Mujeres Agotadas

Cómo motivarte para lograr tus objetivos

Alcanzar las metas que te hayas propuesto, no es solo una cuestión de tener "disciplina". Sólo lo conseguirás si surge la motivación adecuada y sabes cómo mantenerte enfocada en tu objetivo.

Pilar Benítez

Pilar Benítez

Experta en hábitos saludables y cocina terapéutica. Autora de los libros “Mujeres agotadas” y “¡Siéntete Radiante! en 8 semanas”. (Ed. Grijalbo)
www.sienteteradiante.com

motivacion blog

Actualizado a

motivacion blog

Seguramente tienes claros 2 o 3 objetivos que querrías alcanzar durante los próximos días, semanas y meses, objetivos a corto (¿perder un par de kilos?) a medio (¿hacer ejercicio de forma constante 2-3 veces por semana?) y a largo plazo (¿instalar definitivamente un sistema de organización alimentaria saludable en tu vida?).

Para lograrlo, aquí tienes algunos consejos muy importantes, esenciales. Léelos con atención y procura aplicarte aquellos que has omitido, porque quizás algunos ya los aplicas, pero nunca te diste cuenta de que faltaban otros que complementan “la fórmula” para llegar al éxito. ¡Ánimo, que tú puedes!

Diseña tu hoja de ruta

Es fundamental para poder enfocar tu energía y no dispersarte. Escoge un calendario, y escribe en él los objetivos que quieres ir consiguiendo de forma ordenada en el tiempo: esta semana, este mes, este trimestre. Puedes rellenar un trimestre, un semestre incluso todo el año.

  • También puedes graficarlo, o simplemente dibujar una línea del tiempo y señanalar con chinchetas o pegatinas los objetivos que deseas alcanzar.

Convierte tu objetivo en una imagen

Es impotante que puedas visualizar tu objetivo, que lo veas como algo real. Para hacerlo, busca fotografías y póntelas en algún lugar estratégico para que puedas ver esas imágenes a diario y a menudo. Puedes ponértelo como fondo de pantalla, imprimirlo y poértelo en el despacho, la cocina o el dormitorio.

Relacionado con este artículo

Al verlo a menudo, te ayudará a mantenerte enfocada en ello y no despistarte.

objetivo = mini metas

Es difícil mantener la motivación cuando los objetivos tienen resultados a largo plazo. Para solucionarlo, puedes estudiar por que fases has de pasar para alcanzar el objetivo final, y convertir cada una de ellas en un mini objetivo.

  • Cumplir con cada fase es un reto en sí mismo, y no se te hace tan largo el recorrido.

Dosifíca tu entusiasmo

Si la motivación te embarga... cuidado, es importante que aprendas a dosificarla. Intenta mantener la motivación para que sea duradera en el tiempo, no la gastes toda durante los primeros días. La energía y la motivación bien dosificafas te ayudarán a llegar más lejos.

Busca apoyo en la experiencia de otros

Procura contactar con grupos, chats, comunidades en los que compartir tu motivación por conseguir nuevos retos, entrar en contacto con foros que manejen información relevante, recibir consejos de otras personas que estén interesadas en lo mismo.

Relacionado con este artículo

Compartir, contrastar, aprender… es buenísimo para avanzar hacia tus objetivos.

Una vez que empiezas, todo fluye

Habrá días en que por arte de magia aparezcan todo tipo de tareas y obligaciones que “te impiden” ponerte a trabajar en tu objetivo.

  • Para esos días, recuerda esto: una vez que empiezas, todo se acomoda y nada es tan difícil como pensabas que sería.

Haz que sea un placer

Ligado a lo anterior, a veces no encontramos la motivación para ponernos manos a la obra, porque no nos resulta algo divertido y apetecible. Este punto es clave.

  • Has de encontrar la forma de que trabajar en tu objetivo te resulte placentero, estimulante, excitante. ¡Se creativa!

Busca cómplices, comparte

Tu pareja, tu amiga, tu hermano o hermana, tu compañero... escoge algún cómplice para compartir retos.

Relacionado con este artículo

Cuando compartes objetivos es más fácil encontrar aliento para seguir cuando la motivación decae…

Olvídate de los resultados rápidos

Date tiempo, los resultados duraderos no se suelen conseguir en dos días. Mientras tanto, disfruta de feliz tu progreso diario y de tu capacidad de sostener tu esfuerzo y motivación.

  • Los resultados llegarán si le das tiempo.

Lo estás haciendo… mereces recompensa

Hemos hablando de hablé de dividir los objetivos en fases para tener objetivos más pequeños a la vista. Cada vez que consigues uno de los retos, ¡hay que celebrarlo!

  • Podrías prepararte un listado de ideas de cosas o actividades que te gusten y que sean proporcionales y coherentes con los objetivos que estás buscando. Así, sabes el premio que te espera cuando llegues a cumplir con cada fase de tu hoja de ruta. ¡Que ilusión!

Busca inspiración a tu alrededor

Libros, revistas, blogs, películas, viajes, naturaleza… busca inspiración, encuentra ideas y renueva tu motivación con disitintas fuentes.

Busca asesoramiento: cursos, apps

Para saber más acerca del objetivo que estás buscando, puedes aprender de la mano de profesionales del tema.

  • Aprender aumentará tu motivación y te ayudará a tomar más conciencia de cada paso que vas dando.

Cárgate de razones

Créate un argumentario infalible para apoyar las razones para lograr tus objetivos.

  • Te ayudará recordarlas cuando tengas días bajos.

Identifica tus impulsos

Aprende más sobre ti misma. Obsérvate y toma nota de los impulsos y tentaciones que te aparecen para sabotear tu progreso. Muchas veces, estas pequeñas tentaciones nos abordan desprevenidas y nos alejan de nuestros objetivos.

Identifica tus tentaciones para verlas venir y saber esquivarlas

Si las conoces bien, estarás más prevenida y cuando aparezcan no te pillarán desprevenida y sabrás reaccionar.

Si te saltas tu rutina 2 días es ok, pero el 3º ¡vuelve a la carga!

Así es…la disciplina no ha de ser férrea, no queremos ser extremas… pero tampoco te dejes llevar por la pereza.

  • Descansa cuando asi lo decidas, pero ten claro que pasado el descanso vas a retomar tu objetivo con energía.

Visualízate consiguiendo tu objetivo

Cierra los ojos , visualízate consiguiendo tu objetivo... siéntelo en tu cuerpo, en la piel, saboréalo, siente que llevas puesto al disfrutar del éxito de tu reto conseguido.

  • Forma una imagen mental lo más clara posible... eso si, hazlo a menudo. ¡Es mágico!

Espero que estos tips te sean de ayuda y te ayuden a enfocar y sostener la motivación por conseguir esos objetivos que te ayudan a vivir mejor cada día y ser una mujer más sana, más energética, más consciente y ¡más feliz!

Loading...