Por Pablo Cubí, periodista

ventilacion prevenir contagios coronavirus

Las autoridades sanitarias alemanas están estudiando añadir a un elemento más a la tríada protectora del coronavirus: manos, mascarilla y distancia. Aquí se le sumaría ventilación.

Renovar el aire es una norma básica de la limpieza de cualquier hogar. Es necesario ventilar los espacios de forma regular. Lo que pasa es que, en circunstancias normales, con diez minutos de ventanas abiertas ya es suficiente.

  • ¿Es necesaria una ventilación constante en plena pandemia? ¿Es mejor la opción de que ahora empecemos a pasar frío? No todos los expertos tienen tan clara la propuesta alemana.

LA GRIPE SÍ, EN LA COVID NO SE SABE

En algunas enfermedades respiratorias, como la gripe, más que una recomendación la ventilación es una obligación.

En la gripe hay evidencia sólida de que hay que ventilar

Es una de las pocas medidas sobre la que hay evidencia científica sólida”, ha explicado el doctor Fernando Simón, responsable de coordinación de alertas y emergencias sanitarias.

  • Los virus de la gripe pueden permanecer en el aire y una ventilación constante ayuda a evitar contagios. Por eso, en el verano decae el contagio tan claramente.

Esa evidencia no se tiene tan clara respecto a la Covid-19, pese a que expertos en aerosoles (las gotitas que expulsamos y por las que viaja el coronavirus) han alertado en un informe que también sigue en el aire.

Estamos en contacto con grupos de investigadores”, ha recalcado el doctor. Pese a lo cual, hoy por hoy cree que aún hay dudas de que suponga un riesgo significativo.

¿HAY MUCHO CORONAVIRUS EN EL AIRE?

Hay consenso en que parte de las microgotitas que transportan coronavirus son tan pequeñas que quedan en el aire. El debate es qué porcentaje de esas microgotitas tienen suficiente carga viral como para suponer un riesgo de contagio.

  • La Organización Mundial de la Salud, ha cambiado de posición. Inicialmente no creyó que el coronavirus quedara en el aire y rectificó este punto. Lo que no ha confirmado es que sea un medio efectivo de propagación y contagio.

El único momento cierto de riesgo de contagio es cuando un médico está operando para entubar a un paciente”, ha puntualizado el doctor Simón. Ahí el aire se llena de micropartículas cargadas de coronavirus muy contagiosas.

  • Pero no hay suficientes evidencias de que una persona puede haberse contagiado por respirar el aire de una habitación donde estaba un enfermo como para confirmar esta posibilidad.

Aún así, cada vez hay más administraciones de salud (además de Alemania, Reino Unido y Estados Unidos) que asumen que hay riesgo y piden vigilar más la ventilación.

SI HAY UN ENFERMO VENTILA MÁS

Eso no quiere decir que no tengamos que ser muy prudentes en este sentido.

Hemos bajado la guardia al aire libre y también hay contagios

En caso de que en casa haya un enfermo de Covid-19, las medidas de ventilación sí se han de extremar para reducir al máximo ese potencial riesgo.

  • Se ha de tener a la persona aislada en una habitación sin contacto directo si es posible.
  • Estar a su lado el menor tiempo posible y siempre con distancia y protección.
  • La puerta del enfermo ha de estar cerrada y tener una ventana al exterior. Mejor si está abierta para facilitar la renovación del aire.
  • Si por el frío no se puede dejar todo el tiempo, renovar el aire varias veces al día. Si puede hacerlo el propio paciente, mejor.

EL RIESGO DEL AIRE EN MOVIMIENTO

En esta pandemia de Covid-19 se ha insistido mucho en la conveniencia de hacer actividades al aire libre.

  • El motivo es que cuanto más corriente haya más se dispersarán las gotitas si la persona que te habla está expulsando virus. Menor riesgo de contagio.

Sin embargo, ese mismo aire puede hacer que el virus viaje más rápido hacia ti si estás demasiado cerca y sin mascarilla. Algunos expertos han señalado que hemos bajado la guardia en espacios abiertos y ha habido más contagios de los esperados.

¿Y el aire en movimiento de espacios cerrados?

También hay discusión sobre el uso de aparatos de aire acondicionado. Pero la evidencia es que el aire en movimiento siempre va a suponer menos riesgo que el aire estancado.

Por lo tanto, el aire acondicionado no se contempla ahora como un difusor de riesgo de la Covid-19.

El aire acondicionado no se considera que facilite la transmisión

Esto es aún más evidente en la ventilación de los aviones, donde el aire además se renueva a través de unos filtros especiales. Estos filtros, que tienen la mayoría de modelos de avión, retienen hasta el 99% de partículas como el coronavirus.

¿Son por eso completamente seguros los aviones o locales con aire acondicionado? Claro que no. La seguridad total no existe y si te hablan muy cerca, no hay ventilación que evite el contagio.

SIN MIEDO A LOS LOCALES CERRADOS

Los teatros, cines y locales donde se ha respetado escrupulosamente la distancia y los aforos no han supuesto un foco de contagio.

  • La experiencia en numerosos países lo está confirmando.

Es la proximidad entre las personas durante un tiempo prolongado la forma más clara y evidente de contagio.

Ocurre sobre todo en reuniones sociales de familiares y amigos en las que además, si estamos comiendo o tomando algo, nos sacamos las mascarillas por un tiempo quizá demasiado prolongado. Es en esas circunstancias donde tenemos que poner más cuidado.

Ten espacios ventilados. No hace falta que sea ventanas abiertas de par en par. Con cuatro dedos para que pase la corriente es suficiente.

Tags relacionados