La regla 7-7-7 para mejorar tu relación de pareja y ganar bienestar

Se ha popularizado un método para mantener y fortalecer la relación de pareja. Se trata de la regla del 7-7-7, una técnica en tres pasos que te hará ganar bienestar. Ya hay conocidas personalidades que aseguran que les funciona muy bien.

Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

Actualizado a

pareja feliz

Este método puede ayudar a muchas parejas a conseguir que su relación se fortalezca.

ISTOCK

Las reglas en las relaciones de parejas se han de coger con pinzas. No somos máquinas y lo que puede funcionar para unos quizá no sea necesario o no vaya bien en otros. Este preámbulo viene a cuento de que uno de los rumores más extendidos es el de la crisis de los siete años.

Muchas parejas aseguran que a los siete años se encontraron con un bache importante. Los especialistas dicen que no hay razones científicas que lo avalen. Sí es cierto que tras unos años de relación, antes o después, puede aparecer la sensación de cansancio, el estrés por la llegada de los hijos, la falta de pasión y las infidelidades que pongan a prueba la relación.

Sea real o no, el siete parece ser un número significativo en la relación. Quizá por ello también es la base sobre la que se ha popularizado un método muy bien planteado y que puede ayudar a muchas parejas a conseguir que su relación se fortalezca y siga adelante en un clima de amor y bienestar. Se trata de la regla del 7-7-7.

Por qué es importante tener un método

En eso sí están de acuerdo todos los especialistas. La monotonía y el aburrimiento pueden dañar la relación de pareja. No se puede dejar que se mantenga solo con las ascuas de una pasión porque acaban apagándose. Esa es la base que sostiene este método.

Si tienes hijos, puede que hayas entrado en una vorágine doméstica de colegios, compras, extraescolares, etc. La pareja pasa a convertirse en una organización administrativa. Tú te encargas de unas cosas, tu pareja de las otras. Hasta que un día te paras, miras a tu pareja y le preguntas: “¿Tú y yo de qué hablábamos cuando no teníamos hijos?”

Entonces te acuerdas de que hubo un momento en que os reíais mucho juntos, de las bromas, las charlas interminables. Todo eso, que formaba parte de las fases iniciales, de enamoramiento y vinculación, no han de desaparecer.

Es cierto que ya es difícil que tengas cosquillas en el estómago cuando os encontráis. Ese cóctel hormonal que surgió al principio ya no vuelve. Pero no hay que perder de vista que no podéis caer en la rutina por muchos años que pasen. No hay nada malo en la rutina. Es necesaria para el día a día. Lo que es malo es dejarlo todo en eso. La pareja se convierte en unos meros colegas de trabajo, cuya ocupación es la casa y la familia.

En qué consiste el método 7-7-7

El método 7-7-7 ha venido a romper con esa rutina. Por eso no es extraño que esté teniendo tanto predicamento es redes sociales. Se trata de ponerse tres normas que coinciden con tres fechas relacionadas con el siete:

  • Cada siete días: hay que programar una actividad conjunta pensada solo para vosotros. Puede ser ir a una clase de yoga, o tomar algo, que puede ser en casa, no hace falta salir. Lo que no puede ser es ir al supermercado o algunas de las tareas cotidianas. Ha de ser algo pensado para hacer en pareja y por la pareja.
  • Cada siete semanas: planear un acontecimiento más especial. Puede ser una cena especial, una noche de baile o lo que se os ocurra. Algo que no se improvise. Que requiera reservar y organización previa para que la preparación ya sea parte de la emoción.
  • Cada siete meses: organizar un viaje. No hace falta dar la vuelta al mundo. Basta con una salida corta de uno o dos días. Lo significativo es ese cambio de aires, de salir de casa. Una ruta por una ciudad histórica cercana o un día en un parque de atracciones. Ha de servir para desconectar algo más de tiempo que una simple cena.

Se ha de entender la filosofía del método. Lo de los tres sietes es una referencia no una norma estricta. Puedes ser flexible y adaptarlo a tus necesidades. Lo que no conviene es saltarte estos pasos. La idea es que al menos una vez por semana os dediquéis tiempo, al menos una vez cada dos meses estéis más el uno por el otro, y que una o dos veces al año os escapéis.

¿Funciona este método?

El origen de este método no está claro. Las noticias que se propagan por las redes son adaptaciones de métodos psicológicos y de terapias de pareja. La terapeuta Julie Gottman ya hablaba de este método en un libro sobre matrimonio. En su caso planteaba que había que dedicar a la pareja 7 minutos al día, 7 horas a la semana y 7 días al año.

No es ninguna novedad que en toda relación se ha de buscar espacio para la pareja, que vuelva a ser también un nosotros dos, aunque ahora seamos una familia.

Una de las que ha defendido el método 7-7-7 es la creadora de contenidos y humorista Ana Brito: “La primera norma que nos imponemos es que en esa conversación no puedes hablar de tus hijos, si tienes, o de nada relacionado con la casa”.

Sus otras propuestas son hacer una salida cultura, como ir al teatro o a un museo, en la séptima semana, y en el viaje, a los siete meses, que sea una escapada de fin de semana.

Entre las ventajas que supone este método hay que señalar que:

  • Aviva el vínculo. Crea tiempo de calidad juntos de forma regular.
  • Evita el estancamiento y la rutina. Introduce actividades y momentos especiales.
  • Aumenta el bienestar y el compromiso de pareja. Hay investigaciones que demuestran que las parejas que se comprometen a pasar este tiempo de calidad tienen mayor satisfacción y menos probabilidades de romper.