4 infusiones frías para tomar en primavera y adelgazar de aquí al verano

De cara al verano, hemos seleccionado cuatro infusiones que pueden ayudarte a bajar de peso, sientan genial y quedan muy ricas fresquitas.

Celia Perez León
Celia Pérez León

Redactora especializada en estilo de vida y nutrición

Actualizado a

infusiones frías

Estas infusiones frías pueden ayudarte a controlar el peso de aquí al verano, mientras te mantienen fresca e hidratada. 

¿Preparada para la llegada del verano? Con el calor, la ropa corta, las piscinas y la playa, hay muchas personas que se preocupan de su aspecto físico con la llegada de la estación cálida del año. ¡Y no hay por qué! Todos los cuerpos son perfectos y maravillosos tal y como son.

Aunque podemos aprovechar esta preocupación generalizada sobre el cuerpo en esta época del año para cuidar mejor de nuestro organismo, con el mimo y el cariño que merece. Y si eso implica bajar algunos kilos, todo es ponerse con la energía adecuada para conseguirlo. Un buen truco que puede ayudarte a cuidar de tu salud y a bajar un poco de peso de aquí al verano consiste en tomar algunas de las infusiones frías de las que te vamos a hablar a continuación. Presentan muchos beneficios para la salud y son perfectas para mantenerte hidratada a medida que suben las temperaturas.

Té verde con menta

te verde menta

La primera opción, además de ser muy popular por su sabor refrescante, es una opción perfecta para ayudar a nuestro organismo a controlar el peso. Todo se debe, por supuesto, a las propiedades de sus componentes.

Para empezar, el té verde contiene unos compuestos llamados catequinas, que son antioxidantes. Estas pueden ayudar a acelerar el metabolismo, aumentando la oxidación de las grasas y favoreciendo la pérdida de peso.

Algo similar hace la cafeína que contiene el té, que tiene un efecto estimulante en el metabolismo. Es decir, aumenta el gasto energético de nuestro cuerpo, además de mejorar nuestro rendimiento físico y cognitivo.

Esto no es todo. Tanto el té verde como la menta tienen efecto diurético, por lo que pueden ayudar a reducir la retención de líquidos. Esto puede ayudarte a deshacerte de la hinchazón que se produce en el vientre, por ejemplo, tras una comida copiosa.

La menta, además, puede ayudar a aliviar algunos problemas estomacales y tiene un efecto positivo sobre los antojos, mejorando el control del apetito.

Cómo preparar esta infusión

  • Hierve el agua y sírvela en una jarra que soporte altas temperatura con un par de bolsitas de té verde.
  • Añade unas hojas de menta a la preparación.
  • Deja que repose unos 5 minutos antes de retirar las bolsitas de té y añadir el hielo.
  • Reserva hasta que se enfría y sirve la infusión decorando con algunas hojas de menta.
  • Puedes añadir un poco de limón a la mezcla para darle un sabor más cítrico y refrescante.

Infusión de hibisco y jengibre

infusion hibisco

En esta infusión, que tiene un sabor exótico y muy especial, encontramos dos ingredientes muy poderosos para potenciar la pérdida de peso.

Por un lado, el hibisco es un diurético natural. Esto, como ya sabes, puede ayudarte a controlar la hinchazón del vientre. Además, algunos estudios apuntan que podría ser un inhibidor natural de la amilasa, una enzima encargada de descomponer los carbohidratos en azúcares simples. Es decir, que podría ayudar a reducir la absorción de azúcares y, en consecuencia, de calorías.

Por otro lado, el jengibre es un conocido termogénico. Esto quiere decir que puede aumentar el metabolismo para aumentar la cantidad de calorías que quemamos. También hay estudios que apuntan que este ingrediente puede ayudar a reducir el apetito y que mejora la digestión, acabando con la hinchazón o los gases.

Cómo preparar esta infusión

  • En una olla, hierve un litro de agua.
  • Añade las flores de hibisco y el jengibre sobre el agua caliente y deja que repose durante 10 minutos, a fuego lento o con la llama apagada.
  • Cuela la infusión y deja que se enfríe.
  • Sirve la infusión con hielo para darle un toque más refrescante.

Té de hierba limón y cúrcuma

infusion hierba limon

De todas las opciones de esta lista, esta es una de las más curiosas en cuanto a sabor. Muy refrescante, y con un exquisito toque picante que la hace muy especial. Y las propiedades de sus ingredientes no se quedan atrás.

Para empezar, la hierba limón es un diurético natural. Esto, como ya sabes, puede ayudar a reducir la hinchazón del vientre. Además, estimula la producción de enzimas digestivas, lo cual contribuye a una mejor absorción de nutrientes y a un metabolismo más eficiente.

Por si fuera poco, la hierba limón contiene antioxidantes, como los flavonoides, que ayudan a combatir el estrés oxidativo, lo cual puede contribuir a una mejor salud metabólica, además de favorecer la prevención de ciertas enfermedades crónicas.

Por otro lado, la cúrcuma contiene como principal compuesto activo la curcumina. Esta es conocida por sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, que pueden reducir la inflamación del cuerpo y fortalecer el metabolismo.

Este ingrediente también estimula la producción de bilis en el hígado, ayudando a descomponer las grasas en el sistema digestivo. Además, se considera que la curcumina puede ayudar a mejorar la sensibilidad a la insulina, ayudando a regular los niveles de azúcar en sangre y previniendo los picos de glucosa que generan antojos.

Cómo preparar esta infusión

  • En una olla, añade un litro de agua y llévala a ebullición.
  • Añade un par de tallos de hierba de limón picados y una cucharadita de cúrcuma.
  • Cocina a fuego lento durante unos 10 minutos.
  • Cuela la infusión y deja que se enfríe.
  • Sírvela con mucho hielo y una rodaja de limón para un toque más refrescante.

Infusión de rooibos y canela

roibos canela

El rooibos es una de las infusiones más destacadas cuando hablamos de bajar de peso. No solo no es estimulante, sino que contiene potentes antioxidantes que pueden ayudar a reducir el estrés oxidativo y la inflamación del cuerpo. Esto, a su vez, puede contribuir a mejorar la salud metabólica y la eficiencia del metabolismo.

A este efecto debemos sumarle su efecto positivo sobre la regulación del azúcar en sangre, acción que se ve reforzada con la canela, que comparte esta propiedad con el rooibos.

La canela, además, tiene un leve efecto termogénico que puede aumentar ligeramente el gasto energético, estimulando el metabolismo. Además, esta especia puede reducir el apetito al ralentizar el vaciado gástrico, lo que prolonga considerablemente la sensación de saciedad.

Cómo preparar esta infusión

  • Hierve agua y sírvela en una jarra apta para las altas temperaturas.
  • Añade un par de bolsitas de té de rooibos y una ramita de canela a la preparación.
  • Deja que repose unos 5 minutos.
  • Retira las bolsas de té y la canela.
  • Deja que se enfríe y añade hielo antes de servir.