Toma café para evitar ser diabética si lo fuiste durante tu embarazo

Beber de 2 a 5 tazas de café al día después del embarazo reduce el riesgo de sufrir diabetes tipo 2 en mujeres que tuvieron diabetes gestacional. La diabetes durante el embarazo aumenta hasta 10 veces el riesgo de desarrollarla en un futuro.

Actualizado a
Dr. Francisco Marin
Dr. Francisco Marín

Médico de Atención Primaria

Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud

Café para evitar ser diabética si lo fuiste durante el embarazo
iStock

El café contiene compuestos bioactivos como los polifenoles que reducen el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

La diabetes tipo 2 es una auténtica pandemia a nivel mundial. Identificar los grupos de riesgo es útil para establecer estrategias preventivas. Es sabido que las mujeres que han tenido diabetes durante el embarazo (la llamada diabetes gestacional) tienen más riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 a llegar la menopausia. Ahora, un estudio de la Universidad Nacional de Singapur ha comprobado que el consumo habitual de café tras el embarazo en estas mujeres reduce el riesgo. Los resultados se han publicado en American Journal of Clinical Nutrition.

Los investigadores han demostrado que en lugar de bebidas endulzadas artificialmente y con azúcar, beber de dos a cinco tazas de café al día pueden ayudar a retrasar el inicio o prevenir la diabetes tipo 2.

La diabetes gestacional aumenta el riesgo de diabetes tipo 2

La mujeres que han sufrido diabetes gestacional tienen 10 veces más riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 con los años.

La diabetes gestacional es un prueba clara de que el cuerpo de la mujer tiene problemas para metabolizar la glucosa en situaciones extremas como puede ser un embarazo o en edades avanzadas cuando el organismo no es tan eficiente.

El efecto protector del café frente a la diabetes

El efecto protector del café frente a la diabetes tipo 2 en la población general se ha demostrado, pero no se había estudiado en mujeres que habían sufrido diabetes gestacional. Para comprobarlo, los investigadores estudiaron los casos de más de 4.500 mujeres con antecedentes de diabetes gestacional y examinaron el vínculo entre el consumo de café a largo plazo, durante 25 años, con el riesgo posterior de diabetes tipo 2.

Observaron que el consumo de café con cafeína entre las mujeres después de los embarazos tiene una asociación lineal inversa con el riesgo de diabetes tipo 2:

  • Beber una taza de café con cafeína al día se asocia con un 10% menos riesgo de diabetes tipo 2.
  • Beber de dos a tres tazas reduce en un 17% el riesgo.
  • Beber cuatro o más tazas disminuye un 53% el riesgo de diabetes tipo 2 en mujeres que tuvieron diabetes gestacional.

Curiosamente, el café descafeinado no se asoció con el riesgo de diabetes tipo 2, aunque el hallazgo no es relevante porque eran pocas las participantes que consumían café descafeinado, por lo que el estudio no pudo detectar una asociación significativa.

Más importante aún, comprobaron que reemplazar las bebidas endulzadas artificialmente y con azúcar por café con cafeína también reduce el riesgo de diabetes, en un 10 % para una taza de bebida endulzada artificialmente y en un 17 % para una taza endulzada con azúcar.

Por qué el café tiene un efecto protector

El efecto protector del café se debe a sus componentes bioactivos como los polifenoles. Se trata de sustancias químicas que se encuentran en pequeñas cantidades en plantas y ciertos alimentos, como frutas, verduras, nueces, aceites y granos integrales, y que pueden promover una buena salud porque frenan el daño que los radicales libres provocan en las células.