Por Pablo Cubí, periodista

app tos covid19

La tos puede convertirse en una señal para identificar sin molestias y rápido a pacientes del coronavirus.

Unos investigadores del Massachusetts Institute of Technology (MIT) han desarrollado una aplicación que permite la detección con un alto grado de acierto.

"Hemos conseguido reconocer el 90% de positivos", explica Brian Subirana, profesor de computación en Harvard e investigador del MIT de Estados Unidos.

  • Se ha comprobado que tiene más aciertos con la gente que tiene el virus. Es decir, no suele fallar con los positivos, aunque puede dar por positivo alguno que no está contagiado.

CUÁNDO SE PONDRÁ EN MARCHA

"Estamos en la fase de analizar las utilidades que puede tener", dice el investigador. Lo interesante es que se puede utilizar las veces que quieres y con un coste muy bajo. Simplemente basta con disponer de la aplicación.

Es una herramienta muy barata y que podría estar en septiembre

Es una herramienta similar a la de tomar la temperatura. No garantiza detectar a todos los enfermos porque no todos tienen fiebre.

  • Por tanto, es un complemento. No la herramienta de detección definitiva, como sí son las pruebas de PCR.

"En septiembre podría estar disponible", aclara Sobirana. Y la idea es hacerla de manera gratuita y disponible para móviles.

Cómo surgió la propuesta

La idea surgió a partir de un estudio sobre la enfermedad de Alzheimer.

  • En esta enfermedad la voz se degrada mucho y los investigadores pensaron que esto podría ser una primera pista para sospechar de alzhéimer.

Desarrollaron una aplicación basada en parámetros de voz que pudiera ayudar a los médicos en un primer diagnóstico de la enfermedad.

Cuando estalló la crisis del coronavirus, pensaron que podían utilizar el programa de detección, ya muy desarrollado, añadiendo una nueva base de datos con toses, que es uno de los síntomas más habituales en los pacientes de Covid-19.

"Hemos conseguido una base de datos de gente que nos ha enviado sus toses a opensigma.mit.edu", explica.

  • Es la base de toses más grande del mundo, con alrededor de 200.000 toses.

Qué utilidad tiene la aplicación de la tos

Obviamente se puede hacer un primer cribado. Sin embargo, no es un método a día de hoy efectivo, porque un 10% de casos quedan sin diagnosticar.

En grandes núcleos urbanos, con mucha población, es una tasa de error aún grande.

Los creadores quieren proponer que se utilice ahora en los centro médicos junto con la entrevista que hace el médico.

La idea es que se sigan aportando nuevas muestras de toses y comprobando el grado de efectividad.

Pese a tener 200.000 toses, hacen falta más muestras


"Es verdad que tenemos ya muchas muestras, pero cuando uno piensa en las que podemos llegar a tener en el mundo, son aún muy pocas", reconoce Subirana.

Por tanto, el objetivo es que se vayan añadiendo más opciones, junto con la indicación de si son positivos o no de Covid-19.

Sí sirve para determinar grupos

En este momento de desconfinamiento, esta herramienta es muy efectiva en grupos a partir de 25 personas.

Puede apuntar con fiabilidad si hay un brote en ese grupo, si algunos de los 25 a los que se pide que tosan tiene el coronavirus.

  • En grupos de trabajo o en clases eso podría permitir hacer un cribado rápido.

Luego, a los grupos sospechosos se les aísla para que se les hagan pruebas más concluyentes de cuántos son realmente positivos de coronavirus.

Será siempre a partir de esa premisa de que en el grupo hay más de un caso contagiado. Si solo es uno, la aplicación puede equivocarse.

"En estos momentos en que volvemos a la normalidad, y sigue habiendo brotes, esta herramienta para grupos puede ser muy útil", apunta el investigador del MIT.

En cada país se tose diferente

A los investigadores les ha sorprendido que ha servido también para detectar diferencias culturales.

  • "Ahora podemos decir con certeza que cada uno tose en su idioma", apunta Suvirana.

Una persona de España tose de una manera muy diferente que una de Estados Unidos, por ejemplo.

Se ha educado a la aplicación para que discrimine estos rasgos culturales.

Las personas tosen de manera diferente según su país

Este discriminador de formas de toser no se nota tanto en el alzhéimer y es otra pista para detectarlo. Así que, en cierta manera, el trabajo con el coronavirus ha ayudado a perfeccionar esta otra aplicación.

"Curiosamente hemos descubierto que el momento que te da más información es el momento en que te preparas para toser y no tanto la tos final", añade el investigador.

Tags relacionados