomendaciones de Sanidad. La falta de test impidió conocer con certeza la realidad de las residencias, y la falta de equipos de protección, insiste Villalobos, fue un factor clave que podía haber evitado cientos de fallecimientos.

La solución: residencias integradas en el sistema de salud

En el futuro post-Covid 19, el Dr. Julio Villalobos, director académico de másters de Gestión en Salud de la UOC, médico e ingeniero industrial, asegura que las residencias de mayores:

  • Deberían estar perfectamente integradas en el sistema nacional de salud.
  • Con una relación permanente con el centro de atención primaria a la que los residentes estén adscritos, así como a su hospital de referencia para poder derivarlos ante cualquier complicación.
  • La implantación de las nuevas tecnologías podría servir para evitar muchos desplazamientos de los residentes y mantener actualizado su historial clínico.
  • Deberían depender de las Consejería de Salud de las comunidades autónomas, y estas deberían velar no solo porque cumplan con las dimensiones de las habitaciones, el ratio de personal o el número de extintores, sino por la calidad de la atención a los residentes.

Evitar que vuelva a suceder

Para concluir, el Dr. Villalobos recuerda lo que la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPA) ponía de manifiesto en un comunicado el 5 de mayo del 2020:

"En muchos de los centros se han vivido situaciones inenarrables. Con el tiempo y con más información y perspectiva, podremos analizar a fondo lo que ha sucedido y sus causas. Pero lo que sabemos hoy es terrible y conviene decirlo con claridad. A la vez que hay que agradecer a las personas cuidadoras de estos centros, que han pilotado el barco lo mejor que han podido".

Tags relacionados