Por Soledad López, periodista especializada en salud

Miocarditis: qué es y qué puede causarla
iStock by Getty Images

La miocarditis es la inflamación de la pared muscular del corazón o músculo cardiaco, de ahí su nombre.

El músculo cardiaco se contrae y se relaja para bombear la sangre. Pero cuando se inflama, que es lo que ocurre en la miocarditis, no puede hacer este trabajo correctamente debido a la hinchazón (edema) y al daño sufrido por sus células.

  • Generalmente las miocarditis aparecen a raíz de alguna infección viral, por eso son comunes en épocas de circulación de virus respiratorios.

En algunas ocasiones el organismo puede provocar una respuesta inmunitaria exagerada, ya sea al virus o a una vacuna por ejemplo, que afecta al corazón aunque en la mayoría de los casos las miocarditis pasan desapercibidas porque apenas producen síntomas.

Así pues, normalmente el paciente ni se percata que la sufre y se solventa por sí sola, a veces la inflamación puede provocar dolor en el pecho, y en raras ocasiones puede derivar en problemas graves como la insuficiencia cardiaca si no se trata a tiempo.

Síntomas de miocarditis

Los casos leves de miocarditis suelen cursar sin síntomas. En los casos más graves –señalan desde la Clínica Mayo– los síntomas pueden variar según la causa de la miocarditis. Mantente alerta si has sufrido alguna infección y consulta enseguida al médico ante las siguientes señales:

  • Dolor en el pecho.
  • Cansancio extremo como si se tuviera un catarro o una gripe.
  • Dificultad para respirar.
  • Arritmias (ritmos cardiacos anormales o rápidos).
  • Retención de líquidos que provoca hinchazón en la piernas, pies y tobillos.

Los casos leves de miocarditis desaparecen sin dejar ningún daño porque las células del corazón se regeneran sin problema.

Ahora bien, en los casos más graves la miocarditis debilita el corazón y puede provocar daños irreversibles si no se trata:

  • Insuficiencia cardiaca. La inflamación del músculo cardiaco puede impedir que el corazón bombee sangre correctamente hasta el punto de que sea necesario un dispositivo de asistencia ventricular.
  • Infarto o ictus. Cuando el músculo cardiaco no puede bombear correctamente la sangre se puede acumular en el corazón y formar coágulos. Estos pueden bloquear una arteria del corazón y provocar un infarto o viajar hasta una arteria del cerebro, bloquearse allí, y causar un ictus.

Causas miocarditis

Teóricamente, las causas de miocarditis son muchas, aunque muchas veces no se sabe qué la provoca y el riesgo de que aparezca es raro. De hecho, la miocarditis es una afección poco frecuente.

Así pues, entre las posibles causas de miocaditis se hallan:

  • Virus. Son muchos los virus que se asocian con este trastorno, por eso las miocarditis son algo más frecuentes en periodos epidémicos. Entre los virus que pueden estar detrás se hallan los adenovirus (refriado común), el virus de la hepatitis B Y C, el del herpes simple, el VIH, los ecovirus que provocan infecciones gastrointestinales... Por supuesto, también el virus de la Covid puede provocar una miocarditis. La Revista Española de Cardiología señala que son múltiples los casos de miocarditis por Covid que ya se han registrado.
  • Bacterias y hongos. La infecciones causadas por bacterias como los estafilococos y estreptococos, y hongos como la cándida también pueden provocar miocarditis en personas con las defensas bajas.
  • Las reacciones alérgicas a medicamentos para tratar el cáncer, antibióticos como la penicilina o anticonvulsivos también pueden ser la causa.

¿Puede estar provocado por las vacunas?

Tal y como señalan desde la Revista Española de Cardiología, son numerosos los casos descritos de miocarditis a causa de diferentes vacunas.

La vacuna provocaría una respuesta inmunitaria exagerada que afectaría al corazón provocando la miocarditis.

Esto probablemente es lo que ha ocurrido con algunos casos aislados de miocarditis reportados en Israel tras la vacunación con Pfizer.

En España también se ha reportado el caso de un hombre de 39 años, médico de profesión, que ha sufrido miocarditis tras recibir la vacuna de Pfizer. Cabe decir que tenía antecedentes de asma bronquial, hipotiroidismo, gastritis crónica y episodios de fibrilación auricular y neumotórax.

¿Podría ser la miocarditis un efecto secundario aislado de las vacunas de ARN mensajero como la de Pfizer?

De momento no hay datos para establecer ese vínculo, aunque se está investigando tanto por parte de la farmacéutica como de las autoridades sanitarias israelitas. Son muy pocos los casos en todo el mundo y en España solo ha habido uno. Se producen generalmente en hombres jóvenes entre 18 y 39 años.

Además, los expertos ya han reconocido que no será fácil encontrar un vínculo porque muchas veces las miocarditis desaparecen sin complicaciones.