Por Pablo Cubí, periodista

Qué medidas son aún necesarias contra el coronavirus
iStock by Getty Images

La sociedad española tiene muy asumido que no se ha acabado la pandemia. La última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) es clara al respecto:

  • El 56% de españoles cree que las autoridades deben implementar aún medidas estrictas. Solo un 14% apuesta por relajarlas.
  • Casi el 40% de ciudadanos tiene asumido que no volverá a la vida anterior, a poder hacer lo que hacía antes de la pandemia.

Lo que más desconcierta a la ciudadanía es que esas medidas que nos exigen son muchas veces motivo de debate político y conflicto judicial. ¿No hay consenso científico detrás?

Estas son las evidencias científicas detrás de los bulos y los debates de administraciones.

Usar bien la mascarilla

El tema de la mascarilla en exteriores hay consenso de que con baja incidencia no es necesario. Al menos, paseando. En una terraza hablando es diferente.

El problema es qué porcentaje de personas cuando se la quiten ya no la utilizarán en otras situaciones”, explica José Luis Jiménez, doctor en Química en la Universidad de Colorado.

Los paneles de plástico laterales son innecesarios

Jiménez es uno de los mayores expertos en transmisión de aerosoles. Formó parte del colectivo científico que convenció a la Organización Mundial de la Salud de que priorizara la ventilación.

El virus se transmitía no solo al alcanzar con gotas a los otros, sino que flota en el aire de espacios cerrados. Y así ha dado lugar a errores que aún comentemos:

  • Si te quitas la mascarilla al estar solo en una habitación y solo te la pones cuando entra otra persona, el riesgo de contagiarle persiste”, apunta. ¿En cuántas tiendas no hemos visto dependientes haciendo esto?
  • Los paneles de plástico protectores son poco útiles. Especialmente los laterales. El aire contaminado circula igual hacia el compañero de trabajo.

Por eso cree hay que centrarse en la ventilación. “Esta es una pandemia de interiores”, añade el profesor. En exteriores también puedes contagiar, pero solo a uno, el que tengas al lado.

Dudas sobre el confinamiento

Ha habido bastante unanimidad científica en que el confinamiento estricto fue la medida más efectiva para parar la pandemia cuando se nos vino encima.

El confinamiento es útil al principio”, matiza el doctor José Ramón Repullo, coordinador sobre covid en la Sociedad Española de Neumología (SEPAR).

Es difícil determinar cuánto se evitan los contagios con el control de la movilidad, porque no se ha podido comparar la misma gente en las dos situaciones, con y sin control.

"Los confinamientos perimetrales en ciudad son ilógicos"

Los estudios que se han hecho comparando poblaciones con medidas diferentes parecen indicar que la eficacia del confinamiento no es tan evidente si ya hay otras medidas restrictivas, como los aforos, las mascarillas y otras.

En todo caso, “los confinamientos perimetrales urbanos, como el que puso en marcha la Comunidad de Madrid, es una de las medidas menos lógicas”, asegura el doctor Repullo.

No necesitamos tanta desinfección

Solo 1 de cada 10.000 contagios se ha podido atribuir al hecho de tocar una superficie contaminada. Hemos de dejar de desinfectar tanto”, recomienda el profesor Jiménez.

Esa desinfección podría centrarse en los pomos de las puertas. Aplicarlo a todas las superficies y muy a menudo es incluso perjudicial.

  • Los productos químicosque utilizan los desinfectantes también afectan nuestra salud”, recuerda.

El tipo de productos más adecuados es otro debate aún abierto. Por ejemplo, ante la importancia de la ventilación, es útil tener buenos filtros.

Otros sistemas reciclaje del aire requieren un buen asesoramiento. “Más de la mitad de los productos que se venden como limpiadores de aire son un fraude”, advierte el profesor Jiménez.

El silencio sí es efectivo

En espacios cerrados hay una medida que sí se ha comprobado muy efectiva: el silencio.

Al hablar y ya no digamos al gritar expelemos muchos más virus al aire. Hay experiencias empíricas que lo avalan:

En China, se analizaron 416 brotes iniciados en un lugar cerrado:

  • 254 fueron en casas en reuniones privadas, y 108 en el transporte.
  • Solo el 6,6% fueron en locales comerciales. Y más de la mitad de esos casos se produjeron en restaurantes.

En cines y teatros la incidencia ha sido mínima. La diferencia es que allí la gente está callada”, explica la doctora Carmen Diego, secretaría del SEPAR y asesora del Gobierno en covid.

Los medidores de calidad del aire son una medida efectiva

La ventilación y el control de aforos son medidas igualmente necesarias según el grado de transmisión.

Otra medida efectiva en los locales son los aparatos medidores de CO2 para saber la calidad del aire.

Su coste, unos 200 euros, se compensa por la seguridad que da al permitir controlar la necesidad de ventilación en todo momento.

En Corea del Sur o Singapur se ha extendido su uso y la contención de la pandemia en estos países es evidente”, añade el profesor Jiménez.