Con el asesoramiento de la Dra. Meritxell Davins, directora de Transformación y Salud Digital del Hosp. Germans Trias

Por Eva Mimbrero, periodista especializada en salud

Atención sanitaria sin salir del coche: ¿ha llegado para quedarse?
iStock by Getty Images

La pandemia ha hecho que imágenes impensables hasta hace poco, como la realización masiva de test o la vacunación frente al coronavirus sin salir del coche sean frecuentes tanto en España como en otros países de nuestro entorno.

¿Pero puede este tipo de servicio médico acabar implantándose y convertirse en algo habitual? La apuesta por él desde hospitales como el Germans Trias de Badalona es clara. Tanto es así que acaban de poner en marcha el primer punto permanente de atención hospitalaria desde el vehículo de España, situado a pocos metros del edificio principal, que han bautizado como RutiCar.

  • Ha comenzado atendiendo a los pacientes con marcapasos, que pueden acudir al RutiCar a hacerse sus revisiones periódicas.

Cómo funciona el RutiCar

El procedimiento es muy sencillo: el estado del marcapasos puede controlarse mediante un dispositivo que se le pasa al paciente por encima de la ropa.

  • "Una vez recopilados los datos, el médico y la enfermera valoran cómo ha salido, y le dan los resultados por teléfono al paciente", nos explica la doctora Meritxell Davins, directora de Transformación y Salud Digital del Hospital Germans Trias.
  • Un procedimiento que, tal y como apunta el doctor Roger Villuendas, coordinador de la Unidad de Arritmias del Servicio de Cardiología del hospital, "en tiempos de pandemia permite reducir los riesgos de contagio en una población que es mayoritariamente de edad avanzada y a menudo con problemas de movilidad".

La apuesta: ofrecer cada vez más servicios

Pero los responsables de este centro sanitario no quieren ofrecer únicamente este servicio de revisión de marcapasos a través del RutiCar. "Nuestra idea es que sea un servicio permanente y cada vez más amplio", afirma la doctora Davins.

  • El próximo paso, según nos cuenta, es que los pacientes que deban hacerse un estudio del sueño en casa mediante una polisomnografía recojan la máquina con su coche en el RutiCar. Allí mismo se les dará instrucciones sobre cómo utilizar la máquina y, al día siguiente, tras hacerse la prueba por la noche, la entregarán también en el RutiCar.
  • "Tenemos previsto, además, realizar las PCR's que se hacen antes de ciertas pruebas diagnósticas o de intervenciones quirúrgicas, y estamos intentando coordinar la entrega de muestras (de orina, de esputo...) sin que el paciente se tenga que bajar del coche", añade.

La vacunación es otro de los servicios que podría beneficiarse de la atención sanitaria desde el vehículo.

  • De hecho, algunos centros sanitarios del país ya han empezado a vacunar frente a la Covid-19 sin que los usuarios se bajen del coche. Pero servicios permanentes como el RutiCar amplían el abanico de posibilidades.
  • "La vacunación sin salir del coche podría extenderse a las campañas de la gripe, o también a los pacientes que necesiten vacunarse cada cierto tiempo, como por ejemplo los inmunodeprimidos", subraya la experta en salud digital.

Cuáles son las ventajas de estas consultas

Este nuevo servicio "abre un gran abanico de posibilidades en los que la comodidad del paciente, la disminución del riesgo de contagios y la eficiencia del tiempo es muy importante", afirma la doctora Davins.

  • La atención hospitalaria desde el coche facilita, por ejemplo, que el número de usuarios que haya dentro del hospital sea menor, y que las salas de espera no estén tan saturadas. "Y esto, en plena pandemia, ayuda tanto a los pacientes como a los profesionales", remarca la experta.

"Al ser un servicio situado en el exterior, está totalmente ventilado, lo que reduce el riesgo de contagio"

  • Otro beneficio es que permite que los pacientes acudan acompañados, algo que de momento no se permite dentro del edificio, si es que no tienen un problema muy importante. "Esto hace que se sientan más seguros y reconfortados", añade.

Aprender de la pandemia

Para la doctora Davins iniciativas como el RutiCar son una muestra de lo que desde la atención sanitaria se ha podido aprender con la pandemia del coronavirus.

  • "La Covid-19 también nos ha traído transformaciones que tenemos que aprovechar. ¿Por qué los pacientes tienen que entrar en el hospital si realmente, en algunas ocasiones, no es necesario?", se pregunta la especialista.

"Es hora de que algunas de las nuevas formas de hacer permanezcan después de la pandemia", insiste. Buen ejemplo de ello son las consultas telemáticas.

  • "Antes de la Covid más del 50% de los médicos no había utilizado nunca la telemedicina, y ahora el 99% como mínimo ha pasado consulta por teléfono. Realmente el aumento ha sido exponencial", apunta.

Unos cambios que se enmarcan dentro de una sociedad que también está cada vez más acostumbrada a las transacciones telemáticas. Hoy en día se puede comprar online, hacer gestiones con el banco... En este contexto, no es extraño que las consultas virtuales o telefónicas sean cada vez más demandadas.

  • "Esto no quiere decir que todas las consultas puedan hacerse por teléfono, ni mucho menos, pero algunas sí", aclara la doctora Davins.

La telemedicina permite, también, una mayor interacción entre médicos de diferentes especialidades. Como ejemplo, la experta nos habla de una aplicación que permite al médico de atención primaria enviar una foto al dermatólogo para que valore si el caso es urgente o no.

  • "Hay ocasiones en las que, incluso, el dermatólogo puede hacer el diagnóstico y el paciente no tiene que esperar semanas o incluso meses a visitarse con él", matiza.

"La Covid está poniendo a la sociedad a prueba, y especialmente al sistema sanitario. Y, ahora, es la hora de aprender que todo lo que hemos mejorado en lo que respecta a la atención al paciente durante estos meses no se vaya con la pandemia", concluye la especialista.

Tags relacionados