Por Soledad López, periodista especializada en salud

El 70% de los pacientes con alto riesgo cardiovascular no controlan el colesterol
iStock by Getty Images

Mantener unos niveles óptimos de colesterol es beneficioso para el corazón, pero en personas que tienen un alto riesgo cardiovascular esto no es recomendación, es una auténtica exigencia.

En estos casos, un exceso de colesterol sin controlar aumenta el riesgo de ictus e infarto.

Sin embargo, según datos de la encuesta EUROASPIR V, siete de cada diez pacientes con alto y muy alto riesgo cardiovascular no controlan su colesterol. Una cifra realmente alarmante.

De hecho, un elevado porcentaje de estos pacientes abandona el tratamiento para la hipercolesterolemia entre uno y dos años después de haber sufrido un episodio isquémico.

¿por qué se Abandona el tratamiento?

Motivos pueden haber tantos como personas pero los médicos apuntan a la falta de síntomascomo la principal causa.

  • El colesterol es un enemigo silencioso que no avisa, y cuando lo hace muchas veces ya es tarde.

“Un alto porcentaje de pacientes con enfermedad cardiovascular aterotrombótica (ECVA) tienden a relativizar la importancia del colesterol con el tiempo", ha asegurado el doctor Xavier Pintó, director de la Unidad de Dislipemias y Riesgo Vascular del Hospital Universitario de Bellvitge, en el simposio Paciente "On Target": Nuevos desafíos en el tratamiento Hipolipemiante orgnanizado por la Sociedad Española de Arterioesclerosis (SEA).

"Existen estudios que han demostrado que entre uno y dos años después del episodio isquémico, cerca del 50% de los pacientes han abandonado el tratamiento de la hipercolesterolemia", añade.

Según datos de la encuesta EUROASPIR V, del Registro de Pacientes de Alto Riesgo Cardiovascular (REPAR) y de estudios de la SEA:

  • El 70% de los pacientes de alto y muy alto riesgo cardiovascular no tienen controlado el colesterol.
  • Solo el 26% de los pacientes con enfermedad coronaria consiguen bajar los niveles de colesterol LDL (colesterol malo).
  • Solo el 29% de pacientes con hipercolesterolmia familiar (alto riesgo) alcanza unos niveles óptimos de colesterol LDL tras un año de seguimiento.

"Las cifras son claramente mejorables –ha asegurado el doctor Carlos Lahoz, de la Unidad de Lípidos y Riesgo Vascular del Hospital Carlos III de Madrid–. De ahí la importancia del médico en explicar al paciente el importante papel que juega la hipercolesterolemia en el desarrollo de futuros problemas cardiovasculares y cómo el tratamiento reduce dicho riesgo".

Ácido bempedoico, nuevo fármaco para el colesterol

Las estatinas son el tratamiento habitual para controlar el colesterol, aunque no siempre consiguen el objetivo fijado.

  • En 2021 estará disponible en España un nuevo fármaco, el ácido bempedoico, que además de reducir el colesterol puede combinarse con otros tratamientos.

El Dr. Lahoz analiza las dos ventajas que presenta el ácido bempedoico:

  • "Una, facilitar que los pacientes con alto riesgo cardiovascular que están en tratamiento con estatinas a la dosis máxima tolerada y no alcanzan el objetivo terapéutico lo consigan mediante la adición de un fármaco seguro y eficaz como el ácido bempedoico".
  • "En segundo lugar, en los pacientes intolerantes a estatinas la utilización de un fármaco con un mecanismo de acción diferente y con una buena tolerancia puede conseguir un significativo descenso del colesterol LDL y por ende del riesgo cardiovascular", analiza el doctor Lahoz.

Las estatinas reducen la mortalidad por Covid-19

Durante el tiempo que llevamos de pandemia han surgido informaciones contradictorias respecto a las estatinas y se ha insinuado que el tratamiento con esta familia de fármacos podía empeorar el curso de la Covid-19.

Nada de eso es cierto, tal y como ha demostrado un estudio del CIBERDEM de la Universitat Rovira i Virigili y el Instituto de Investigación sanitaria Pere Virgili (IISPV), dirigidos por el investigador Lluís Masana.

  • Sufrir la Covid-19 no es motivo para suspender el tratamiento con estatinas.

Es más, según ha demostrado el estudio, las personas que siguen un tratamiento con estatinas y contraen la Covid-19 tienen un riesgo de morir por la infección entre un 22 y un 25% menor. Los resultados de la investigación han sido publicados en el European Heart Journal - Cardiovascular Pharmacotherapy

"En el caso de las estatinas, demostramos que en ningún caso se puede utilizar el miedo a la pandemia para justificar la suspensión del tratamiento", concluye el investigador.

Tags relacionados