Por Soledad López, periodista especializada en salud

necesario vuelta al cole presencial

Seis meses habrán pasado los niños españoles sin pisar un colegio desde que se declaró el estado de alarma y cerraron las escuelas el pasado 13 de marzo.

Este tiempo ha servido para poner en evidencia que la educación, sobre todo en la primaria y los primeros cursos de ESO, debe ser presencial.

La enseñanza a distancia, online, puede que funcione, por ejemplo, en el ámbito universitario, pero en la infancia se ha visto que no es una opción viable.

Por qué el cole no puede ser online

En el ámbito de la escuela pública, autoridades y profesorado han apuntado siempre a la brecha digital (no todos los niños tienen acceso a un ordenador, no todos tienen internet...) como el principal culpable de que no se haya avanzado materia durante todo este tiempo.

Y eso que seguramente nunca los niños españoles han pasado tantas horas frente a una pantalla como durante esta pandemia: haciendo tareas o deberes del colegio o jugando a videojuegos pero, según un estudio de la OCU, muchos sin recibir ni una clase online por parte de sus profesores, en especial en la escuela pública.

Sin embargo, seguramente la verdadera razón del porqué la escuela no puede ser online no es la brecha digital (que por otra parte podría haberse solucionado con mayor voluntad política).

  • El quid de la cuestión es que durante la infancia la educación debe ser presencial y no frente a una pantalla para un correcto desarrollo del niño.

Por eso según los expertos, ahora la vuelta al cole podría ser más positiva que nunca para los niños, aunque esto genere miedos tanto por parte de los padres como de los más pequeños.

el niño necesita socializar para su correcto desarrollo

Hace unos meses, una encuesta revelaba que los niños entre 7 y 12 son los que han sufrido mayores consecuencias psicológicas a causa el confinamiento.

Ellos lo dejaron todo -el colegio, los extraescolares, el deporte, ver a los amigos...- de un día para otro.

El Dr. Álvaro Díaz Conradi, jefe de Pediatría del Hospital HM Nens de Barcelona, explica que "el aislamiento dificulta el crecimiento normal de los niños porque necesitan socializarse para desarrollar sus habilidades físicas, cognitivas y sociales".

En este sentido, el especialista asegura que el contacto con otros niños y profesores resulta imprescindible para su maduración en muchos aspectos:

  • Las capacidades psicomotoras.
  • La comunicación oral y escrita.
  • La resolución de problemas y la agilidad.
  • La autoconfianza.
  • La empatía.
  • El desarrollo de la curiosidad y la imaginación.

"En caso de producirse sin contratiempos, la vuelta al cole será tremendamente beneficiosa", augura el Dr. Díaz Conradi.

Vencer el miedo a volver al cole

El jefe de Pediatría del Hospital HM Nens de Barcelola asegura que "es importante que los padres refuercen a los niños la idea de que volver a clase será positivo para ellos y que tiene múltiples ventajas".

No obstante, tras haber pasado el último trimestre del curso en casa manteniendo únicamente contacto con los compañeros y profesores de forma digital y después de tres meses de vacaciones, volver al colegio puede resultar difícil y provocarles miedo y ansiedad.

Los dos principales obstáculos que pueden surgir son:

  • La dificultad para recuperar las rutinas.
  • El miedo al contagio por parte del niño.

Ayudarles a recuperar las rutinas

Obviamente, la vuelta al cole implica recuperar unas rutinas que hace medio año que se han perdido. Y eso puede causar rechazo.

Si eso ocurre, los especialistas aconsejan:

  • Escuchar a los hijos para saber qué les preocupa o no les gusta y así resultar más persuasivos en las argumentaciones.
  • Hacerles entender que tienen que aprender a afrontar la adversidad, que todos tenemos obligaciones y que, a veces, hay que hacer cosas a pesar de que no gusten.
  • Hay que plantearles argumentos sencillos y encontrar siempre el aspecto positivo de la situación por complicada que parezca.

La Dra. Isabel Romero, coordinadora de Pediatría de HM Hospitales en Madrid afirma que "para los más pequeños puede ser más complicado porque tienen más apego a los padres y para ellos el confinamiento no ha sido tan malo y la opción de volver al cole resulta a priori poco atractiva".

"A medida que van siendo más mayores necesitan la socialización, el juego con los amigos, la figura del profesor... Aquí la reticencia va a ser menor salvo que haya trascendido, y seguro que en mayor o menor grado lo ha hecho, el miedo al contagio", asegura la Dra. Romero.

Superar el miedo al contagio

Durante el confinamiento, hay niños que han perdido a sus abuelos y casi todos han oído conversaciones de adultos. Han vivido nuestra preocupación por la pandemia y es lógico que puedan tener miedo al contagio ante la inminente vuelta al cole.

Para gestionar ese miedo, los expertos sugieren:

  • Hablar de ello. "El miedo hay que expresarlo y compartirlo. Es un sentimiento más y es importante que no lo censuremos por muy desproporcionado que sea. Hay que hacer ver al niño que entendemos que tenga miedo y la mejor forma de combatirlo es dar información de forma correcta y apropiada a la capacidad del niño", asegura la Dra. Romero.
  • Transmitirles la importancia de respetar las normas de seguridad en el colegio para evitar el contagio. Hay que concienciar bien a los niños de que los hábitos han cambiado. Deberán mantener una distancia de seguridad siempre que sea posible, no compartir material, lavarse las manos un mínimo de 5 veces al día, protegerse con la mascarilla...

Obviamente en la escuela le harán saber este protocolo, pero si el niño está concienciado de que debe tomar estas medidas para evitar el contagio todo será más fácil.

Ir al colegio será seguro y él se sentirá también seguro.