Laura Gutman

La gran clave para que tu lactancia funcione

La experiencia funciona si no interviene la razón. Si la relación amorosa es instintiva. Si no hay objetivos.

Laura Gutman

Laura Gutman

Psicoterapeuta familiar. Directora de Crianza y autora de El poder del discurso materno y La revolución de las madres.

La clave para que tu lactancia funcione

Actualizado a

La clave para que tu lactancia funcione

Que la lactancia sea una experiencia feliz depende de la capacidad de la madre de entregarse al hecho materno, pero también de lo que hacemos las personas que estamos a su alrededor.

Creo importante abordar todo lo que no tenemos que perturbar si estamos en contacto con una díada madre-bebé:

  • No perturbar la intimidad de la mujer durante el parto.
  • No perturbar el contacto corporal permanente entre la madre y el niño.
  • No perturbar el tiempo de silencio.
  • No molestar.
  • No hablar.
  • No pretender atraer la atención de la madre.
  • No juzgar.
  • No dar indicaciones.

Por el contrario, lo que sí podemos hacer es alentar a la madre para que tenga al niño adherido a su cuerpo todo el tiempo.

Todo el tiempo significa todo el tiempo. De día y de noche.

Para lograrlo, son ideales las telas que las madres atamos al cuerpo, que sostienen a los niños pegados al pecho, y que nos dejan los brazos libres sin necesidad de dejar a las criaturas en sus cunas o sus coches.

Pasar las horas del día y de la noche en constante contacto con el olor de la madre, con sus movimientos, los latidos del corazón, los ruidos del aparato digestivo o el calor corporal, mantendrá al niño estimulado aunque esté durmiendo.

Por otra parte, de este modo la madre no lleva las cuentas de la hora en que el niño mamó, ni cuándo le toca, ni cuándo es mucho o poco. Simplemente, los pechos están a su disposición. No es preciso “coger al niño”. Porque el niño está en su sitio.

Si el niño no depende de la decisión intelectual de la madre, que estipula si al niño le corresponde o no le corresponde “comer”, vivirá su propio paraíso.

La lactancia funciona si el contacto corporal es permanente. Si no interviene la razón. Si la relación amorosa es instintiva. Si no hay nada bueno ni nada malo. Si no hay objetivos. Si simplemente nos rendimos ante el amor que emana de nuestro corazón y que busca saciarse en el corazón del niño que hemos dado a luz.

Loading...