cura celiaquia

La enfermedad celíaca es una reacción de nuestro sistema inmunológico al gluten, uno de los componentes de los cereales.

Provoca una inflamación de la mucosa intestinal que conduce a la atrofia de las vellosidades que recubren sus paredes y la consiguiente mala absorción de nutrientes.

También se la conoce como celiaquía. En su origen concluyen factores genéticos, ambientales e inmunológicos.

La celiaquía provoca mala absorción de nutrientes a quien la sufre

  • Puede aparecer a cualquier edad y provoca todo tipo de reacciones: tanto digestivos (diarreas, estreñimiento, hinchazón…) como de otro tipo (llagas en la boca, anemia, oesteoporosis...).

Hasta la fecha no se ha encontrado una solución definitiva, más allá de evitar los alimentos que contienen gluten.

Básicamente estos productos son los cereales trigo, centeno, espelta y los muchos productos alimentarios que los utilizan: embutidos, quesos, patés, turrones, entre otros.

Esto podría cambiar en el futuro.

UN ENSAYO PROMETEDOR PARA LA CELIAQUÍA

En el congreso celebrado recientemente en Barcelona de la Unión Europea de Gastroenterología se presentó un tratamiento muy novedoso, que también ha sido publicado en la revista sobre nanomedicina estadounidense.

El tratamiento, en fase muy avanzada, pero aún no comercializada, propone “engañar” a nuestro sistema defensivo para que deje de percibir el gluten como un enemigo.

Un ensayo muy avanzado ha conseguido una partícula que oculta el gluten

El engaño está en una micropartícula, que oculta el gluten. Este caparazón permite que la persona con alergia al gluten pueda volver a asimilarlo, así como la partícula que lo protege, que es biodegradable.

EVITAR LOS EFECTOS DEL GLÚTEN

El sistema inmunitario desactiva de esta manera la cascada de acontecimientos inflamatorios que conducen al daño de la mucosa y su posterior atrofia.

  • Se evita las consecuencias que esta reacción del sistema inmune provoca tanto a nivel local en el intestino como en en otros órganos.

Relacionado con este artículo

Las investigaciones que han llevado a estos resultados lo han realizado científicos de la universidad del Northwestern, en Illinois (Estados Unidos), que utilizaron su micropartícula juntamente con gliadina, que es el principal componente del gluten en alimentos como los cereales.

A los siete días de aplicarse el tratamiento, un grupo de celíacos voluntarios tomaron alimentos con gluten durante dos semanas seguidas. Se notó una notable reducción (de un 90%) del daño provocado por el gluten.

TODAVÍA ES DEMASIADO PRONTO

Los resultados preliminares abren nuevas expectativas para el tratamiento a largo plazo de la enfermedad. Son necesarias investigaciones en fase III que permitan establecer con precisión la eficacia y seguridad de esta terapia en más pacientes.

Por lo pronto, se ha probado solo con 34 personas y seis fueron luego descartadas. Faltan datos definitivos para establecer conclusiones.

Así lo creen desde las asociaciones médicas. Según explica el gastroenterólogo Miguel Montoro, presidente de la Sociedad Española de Enfermedad Celíaca.

Ciertamente no es la única molécula que se está investigando para neutralizar algunos de los numerosos pasos metabólicos que el gluten necesita para desencadenar la respuesta inmune responsable del daño inflamatorio en la mucosa intestinal”, explica este médico.

La comunidad médica pide prudencia: no es la única molécula sobre la que se investiga

La comunidad médica pide prudencia: no es la única molécula sobre la que se está investigando y es probable que todavía se tarde un tiempo hasta que los resultados de estas investigaciones vengan refrendados por por parte de los Organismos competentes.

Estos organismos son la FDA (la agencia oficial norteamericana) y la EMA (Agencia europea del Medicamento).

cómo se avanza en celiaquía

Mientras estamos a la espera, no hay que olvidar que sobre la enfermedad celíaca se está investigando mucho. "Se están dirigiendo los esfuerzos para mejorar la calidad de vida de estos pacientes con otras potenciales dianas terapéuticas, incluyendo una vacuna que podría ser aplicada a un subgrupo de pacientes con determinadas características genéticas", añade el doctor Montoro.

La Comunidad científica permanece a la espera de los resultados de estas investigaciones..

Relacionado con este artículo

De momento, los que sí ha movido rápidamente sus cartas son los inversores de la industria farmacéutica. El doctor. Stephen Miller, uno de los creadores de la patente en la universidad del Northwestern, ha llegado a un acuerdo con la farmacéutica japonesa Takeda valorado en más de 420 millones de euros.

Esta farmacéutica será la que aporte ahora subvención para las siguientes fases del nuevo fármaco.

OTRAS POSIBLES APLICACIONES

A la espera de que se concrete la eficacia de esta micropartícula, este avance plantea buenas perspectivas en otras enfermedades y alergias.

  • De momento, ya hay dos muy concretas. Según señalan los investigadores, esta micropartícula podrá mejorar en el futuro la diabetes tipo 1 y la esclerosis múltiple.

Ya han usado su sistema para permitir que haya mejor tolerancia a la mielina y a la insulina, relacionadas respectivamente con estas patologías.

Las primeras impresiones son buenas, aunque queda mucho por avanzar. Por lógica, si la base se confirma, también otras alergias alimentarias se podrían beneficiar de este sistema.

Tags relacionados