Los 60 son los nuevos 50: los consejos del gurú de la felicidad Arthur Brooks para enfocar esta etapa de la vida

Uno de los mayores expertos en felicidad, el profesor de Harvard Arthur Brooks, ha cumplido 60 años y encantado de la vida. Explica cómo has de afrontar esta etapa, que lejos de provocar vértigo puede dar mucha felicidad.

Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

Actualizado a

pareja madura feliz
ISTOCK

El debate sobre las crisis de la edad cuando pasas de década nunca ha tenido mucho aval médico. Existe la generalizada idea de la crisis de los cuarenta, aunque es un tópico con tendencia de género, ya que en todo caso se trata de un problema más de los hombres que las mujeres. En las mujeres, la crisis de edad se considera que se da al cumplir los treinta años.

En ninguno de los dos casos hay evidencias para confirmar que es algo más que una percepción personal de parte de la población. No se han descrito verdaderos trastornos psicológicos. Lo que sí es cierto es que al cumplir una nueva década, la cifra redonda, nos invita a reflexionar y provoca un cierto vértigo por el cambio de dígito.

¿Qué pasa cuando llegamos a los sesenta años? Es la edad que acaba de hacer uno de los grandes gurús de la felicidad, el profesor de Harvard Arthur Brooks. Cambiar de década le ha servido para ratificarse en algunas de las ideas que ya había adelantado como especialista en comportamiento. Te resumimos sus impresiones: no ha bajado un ápice su felicidad, al contario ha subido. Nos comparte qué ha hecho.

mujer guapa mirando movil

Adiós tristeza

Diario de gratitud: El hábito que aconsejan los psicólogos para darte cuenta de la suerte que tienes y ser feliz

Por qué eres más feliz a los sesenta

Lo de que la felicidad sube a los sesenta años no lo dice solo Brooks. Lo confirman las estadísticas desde hace décadas. Un estudio ya estableció que los motivos que podían restarnos felicidad en los años anteriores han desaparecido cuando llegas a los sesenta.

Ese estudio, basado en encuestas intergeneracionales y a miles de personas establecía que la felicidad crece durante la infancia y empieza a descender a partir de los veinte años. El motivo es que empieza una larga etapa en la que nos preocupa la incerteza de nuestro futuro profesional, luego las cargas de trabajo y la llegada de los hijos y la responsabilidad que conlleva.

A los cincuenta años tocamos fondo y la felicidad vuelve a subir. A los sesenta años todavía tienes por delante los años en los que la gente se considera más feliz. Los hijos ya son adultos y se están independizando, tu vida laboral ya es probable que haya llegado a los cargos más altos a los que pensabas aspirar y la jubilación se acerca.

Tienes ante ti la perspectiva de vivir la vida con más intensidad. Además, si te has cuidado, seguramente estarás fuerte, ágil y saludable. No hay nada que no pensaras hacer a los cincuenta que no puedas hacer todavía, como viajar y practicar tus aficiones favoritas. La diferencia es que seguramente ahora encontrarás más tiempo para ellas.

Amigos felices

Bienestar emocional

Estas son las tres cosas que priorizan las personas más felices según el experto en felicidad Arthur Brooks

La propuesta de Brooks: ‘reiniciarse’

Para ser feliz, Brooks sugiere que al pasar de década hagas una especie de ‘reset’. Los sesenta años pueden verse como una oportunidad de reinventarse, porque vas a cerrar algunos ciclos: el de la maternidad y paternidad, el laboral… Aprovéchalo. Brooks da cinco consejos para llevar a cabo este reinicio vital:

  • Refuerza los lazos de amistad. Quizá ya has empezado a notarlo. Amigos que no veías desde hace tiempo, vuelven a contactar. Algunos familiares se nos acercan. Es lo habitual cuando empiezas a tener más tiempo. Vuelves a tu pasado y a recordar lo bien que lo pasabas de niño. Quieres recuperar esas amistades.

Un reencuentro puntuales es perfecto. Te servirá para saber si aún hay química y revitalizar esas relaciones. Y, por descontado, también es el momento de estrechar aún más lazos con los que se han mantenido como grandes amistades. También la familia. Brooks insiste en que es fundamental ese contacto. Si sientes que te encierras en ti, quizá es bueno buscar asesoramiento.

  • Apuesta por la felicidad interna. La vida te acaba demostrando que la felicidad que da un ascenso o un éxito económico es limitada. La felicidad más saludable y sólida es la que sale de ti no la que te proporcionan otros. Brooks apuesta por lo que él llama “metas intrínsecas”, esas que te dan por ejemplo estudiar, hacer un viaje acompañado, metas más espirituales y de relaciones.
  • Adapta los horarios. Brooks admite que con la edad nos cuesta más tener vida social. Salimos menos y somos más caseros. Por eso insiste en que lo que hay que hacer es cambiar hábitos y adaptarlos a los biorritmos que tenemos. No abandonar la vida social. Si te cuesta salir más de noche, apuesta por las reuniones de tarde. Si no quieres ver a mucha gente, al menos queda con el círculo de los que de verdad te divierten.
  • Ten una visión positiva. Deja las relaciones tóxicas, obligadas por el trabajo pero que no te aportan. También deja las quejas. Ten una visión más positiva y rodéate de gente que tenga esa misma visión.
Pareja romántica felicidad

Felicidad

Los 7 beneficios de pasar de los 50 años (y por qué es la época más feliz en la vida)

Plantéate los cinco retos

Una última propuesta interesante que hace este especialista es un ejercicio de visión de futuro. Pide que al acercarnos a los sesenta años nos tomemos un tiempo para imaginarnos cómo queremos vivir. No una visión idealista, sino cómo te gustaría verte durante los próximos diez años.

  • Hay una lista de esos objetivos, todos con una visión positiva, lógicamente. Se trata de buscar objetivos que nos apetezcan y veamos alcanzables.
  • Debajo de cada uno de esos cinco objetivos, escribe cómo crees que se podría alcanzar. Qué pasos tendrías que dar. A lo mejor verás que incluye cambiar de dieta, hacer más ejercicio o tomar alguna decisión que hayas de compartir con la familia.
  • Ese es el principio de tu nueva historia. Tómate esos cinco objetivos como cinco retos que van a permitirte disfrutar más y ser más feliz.

Como ves, la vida no ha hecho más que abrir un nuevo capítulo lleno de emociones que nos esperan. No es el final de nada. Empieza una nueva historia.