Mujeres Agotadas

Retos en pareja: maratón de buenos hábitos

Compartir es siempre muy enriquecedor. Compartir piso, compartir coche, compartir ropa, ¡compartir!… está de moda, porque nos estamos dando cuenta de que es más sostenible, más rentable y más estimulante.

Pilar Benítez

Pilar Benítez

Experta en hábitos saludables y cocina terapéutica. Autora de los libros “Mujeres agotadas” y “¡Siéntete Radiante! en 8 semanas”. (Ed. Grijalbo)
www.sienteteradiante.com

pareja cotidiana

Actualizado el

pareja cotidiana

Y, si además de las cosas materiales, ¿compartimos retos?

Imagínate que le haces a tu pareja la propuesta de compartir el reto de dar un giro a vuestras costumbres para abrir la ventana al aire fresco de un estilo de vida más consciente y más saludable. ¿Cómo lo ves?

Las ventajas de compartir juntos

El día a día, el trabajo, los hijos, los problemas laborales, familiares o económicos... Hay mil razones que se convierten en verdaderos baches en medio de una relación de pareja con los que hay que ir lidiando para mantener una estabilidad.

Y la relación de pareja no se cuida sola. Una relación requiere atención, en cierto modo trabajo conjunto para que pueda ser verdaderamente enriquecedora para las dos partes. Y compartir es uno de los pilares. Compartir objetivos comunes, más allá de lo material, puede ser un buen revulsivo para vuestra relación.

Además, cuando tienes un objetivo, si lo pones en práctica junto a alguien puede que tengas más posibilidad de conseguirlo. Y los efectos positivos durante el camino son también un objetivo logrado, verás lo que puedes conseguir:

Relacionado con este artículo

  • Implicas al otro en los cambios. Ya no es sólo cosa tuya, es de los dos.
  • Planeáis juntos los pasos a seguir: es estimulante para ambos.
  • Os apoyáis mutuamente, cuando uno de los dos "pincha", ¡el otro le motiva a seguir!
  • Disfrutas de las buenas sensaciones de lograr nuevos hitos.
  • Evolucionáis juntos, sin que nadie se quede atrás.

¿En que consiste el reto?

Puedes escoger de entre varios de estos hitos. Todos son factibles, pero requieren de un compromiso, que en pareja se lleva mejor.

  1. Lectura inspiradora.
  2. Contacto con la naturaleza.
  3. Compras: seleccionar mejor.
  4. Cocinar: sesiones de Batch cooking semanales.
  5. Momentos de “no hacer” juntos, para dedicarlos a “ser y sentir”.
  6. Hacer de los desayunos, comidas, meriendas o cenas momentos “deliciosos”.

1. Lectura inspiradora

Además de por la boca, las personas nos alimentamos de las entradas que nos llegan a través de los sentidos.

Por eso es importante que pongamos atención en nuestros 5 sentidos, en todos, algo que no solemos hacer demasiado. Pero además, debemos ser selectivos con nuestros “alimentos”.

Hay que prestar atención a nuestros sentidos de una manera consciente

  • La lectura es un hábito estimulante para el sistema nervioso, a la vez que puede ser fuente de conocimiento e inspiración. Muchas veces, perdemos el hábito de hacerlo, por no poner atención a dedicar unos minutos a la semana.

El nuevo hito: dedica junto a tu pareja un rato semanal a la lectura.

  1. Seleccionad conjuntamente libros o revistas de temas que os enriquezcan, y sentaros juntos a leer.
  2. Podéis leer cosas iguales, parecidas o muy distintas, eso depende de vuestros propios gustos e intereses. Pero en todos los casos, si habéis seleccionado vuestras lecturas con esmero, el resultado será enriquecedor para ambos.

2. Contacto con la naturaleza

Poneros como reto salir a la naturaleza como mínimo una vez por semana.

  • La forma en que decidáis hacerlo depende de donde viváis, vuestros tiempos, los deportes que os guste hacer… pero en cualquier caso, proponeros firmemente que cada semana vais a pasar juntos un rato en contacto con el mar, el río, el campo, la montaña, el huerto, el jardín, el parque….

Disfrutar de un espacio natural reduce el estrés y relaja el cuerpo y la mente

El contacto con los elementos de la naturaleza os ayudará a regeneraros del estrés de la semana en la ciudad. Os despejará a nivel físico y mental, y compartido os ofrece la ocasión de disfrutar de todo esto en pareja.

3. Compras: seleccionar mejor

Proponeros seleccionar con más conciencia todo aquello que decidáis comprar. Hacedlo con todo, desde lo más simple hasta lo más importante.

  • Comparad precios, evitad materiales tóxicos, buscad etiquetas eficientes, por ejemplo, los electrodomésticos tienen etiquetas que permiten saber si cumplen con ciertas especificaciones respecto a su eficiencia energética.
  • Intentad que el packaging sea reciclable, para generar menos basura, por ejemplo.

Relacionado con este artículo

  • Dad preferencia a los productos que tienen certificaciones ambientales (en el caso de los productos que surgen de la explotación forestal, algunos incorporan sellos internacionales que indican que el producto proviene de bosques certificados).

Con respecto a las compras de alimentos, intentad dentro de lo posible escoger alimentos de temporada, de la estación y de cultivos ecológicos.

4. Cocinar: sesiones de Batch cooking semanales

Coged vuestra agenda y reservad 2 horas y media para una sesión de Batch Cooking semanal. Es un gran reto, porque de entrada no parece un plan para hacer en pareja, pero seguramente os sorprenda la experiencia.

  • Si juntos planificáis un menú semanal, las compras y juntos os ponéis manos a la masa para llenar el refrigerador de tuppers sanos… la satisfacción posterior enriquecerá vuestra relación. Esa sensación de “ ir a una” para sumar salud y bienestar, ¡es muy gratificante!

5. Momentos de “no hacer” juntos

Seguramente coincidas conmigo en que este reto es de los más difíciles. Estamos tan habituados a estar haciendo cosas constantemente, que ni siquiera sabemos que “no hacer” es algo posible.

  • Busca, junto a tu pareja, momentos en los que no os dediquéis a nada en especial. Momentos para “vaguear” juntos, ensoñar, observar, sentir
  • La idea es que dejéis que el momento os envuelva, que os sintáis vivos y presentes, sin nada que os reclame.

El “no hacer” es la base de la magia, es ese espacio en el que somos como niños dejando que suceda el momento sin manipularlo…Es algo que se comprende cuando se experimenta, y hacerlo en pareja resulta muy enriquecedor.

6. Hacer de cada comida un momento “delicioso”

Poned la intención en que una o varias de las comidas diarias sean momentos deliciosos en común: la mesa con detalles, las recetas hechas con cuidado y cariño, los móviles guardados, la conversación fluyendo…

  • No hace falta que sea nada sofisticado ni complicado, puedes montar un desayuno delicioso con un bol de sencillos cereales y una taza de té. Esas comidas deliciosas te ayudan a comer con más conciencia y las digestiones suelen beneficiarse.

También ayudan a que las comidas sean momentos de “volver al hogar” dentro de la vorágine de la vida moderna actual. Pueden producirse fuera de casa, incluso comiendo en un tupper en le parque…☺

¿Te gustan estas ideas? Selecciona una o varias y ponte en marcha, coméntalo con tu pareja y emprended estos retos juntos.

Loading...