El hábito que practican los noruegos para atrapar el pájaro de la felicidad

Partiendo de que no existe una pastilla mágica que nos haga más felices, lo que sí tenemos a nuestro alcance son numerosas estrategias, técnicas y filosofías capaces de acercarnos a ese anhelado estado de bienestar.

Captura de pantalla 2024 03 02 a las 17 25 51
Eva Carnero

Periodista especializada en bienestar y nutrición

Actualizado a

Noruegos felices

El Friluftsliv es un hábito que hace a los noruegos más sanos, felices y longevos.

iStock

Según el periodista especializado en finanzas del The Wall Street Journal, Joe Pinsker: "Hace más de una década se popularizó un estudio donde se decía que la cifra ideal de dinero para poder ser feliz, era 75 mil dólares (69.200 euros)", cantidad que una vez actualizada equivaldría a unos 110.000 euros. Un salario que queda muy muy lejos, por no decir, a años luz, de la nómina de la inmensa mayoría de los españoles, la cual ronda los 30.237 € al año, es decir 2.520 euros al mes. ¿Significa eso que nos quedamos fuera del paraíso de la felicidad? ¿Es el sueldo un impedimento para ser feliz? Si atendemos a los diferentes estudios sobre el asunto, puede que no esté todo perdido, y que, después de todo, las personas cuyo salario no alcance el mínimo que menciona el estudio tengan alguna posibilidad de atrapar ese pájaro de la felicidad. 

Esta esperanza nace de otra cifra, esta vez la que sitúa a Noruega en séptimo lugar del ranking de países más felices del mundo. Un puesto que ocupa gracias a la confluencia de varios factores, siendo uno de ellos, su nivel económico, aunque no el único, ni el más importante. Y es que, a pesar de que es innegable que sus habitantes gozan de una calidad de vida envidiable con un salario anual medio en 2023 de 63.693 € al año, lo cierto es que parece que son sus hábitos y no su bolsillo (o no únicamente) lo que les convierte en uno de los pueblos más felices del mundo. 

bicicleta estática

Adelgaza haciendo ejercicio

¿Cuánto tiempo de bicicleta estática al día tienes que hacer para perder peso según Harvard?

El dinero no lo es todo

Una de las filosofías de vida más conocidas entre los noruegos es la filosofía Kos, la cual se fundamenta en tres pilares básicos: disfrutar de los actos cotidianos, conectar con la naturaleza y crear relaciones sociales. 

  • Disfrutar de los actos cotidianos. La idea es ser consciente de la importancia del día a día y del valor del momento. Aprender a vivir en el aquí y ahora, premisa principal del Mindfulness. Tomar un café con un amigo, dar un paseo por el parque, el trayecto en autobús al trabajo... Todo es susceptible de disfrute. El caso es tomar conciencia de lo que estamos haciendo. Si lo hacemos, lo disfrutaremos mucho más. Además, no solo experimentamos placer inmediato, también obtendremos bienestar a medio y largo plazo.  
  • Conectar con la naturaleza. Dado que la mayoría de la gente habita en un entorno urbano, recuperar el contacto con la naturaleza es clave para encontrar el equilibrio emocional, reducir el estrés o elevar el estado de ánimo. Está comprobado que el contacto con la naturaleza, en cualquiera de sus formas, es un auténtico bálsamo para el alma. Puedes hacer una escapada al campo, o bien dar un paseo por un parque. Todo vale.
BAÑOS DE BOSQUE Shinrin-yoku

El contacto con la naturaleza reduce el estrés.

ISTOCK

  • Crear relaciones. La tercera pata sobre la que se sustenta la filosofía kos tiene que ver con las relaciones sociales. Crear nuevos vínculos afectivos, así como fortalecer los ya existentes, nos hace sentir bien. Así lo asegura, Robert Waldinger, profesor e investigador de la universidad de Harvard. El experto, director del mayor estudio de la felicidad que se ha hecho hasta ahora, afirma que cuanto más fuertes sean las relaciones, más tiempo viviremos y más felices seremos.
Mujer japonesa centenaria

Bienestar natural

Ni dieta ni ejercicio: este es el hábito de los japoneses que aumenta la felicidad y la longevidad

La felicidad está ahí fuera

Hemos visto que uno de los pilares de la felicidad es el contacto con la naturaleza. Tanto es así, que existe un hábito entre los noruegos (y también suecos y daneses) al que se le atribuye gran parte de su felicidad: es el Friluftsliv, una expresión que significa literalmente "vida al aire libre" y fue popularizada en la década de 1850 por el dramaturgo y poeta noruego Henrik Ibsen.

El escritor de obras tan conocidas como Casa de muñecas (1879), utilizó el término para describir la importancia de pasar tiempo en lugares remotos para el propio bienestar físico y espiritual.

Ese concepto, hoy en día, se emplea de un modo mucho más amplio y se refiere a actividades tan distintas como correr en el bosque, ir al trabajo en bicicleta, reunirse con amigos en una sauna junto al lago (con chapuzón en el agua fría incluido) o simplemente relajarse en una cabaña de montaña.

mujer guapa primer plano sonriendo

Gana confianza

“Yo puedo”: científicos noruegos desarrollan un método para sacar tu potencial innato oculto

Reduce el estrés y la ansiedad

Desde hace un tiempo, la incidencia de trastornos como el estrés y la ansiedad es tan elevada, que están cerca de considerarse una de las mayores epidemias de esta época. El Friluftsliv se revela como una eficaz herramienta para hacer frente a estas dolencias. 

Está comprobado que pasar tiempo en un entorno natural, ya sea un bosque, la playa, la montaña, o incluso, un parque, tiene efectos positivos sobre la salud física y mental. Y es que, por un lado, caminar unas horas, independientemente de si lo hacemos en la ciudad o la montaña, tendrá beneficios para la salud cardiovascular y el estado de los músculos y articulaciones. Y por otro, cuidará de nuestra mente, lo cual repercutirá en  un buen estado de ánimo, la toma de decisiones, la autoestima, o la facilidad para conciliar el sueño.