Por Pablo Cubí, periodista

turistas_islas_baleares

España no ha podido dar la tan deseada imagen de control y normalidad tras el confinamiento. El coronavirus sigue muy activo.

Más de 60 países ponen restricciones a los viajes con España y desincentivan el turismo a todo el país o a zonas más afectadas por el coronavirus, como Aragón y Cataluña.

Esos eran los focos de preocupación en julio. Focos que se han estabilizado, pero no desaparecido. Aún hay riesgo, sobre todo en Zaragoza.

Sin embargo, un nuevo foco centra la preocupación: Madrid.

PREOCUPACIÓN POR MADRID

Madrid no ha dejado de incrementar el número de casos detectados en las últimas semanas.

El análisis de las aguas confirma mucho más coronavirus en Madrid

  • Un análisis de las aguas fecales de la ciudad ha detectado un importante aumento de la presencia del coronavirus.

No hay duda de que la Covid-19 se extiende por la comunidad madrileña.

  • Y el dato significativo es que, pese a todo, se detecta solo un 15% de casos asintomáticos.

Es una cifra muy inferior a la media española, no es un buen indicador”, admite el coordinador de alertas sanitarias, el doctor Fernando Simón.

La detección de asintomáticos solo se consigue con muchas pruebas ysiguiendo bien a los contactos de casos positivos.

Por eso una cifra alta es un factor fiable de que el rastreo y el control es efectivo.

España ha llegado a detectar un 60% de asintomáticos algunas semanas.

BAJAN LOS CASOS ASINTOMÁTICOS

Esas buenas cifras eran a finales de junio, cuando parecía que salíamos con buen pie a la “nueva normalidad”.

Esas cifras ahora se han reducido, sobre todo por Madrid, aunque no solo allí.

  • Esta semana, de media, España está detectando un 50% de asintomáticos.

No es aún grave pero debemos tener cuidado”, admite el doctor Simón.

Tampoco es justo equiparar todas las comunidades. Hay zonas donde la detección es mucho más eficaz.

  • Asturias detecta un 65% de asintomáticos.
  • El País Vasco, bate el récord con un 80% de asintomáticos.

Y pese a todo, tampoco estas cifras altas son garantía de que la epidemia de coronavirus está controlada.

EL VIRUS NOS GANA TERRENO

Lo ha dicho la consejera de Salud vasca, Nekane Murga: “El virus nos está ganando terreno día a día, semana a semana”.

La consejera fue más allá al apuntar que podemos estar ante una segunda ola y que “no es posible una nueva normalidad”.

"El virus nos está ganando terreno día a día"

Hacía referencia al hecho de que en el País Vasco ha habido un fuerte aumento de casos: casi cien en un día.

En la totalidad de España las cifras también son significativas:

  • 1.683 nuevos diagnósticos en un día.
  • 19.400 nuevos diagnósticos en una semana.

Aragón está a la cabeza en el número de casos. En segundo lugar ahora ya es Madrid, y Cataluña pasa a tercer lugar.

El número de PCR que dan positivo es otro buen indicador de que suben los contagios:

En junio era del 2%, ahora es del 6-7%. Y en Madrid sube al 10%. En Aragón, al 20%.

SANIDAD CREE QUE SE PUEDE CONTROLAR

El doctor Simón no ve la situación tan mal como la consejera de Salud vasca.

No me gusta hablar de una segunda ola porque no hay una transmisión del virus descontrolada y generalizada”, puntualiza.

No cree que psicológicamente sea bueno plantear la epidemia en estos términos ahora “hasta que no tengamos claro que no estamos detectando como antes”.

Desde el Ministerio de Sanidad ven, en general en las comunidades, un esfuerzo por esas detecciones.

Calculamos que detectamos entre el 60% y el 70% de los casos que hay”, remarca el doctor Simón.

En el pico de la pandemia solo se detectaba el 10%.

Con estas cifras y manteniendo el esfuerzo considera que se puede controlar.

EL OBJETIVO es llegar bien a septiembre

Con la temporada turística arruinada a nivel externo, ya poco se puede hacer por recuperar la imagen de país seguro este verano.

El objetivo ahora es empezar septiembre con la menor transmisión comunitaria

Las autoridades sanitarias se centran ahora en frenar los brotes de cara al otoño.

Ese es el objetivo principal que hay ahora sobre la mesa: “Llegar a septiembre con la menor transmisión comunitaria”.

Llegará el fin de las vacaciones, la vuelta a los colegios y al trabajo presencial y las únicas armas que tendremos son las mismas: detección y control precoz de los brotes.

Si no empezamos con un mejor control de la situación, no es tan descabellado que se extienda la transmisión comunitaria y entonces sí estaremos ya definitivamente en la segunda ola, y con en el riesgo de confinamientos más generalizados.

Tags relacionados