Por Pablo Cubí, periodista

En qué consiste el pooling, la técnica que multiplica la capacidad de rastreos
iStock by Getty Images

España es en estos momentos uno de los países de Europa que más pruebas PCR hace para detectar el coronavirus.

  • Estamos en torno a las 1.600 PCR por semana por cien mil habitantes.

Y el número no ha hecho sino ir en aumento desde finales de agosto. En Navarra se llega a las 3.400 PCR. No obstante, los datos de la nueva ola de coronavirus muestran que no es suficiente para controlar todos los casos.

¿QUÉ SE HACE PARA AGILIZAR PRUEBAS?

Algunas comunidades autónomas utilizan nuevas estrategias para intentar aumentar su capacidad de detección.

Hay dos que se han mostrado efectivas, aunque ninguna garantiza la fiabilidad que tiene la PCR individual.

  • Los test rápidos de antígenos. Estos test, mejores que los compramos en marzo, dan resultados en unos pocos minutos. Pueden hacerse más y más rápidos.

El problema es que al no ser tan precisos, pueden dar falsos negativos y obligar a hacer cuarentenas innecesarias, por lo que exige una PCR para confirmar.

  • Los pooling. No es un test nuevo, sino una forma de agrupar las PCR para evitar hacer muchas a la vez.

¿EN QUÉ CONSISTE EL POOLING?

La técnica del pooling testing se basa en la matemática de los juegos de agrupamientos para el control de grupos.

Consiste en hacer una PCR juntando las muestras de varias personas a la vez. Si el resultado es negativo, ya sabes que ninguna tiene el coronavirus y te ahorras hacer una PCR uno por uno.

No es algo nuevo. Ya se ha utilizado:

  • En los años ochenta en los test para detectar el sida.
  • En los años cuarenta para la sífilis entre los soldados.

El pooling es muy práctico para confirmar grupos sin contagios

Este sistema es especialmente útil para hacer un rastreo general en un grupo de población amplio en el que no esperas encontrar positivos.

Por ejemplo, para hacer un cribado entre sanitarios, un campamento infantil o en un barco y garantizar que no circula el virus cuando se embarcan.

¿QUÉ PROBLEMAS PLANTEA?

Sin embargo, si hay bastante contagio entre la población, el pooling no es práctico.

Cuando agrupas muestras para hacer la PCR, es probable que vaya a salir positivo por alguno de los testeados y va a tener que repetirse la PCR una por una para saber cuál está contagiado.

Por eso, pese a la necesidad de hacer muchos test en zonas de transmisión comunitaria, el pooling no es la solución.

  • Sí se está realizando ya en lugares con una transmisión baja como Galicia, donde ya se hacen controles de pooling desde final de julio.

También Cataluña ha iniciado ahora, pese a una mayor transmisión, test con pooling. La clave para que sean efectivos en este caso es no juntar muchas muestras a la vez. La Consejería de Salud de la Generalitat ha fijado que se puede hacer una PCR con ocho muestras a la vez.

¿CUÁNTAS MUESTRAS SE PUEDEN COGER A LA VEZ?

El número máximo de muestras que se pueden coger en una PCR es un tema aún en discusión pues no hay una respuesta simple.

Un estudio, liderado por el Instituto Israelí de Tecnología, establece que los equipos de PCR detectan un positivo en un grupo de hasta 32 muestras.

Podría incluso ampliarse el grupo y unir hasta 64 muestras, aunque en este caso requeriría aumentar más ciclos de análisis. Eso significa más tiempo y pérdida de sensibilidad.

Los equipos detectan el coronavirus hasta con 32 muestras juntas

Pero al factor meramente técnico hay que sumar el riesgo de que salga positivo. Es decir, si al aumentar el grupo, aumenta ese riesgo.

En Alemania, Estados Unidos, China e Israel, donde se está aplicando el pooling, los especialistas dan cifras dispares. En una simulación, presentada en la revista Jama, unos investigadores llegaron a la conclusión de que el máximo ideal serían 13 pruebas.

¿CÓMO SE HACEN LOS GRUPOS EN ESPAÑA?

Otros elementos entran en juego. Si los técnicos hacen más de una PCR cruzando muestras, esto permite ser más precisos para detectar los positivos sin tener que hacer test a todo el mundo.

Este vídeo ejemplifica cómo las PCR agrupadas de ocho en ocho que propone Cataluña pueden ser efectivas.

En Vigo, un algoritmo nos permite calcular el tamaño del grupo que puedes hacer sin perder sensibilidad", ha explicado el doctor Benito Regueiro, jefe de Microbiología del Hospital Álvaro Cunqueiro. "Según la prevalencia (el grado de circulación del virus) podemos hacer grupos de 64.”

Tags relacionados