Por Soledad López, periodista especializada en salud

Los vacunados con AstraZeneca menores de 60 años recibirán Pfizer
iStock by Getty Images

Por fin se sabe qué vacuna van a recibir los 1,5 millones de españoles menores de 60 años que habían recibido una primera dosis de la de AstraZeneca.

El Ministerio de Sanidad ha decidido que, por ahora, se les administre una segunda dosis de Pfizer. Una decisión que se ha tomado en base a los resultados preliminares del estudio exprés Combivacs realizado por el Instituto de Salud Carlos III y que determina que la combinación de ambos fármacos (AstraZeneca y Pfizer) es segura y eficaz.

De todos modos, el Ministerio de Sanidad abre la puerta a que los propios interesados puedan decidir si prefieren ponerse la segunda dosis de AstraZeneca.

UNA Decisión polémica

La medida de administrar en España una segunda dosis de Pfizer a las personas que recibieron un primer pinchazo de AstraZeneca no ha gustado a todos.

El ministerio se defiende y asegura que se ha tomado en base a criterios científicos tras conocer los resultados el estudio Combivacs.

  • Sin embargo la Agencia Europea del Medicamento (EMA) y sociedades científico-médicas españolas son partidarias de administrar una segunda dosis de AstraZeneca a los que ya recibieron una primera porque los riesgos son mínimos y si no ocurrió nada la primera vez lo más probable es que un segundo pinchazo no genere ningún problema.
  • Comunidades como Madrid o Andalucía son de la misma opinión que la EMA. Sin embargo países como Francia y Alemania decidieron desde un primer momento optar por una segunda dosis de Pfizer.

Recordemos que la vacunación con AstraZeneca se suspendió en España el pasado 7 de abril tras conocerse un efecto secundario muy raro pero potencialmente mortal: la formación de trombos en personas más jóvenes. De ahí que se reservara la vacuna a la franja de edad de 60 a 69 años.

La suspensión de AstraZeneca ha afectado a 1,5 millones de personas aproximadamente pertenecientes a colectivos esenciales (profesores, policías, militares, personal de emergencias, psicólogos...).

En este colectivo está a punto de cumplirse el tiempo máximo de 12 semanas que se puede dejar entre la primera dosis y la segunda de la vacuna.

Los resultados del estudio Combivacs

Como decíamos, la decisión de Sanidad se ha tomado en base a los resultados del estudio Combivacs del Instituto de Salud Carlos III. Una investigación exprés que ha ensayado la respuesta inmunitaria de combinar ambos fármacos.

  • En el estudio participaron 673 personas que habían recibido la primera dosis de AstraZeneca entre 8 y 12 semanas antes.
  • 441 recibieron una segunda dosis de Pfizer y a 232 fueron el grupo control (no se les administró nada).

Los vacunados multiplicaron por 120 la respuesta inmunitaria una semana después de la segunda dosis con Pfizer, mientras que el grupo control se mantuvo igual. Además, los anticuerpos neutralizantes, los que protegen al organismo frente al SARS-CoV-2, se multiplicaron por 7.

Qué ocurre con los efectos secundarios

Con respecto a los efectos secundarios que aparecieron en el grupo que recibió la segunda dosis de Pfizer, el estudio Combivacs revela que fueron similares a los observados en otros estudios tras una segunda dosis de AstraZeneca.

  • La mayoría de los participantes reportaron dolor en la zona del pinchazo, cefaleas y malestar general, y solo un 2,5% tuvo fiebre.

Según el estudio, el 68% de estos síntomas fueron leves, un 30% moderado y solo un 1,7% revistió más gravedad pero nadie requirió hospitalización.

  • Según este estudio, combinar ambos fármacos es seguro pero provoca más efectos secundarios leves que si se administran las dos dosis de AstraZeneca.

De hecho, científicos como el Dr. Oriol Mitjà o Daniel Prieto-Alhambra de la Universidad de Oxford han criticado que la decisión de Sanidad para administrar Pfizer a los que recibieron una primera dosis de AstraZeneca se base en un estudio como el Combivacs.

Según estos y otros expertos, el Combivacs se ha realizado con pocos participantes –lo que no permite detectar efectos de baja frecuencia pero que pueden ser graves– y no ha comprobado qué ocurre si se administran dos dosis de AstraZeneca, sencillamente para comparar entre una opción y otra.