Eva Mimbrero
Eva Mimbrero

Periodista especializada en salud

6 de cada 10 personas con problemas de encías tienen, también, hipertensión
iStock by Getty Images

Que una buena salud de las encías reduce el riesgo de trastornos cardiovasculares es algo que se sabe desde hace tiempo. ¿Pero cuál es el mecanismo que lo explica? Un equipo internacional, liderado por investigadores de la Universidad Internacional de Catalunya (UIC) y del University College London, parece haber hallado una posible respuesta.

  • Para llevar a cabo esta afirmación, han analizado miles de datos de muestras representativas de la población de Estados Unidos y Corea del Norte.

relación entre periodontitis e hipertensión

"Los resultados del estudio corroboraron que los participantes con periodontitis tenían un 60% más riesgo de padecer hipertensión que aquellos con las encías sanas", explica la doctora Eva Muñoz Aguilera, miembro de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA) y autora principal de la investigación.

  • "Estas asociaciones fueron independientes de la edad, el sexo, el nivel de tabaquismo y el consumo de alcohol, entre otras variables", matiza.

La infección de encías se relaciona con más riesgo de problemas coronarios

De hecho, la investigadora y su equipo ya habían corroborado la relación entre enfermedad de las encías e hipertensión en un estudio previo publicado en Cardiovascular Research.

  • Además de reafirmar este vínculo, con el nuevo informe se apunta por qué se da: la inflamación sistémica (que es la que se produce de forma generalizada en todo el organismo) podría ser, en gran parte, lo que propicia que se sufran ambos trastornos a la vez.
  • Para confirmarlo, los autores se fijaron en las cifras de ciertos marcadores presentes cuando se da esta inflamación generalizada (que no tiene por qué ser muy alta ni evidente a simple vista).
  • Vieron que algunos de ellos, como la proteína C reactiva (que el hígado envía a la sangre como respuesta ante un proceso inflamatorio) y el recuento de glóbulos blancos (que ayudan a combatir infecciones), estaban elevados.

Por qué la inflamación favorece la hipertensión

Parece ser que cuando la inflamación es de grado bajo el endotelio (una fina capa que recubre los vasos sanguíneos) puede perder su capacidad de relajarse y contraerse.

  • Esta inflamación también favorece el estrés oxidativo, y ambos factores están implicados en el desarrollo de la hipertensión.

Bajar la tensión tratando las encías

Si la asociación entre periodontitis e hipertensión "se prueba que es causal, el tratamiento de la periodontitis no solo estaría enfocado a mejorar la salud bucodental, también podría representar un novedoso tratamiento no farmacológico para ayudar al control de la hipertensión arterial y reducir sus complicaciones", afirma la doctora Muñoz.

  • Según los autores del estudio, existen muy pocos ensayos clínicos con un diseño robusto que hayan probado que tratar la periodontitis de forma adecuada conlleva una reducción de la presión arterial.

El próximo paso es evaluar hasta qué punto tratar bien la periodontitis reduce la tensión

  • Por ello, el grupo de investigación de la doctora Muñoz "actualmente está diseñando un ensayo clínico multicéntrico para evaluar los efectos del tratamiento periodontal sobre la hipertensión y, a su vez, entender de forma más detallada los mecanismos moleculares por los que la periodontitis promueve el desarrollo de la hipertensión", apunta la experta.

Equipos multidisciplinares para poder avanzar

Para la doctora Eva Muñoz una de las claves para conocer cada vez más el por qué de esta relación y cómo se puede luchar contra la hipertensión desde la salud bucal es la colaboración entre diferentes profesionales.

  • "Es importantísimo unir fuerzas, trabajando en equipos multidisciplinares y remar en la misma dirección para progresar, sobre todo en lo que respecta al estudio de enfermedades tan prevalentes como la periodontitis y la hipertensión, que afectan a millones de personas a nivel mundial y que elevan el riesgo de enfermedades cardiovasculares y sus complicaciones", concluye la especialista.