Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

Combinación vacunas Covid de diferentes marcas
iStock by Getty Images

La combinación de vacunas que tan rara nos podía parecer al principio es una práctica que los inmunólogos plantean con más frecuencia de lo que pensábamos.

En España se generalizó con el grupo de adultos mayores de 60 años que había recibido AstraZeneca y que, por riesgo raro de trombos, se les ofreció la segunda dosis de Pfizer.

Tras hacer un estudio de seguridad, el Gobierno español dio la opción de elegir, por los recelos que despertaba entre la población cambiar de vacuna. Ahora nuevos estudios confirman que no solo no es malo, sino positivo.

La EMA recomienda combinar vacunas

Esta evidencia es tan clara que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha recomendado abiertamente que los gobiernos adopten lo que se llama técnicamente como vacunación heteróloga.

La agencia del medicamento cree que combinar es bueno ante las nuevas variantes

Han aceptado vacunas diferentes, ya sea tanto para completar la pauta como para dar terceras dosis de refuerzo.

La EMA argumenta que se consigue una “respuesta inmune reforzada” con la combinación de una vacuna basada en vectores (Janssen y AstraZeneca) y otra en ARN mensajero (Moderna y Pfizer).

A esta recomendación se ha sumado también el Centro Europeo de Control de Enfermedades. Creen que es una buena estrategia de refuerzo ante las nuevas variantes del coronavirus.

Sus conclusiones se basan en un estudio británico, publicado en The Lancet, que ha analizado la respuesta de diferentes combinaciones de vacunas disponibles o en fase de aprobación.

Qué combinaciones son más efectivas

Se aplicó una tercera dosis a más de 2.000 voluntarios que se habían puesto la pauta completa de otra vacuna.

El estudio constata que todas las combinaciones de las vacunas aprobadas consiguen una respuesta inmunológica potente.

No obstante, hay algunas combinaciones especialmente recomendables:

  • Los más beneficiados son los vacunados con AstraZeneca, que consiguen una respuesta mayor si se ponen la tercera dosis de Moderna o Pfizer.
  • Los que se pusieron Pfizer consiguen mejor respuesta con una tercera dosis de Moderna que repitiendo Pfizer.
  • La tercera dosis de AstraZeneca en aquellos que habían recibido antes Moderna o Pfizer fue buena, pero no mejor. Por lo que no es la combinación más recomendable.

En total se hicieron catorce combinaciones posibles, en las que se incluyó vacunas aún no aprobadas, como la de Valneva, con pobres resultados, o CureVac, que sí ofreció una respuesta potente.

No da más efectos secundarios

Los investigadores apuntaron que había un aumento de efectos secundarios leves y breves.

No hay estudios consistentes que demuestren mayores efectos secundarios al cambiar de vacuna

En total, un 32% de voluntarios informaron de estos efectos. Se produjeron bastante similares en todas las vacunas.

Algo más alto en el caso de los que se habían vacunado de Moderna antes.

  • Estos efectos secundarios son molestia en la zona del pinchazo, fiebre, dolor de cabeza y fatiga.

La EMA no considera que ningún estudio aporte “pruebas consistentes” de que realmente hay más reacciones con la pauta heteróloga.

Tampoco hay pruebas de posibles reacciones adversas. La agencia europea deja claro que “las pruebas actualmente disponibles apuntan de forma consistente hacia una tolerancia aceptable”.

¿Es necesario dosis tan altas?

Un interesante hallazgo del estudio británico es que se probó la cantidad de tercera dosis más adecuada.

A los que se les inyectó Pfizer, a la mitad se puso media dosis y a la otra mitad la dosis completa. En los dos grupos la respuesta fue muy alta de anticuerpos y células T (las que sirven de baremo para ver la inmunidad que consigue el cuerpo).

Podría sugerir que las vacunas de ARN mensajero aprobadas están formuladas en dosis de refuerzo superiores a las necesarias”, consideran los autores del estudio.

Los investigadores plantean que se debe investigar más a fondo puesto que si se puede reducir la dosis, permitiría tener más vacunas disponibles para la necesaria vacunación mundial.

¿Por qué son reactivas las vacunas?

Que las vacunas tenían dosis potentes es algo que ya se ha hablado en alguna ocasión.

Las vacunas actuales son muy reactivas y es porque llevan una dosis alta de producto”, nos había explicado la doctora Margarita Del Val, viróloga del CSIC.

Las vacunas de ARN mensajero están en dosis máximas de capacidad

Reactivas significa que producen reacciones leves durante las primeras horas en un porcentaje significativo de vacunados. Eso ha hecho que, sobre todo entre jóvenes, haya quejas y falta de ganas de vacunarse.

Las vacunas de ARN mensajero son en especial las que necesitan más cantidad de producto para conseguir la respuesta inmunológica. Están en dosis máximas para garantizar eficacia.

Reducir la dosis podría ser una estrategia adecuada en especial en esos grupos jóvenes si así se consigue reducir las reacciones sin afectar a la respuesta inmune.