Más allá de las zanahorias: 8 alimentos que potencian el bronceado y cuidan la piel para un moreno de cine

Descubre qué alimentos ayudan a activar la melanina y a conseguir un bronceado más intenso, además de proteger tu piel.

Diana Llorens
Diana Llorens

Redactora especializada en salud, nutrición y bienestar

Actualizado a

alimentos bronceado

Una dieta rica en betacarotenos te ayudará a lucir un bonito bronceado. 

iStock

Con el verano ya a la vuelta de la esquina, aumentan las ganas de lucir un bonito bronceado, aunque esto no es algo que resulte igual de fácil para todo el mundo.

La melanina es un pigmento natural que produce nuestro cuerpo y que da a nuestra piel, cabello y ojos su color. También tiene un papel crucial en el bronceado, pues protege la piel de la radiación ultravioleta (UV) y nos ayuda a prevenir daños en el ADN y quemaduras solares. Al exponernos al sol, nuestro cuerpo produce más melanina para evitar quemaduras y es por ello que nuestra piel adquiere un tono más oscuro.

En la alimentación tienes un gran aliado para proteger tu piel y conseguir un bronceado bonito y saludable. Hay alimentos capaces de activar la melanina y que además contienen otros nutrientes saludables para la piel. Es el caso de la zanahoria, una de las verduras que más cuidan la piel gracias a su contenido en antioxidantes y en betacaroteno (responsable de su color naranja), un precursor de la vitamina A que promueve la producción de melanina y ayuda a conseguir un bronceado más intenso.

Pero las zanahorias no son los únicos alimentos que tienen estos y otros nutrientes que cuidan y ayudan a embellecer la piel. A continuación, te mostramos 8 que no pueden faltar en tu dieta para preparar tu piel para el verano.

En cualquier caso, recuerda que cuando expongas tu piel al sol debes asegurarte de protegerla bien con una crema solar con un alto factor de protección. Y es que un exceso de radiación UV, como seguro que sabes, no solo favorece el envejecimiento prematuro, también aumenta el riesgo de sufrir problemas cutáneos graves como el cáncer de piel.

TORTITAS CALABACIN

Placer saludable

Tortitas de calabacín y berenjena: la cena ligera y rica en fibra que cuida tu peso

1. Cerezas

cerezas

La cereza, una de las frutas predilectas del final de la primavera y el inicio del verano, es una buena fuente de betacaroteno, un nutriente que filtra los rayos solares y proporciona a la piel un bonito color dorado que la protege también de las quemaduras.  

Además, las cerezas tienen un altísimo contenido en antioxidantes (como las antocianinas, que les dan su bonito color rosado), que ayudan a proteger la piel del daño provocado por factores medioambientales como el sol y a evitar el estrés oxidativo, que puede derivar en un envejecimiento prematuro de la piel.

Son también muy ricas en agua, esencial para mantener la piel hidratada y flexible.

brocoli

¡Exquisito!

El condimento que debes añadir al brócoli para que esté delicioso y se lo coman hasta los niños

2. Albaricoque

albaricoques

iStock

Los albaricoques, como puedes intuir por su color anaranjado, son también ricos en betacarotenos, que contribuyen a proteger la piel y darle un bronceado más profundo y uniforme.

Tienen un alto contenido en antioxidantes y vitaminas, como la vitamina C, que ayudan a proteger la piel de los efectos dañinos de los radicales libres, responsables en gran medida de las arrugas prematuras. Además, sus elevados niveles de vitamina E ayudan a retener la humedad e hidratar la piel.

3. Espinacas

Espinacas

Canva

No solo en las frutas de color naranja o rosado podemos encontrar betacarotenos, también están presentes en verduras como las espinacas. Estos compuestos, sumados al elevado contenido en otros antioxidantes de esta verdura de hoja verde (como la luteína), ayuda a que la piel esté más sana y con un tono más uniforme.

4. Tomate

Tomates

Los tomates contienen licopeno, un carotenoide con un poderoso efecto antioxidante que protege la piel de la radiación ultravioleta, ayuda a evitar el enrojecimiento de la piel y previene el envejecimiento prematuro. También contienen vitamina A, un antioxidante que protege la piel y mejora su aspecto, además de proteger la salud de los ojos

En verano una manera muy refrescante y efectiva de tomarlo es en forma de gazpacho. Puedes potenciar su efecto si añades alimentos que contengan betacarotenos como el pimiento, la zanahoria o las cerezas.

5. Papaya

papaya

Además de tener un elevado contenido en betacarotenos, tal y como demuestra su color anaranjado, la papaya nos aporta enzimas como la papaína que exfolian las células muertas de la piel. Estos dos efectos juntos te ayudarán a conseguir un bronceado más bonito, uniforme y duradero.

La papaya aporta también vitaminas C y E, grandes antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres y reducir signos del envejecimiento prematuro como las arrugas y las líneas de expresión.

crema solar facial

Piel a salvo

Alerta de la OCU: la mitad de las cremas solares no llevan el factor solar que dicen

6. Sandía

Trozos de sandía

La sandía tiene un altísimo contenido en agua (hasta el 92% de su contenido), que ayuda a mantener la piel hidratada y flexible. Además, contiene antioxidantes como el licopeno (que le da su color rojizo), un carotenoide que favorece el bronceado y la salud de la piel.

Por otro lado, la vitamina C protege la piel del daño oxidativo, ayuda a iluminar el cutis y a igualar el tono de la piel y favorece la producción de colágeno, que mantiene la piel más joven.

7. Mango

MANGO

El mango es muy rico en vitaminas y minerales.

iStock

Otra fruta con un precioso color naranja, el mango, es también rico en betacarotenos, precursores de la vitamina A, una gran aliada de la salud cutánea. Contiene también otros antioxidantes que ayudan a reparar y proteger la piel, realzando el bronceado.

Además, esta deliciosa fruta tiene propiedades antiinflamatorias que ayudan a reducir la inflamación, el enrojecimiento y la irritación de la piel.

8. Boniato

boniato

El boniato, un tubérculo naranja más habitual de la temporada de otoño, es otra excelente fuente de betacaroteno, que como hemos visto es un buen aliado de una piel bonita y bronceada.

En su piel se encuentra la mayor proporción de antioxidantes, así que conviene comerlo sin quitarla.