La viruela del mono: cuáles son los síntomas y cómo se contagia

En España ya hay decenas de casos confirmados de viruela del mono (monkeypox) y parece que los contagios se extienden también en otros países de todo el mundo. Te explicamos aquí la última hora.

Actualizado a
Dra Patricia Guillen
Dra. Patricia Guillem

Catedrática de epidemiología

Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

Cuáles son los síntomas y cómo se contagia la viruela del mono
iStock by Getty Images

La viruela del mono es una enfermedad diferente de la viruela "clásica" y los primeros síntomas son dolor de cabeza, fiebre y cansancio.

La desaparición de la viruela ha sido uno de los grandes logros de la medicina gracias a la vacuna. Se consiguió erradicar el virus que afectaba directamente a los humanos, no todos los tipos de viruela. Eso explica la aparición en Europa de un brote de la llamada viruela del mono, que está creando preocupación.

El Ministerio de Sanidad ha advertido ya decenas de casos confirmados y está estudiando otros posibles casos sospechosos en España, que se suman a varios casos en Portugal. Ya han aparecido también contagios en otros países como Italia, Suecia, EE.UU o Canadá. La viruela del mono es un virus que, pese a lo que su nombre indica no afecta solo a los simios y que está consiguiendo pasar a la especie humana.

Las primeras alertas saltaron en el Reino Unido donde también están aumentando los casos. Los primeros casos parece que se contagiaran en Nigeria, donde habían viajado previamente. España es ahora mismo el país que cuenta con más contagiados confirmados.

Qué es la viruela del mono

La viruela del mono está provocada por un virus de la familia del de la viruela. En general, cuando ha pasado a los humanos ha tenido efectos menos devastadores y no se consigue transmitir de una manera tan eficaz como la viruela humana.

El agente infeccioso es el orthopoxvirus. Afecta sobre todo a los roedores y otros animales silvestres, que son los que contagian primeramente a los monos. Nosotros le dimos ese nombre porque los primeros casos, a mediados del siglo XX, se detectaron en monos de laboratorio. Pero se cree que el reservorio son los roedores.

Se ha hecho endémico en todo el centro y oeste de África, en lo que son los países que tienen bosques tropicales y en donde los humanos mantienen más opciones de contacto con simios y otros animales.

No es un virus fácil de contagiar. “No es probable que tenga una transmisión importante, pero tampoco se puede descartar”, ha señalado el doctor Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias.

Qué síntomas provoca

La viruela del mono es una enfermedad diferente de la viruela que asoló a la humanidad durante siglos. Los primeros síntomas son dolor de cabeza, fiebre, dolor muscular y cansancio. También es habitual que se inflamen los ganglios linfáticos.

El signo más llamativo y distintivo es la aparición de erupciones cutáneas por todo el cuerpo. Se forman como ampollas llenas de líquido, primero en la cara y luego salen en todas partes.

"El periodo de incubación es de entre una y dos semanas", nos explica la catedrática de Epidemiología Patricia Guillem. "La enfermedad propiamente dura entre dos y cuatro semanas".

Por lo que estamos viendo es una enfermedad que cursa de forma benigna. Las consecuencias para la salud del paciente no son muchas.” Se han dado tasas de muerte infantil que son muy llamativas. La especialista las relativiza:

"La tasas de letalidad va del 1% al 10%. Esas tasas hay que cogerlas con pinzas. Hay que analizar dónde proceden los datos. En países en desarrollo pueda existir más mortalidad. Son países que no tienen una buena red sanitaria. Es normal que se produzca más mortalidad infantil".

Cómo se contagia esta viruela

La manera inicial de contagio es por el contacto de las personas con los animales infectados, la zoonosis. La más habitual es luego el contagio directo de persona a persona. Puede ser de dos maneras:

  • A través del contacto directo con las lesiones de la piel de la personas enferma, a través de la saliva o de otros fluidos, como el semen. Varios de los casos detectados se sospecha que pueden haber sido infectados tras una relación homosexual, aunque no se considera solo una enfermedad de transmisión sexual ni propia de ningún colectivo.
  • Al estar en contacto con los objetos contaminados por la persona, como las sábanas de la cama.
  • También se contagia por la respiración, a través de gotas respiratorias grandes, aunque la transmisión no es tan extensiva como ocurre con otros virus, por ejemplo el SARS-CoV-2.

El virus puede entrar en el cuerpo por la boca y nariz o a través de la mucosa de los ojos.

Cómo se trata la viruela del mono y qué vacuna hay

No hay un tratamiento específico para la viruela del mono. Como no se han diagnosticado muchos casos, no ha habido una gran investigación. La manera de controlar los brotes que han surgido en África ha sido con medidas preventivas y aislando los casos.

La vacuna de la viruela se va a recuperar ahora (se ha comprobado que puede ser efectiva en un 85% de casos) para administrarla a personas que han tenido contacto con el virus. En algunas zonas de África Central se hacen campañas de vacunación específicas.

Las autoridades sanitarias tranquilizan porque no se espera que avance mucho más. En África se diagnosticó el primer contagio en humanos en 1970 en el Congo. Era un bebé. Allí los niños son los más afectados y en donde se dan las tasas más altas de mortalidad.

"En los países como el nuestro, aunque no hay un tratamiento específico, sí hay opciones. Al ser un virus se puede poner un retroviral. Ante cualquier problema más grave, siempre podemos llegar a la terapia intravenosa. La persona siempre va a tener opciones", recuerda la epidemióloga Guillem.