polipildora

Actualizado el

polipildora

No se trata de un medicamento nuevo, sino de una nueva presentación que reúne 3 fármacos con acciones ya conocidas. En España, la llamada polipíldora para el corazón está disponible desde hace 2 años pero ahora, en el Congreso Europeo de Cardiología celebrado recientemente en Barcelona, ha vuelto a ser el centro de las principales conferencias médicas que han reunido a especialistas de todo el mundo.

Relacionado con este artículo

El Dr. Valentín Fuster, director del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares y director general del Centro Cardiovascular del Hospital Mount Sinaí de Nueva York, aboga por su uso para la prevención de las enfermedades cardiovasculares.

¿Qué es la polipíldora?

La polipíldora es un 3 en 1 ya que en 1 sólo comprimido se encuentran 3 fármacos distintos.

  1. Ácido acetilsalicílico: previene la formación de coágulos.
  2. Ramipril: controla la presión arterial y contribuye a la recuperación del corazón después del infarto.
  3. Atorvastatina: baja los niveles de colesterol.

Estos medicamentos son uno de los pilares básicos para prevenir la angina y el infarto en personas que ya padecen problemas coronarios. También son importantes para las personas que ya han padecido un infarto cerebral (ictus).

Quién la puede tomar

Por el momento, se recomienda sólo a aquellas personas que han sufrido un infarto. Actualmente, y eso fue uno de los focos de atención en el citado Congreso de Cardiología, se está estudiando la posibilidad de sus beneficios en aquellas personas que tiene un riesgo alto de sufrir un problema coronario.

¿Qué ventajas tiene sobre el tratamiento actual?

La ventaja de usar los 3 fármacos juntos es que facilita el tratamiento ya que resulta mucho más cómodo. De esta manera, al tomar menos pastillas, no hay tantos olvidos.

La polipíldora evita olvidos a la hora de tomar bien la medicación

Hay personas a las que les resulta difícil hacer bien el tratamiento cuando deben tomar muchos comprimidos. De esta manera, con un menor número de pastillas, se consiguen los mismos efectos.

Tiene ciertos inconvenientes...

  • Uno de los problemas es el de las dosis fijas de los medicamentos. Esto limita un tratamiento “a la carta”, más personalizado para cada tipo de paciente. Para reducir este problema, hay distintas presentaciones de la “polipíldora”, con distintas dosis de los medicamentos.
  • Una de las críticas que ha recibido por parte de los médicos son las dosis bajas del fármaco que reduce el colesterol, ya que después de un infarto, se considera que se necesitan dosis más altas. Esto se está solventando con una nueva presentación “recién salida del horno”, con mayores dosis de atorvastatina.
  • Otra desventaja es que no todas las personas que han tenido un infarto necesitan estos 3 fármacos. La mayoría de los pacientes necesitan tomar aspirina y fármacos para bajar el colesterol (como la atorvastatina) pero no todos necesitan tomar ramipril.

¿Tiene efectos secundarios?

La polipíldora tiene los mismos efectos secundarios que se producirían con los medicamentos por separado y no es un tratamiento indicado para todas las personas.
Sólo deben tomarla los pacientes que hayan sufrido un infarto (cardiaco o cerebral), y que necesiten estos medicamentos.

  • Es mejor tomarla con las comidas, para proteger al estómago, ya que aunque la dosis de aspirina es baja puede provocar ardor e intolerancia en personas sensibles.
  • Otro de los medicamentos que contiene (ramipril), en algunos casos puede provocar hipersensibilidad, con picor de garganta y tos seca.

No todos los que han sufrido un infarto pueden tomarla

  • Al tomar atorvastatina, que baja el colesterol, algunas personas se quejan de dolores musculares tipo “agujetas”.

qué se necesita TRAS UN INFARTO

Además de las medidas dietéticas adecuadas (cambio de dieta a una alimentación equilibrada y ligera, sin grasas y con presencia de pescado (sobre todo azul) y fruta y verdura entre otros) y cambio de hábitos (evitar el tabaco y el sedentarismo, perder peso…) el médico suele prescribir medicamentos que no solo ayudan a la recuperación si no que también están destinados a prevenir nuevos problemas.

Hay que hacer la sangre más fluida

  • ¿Por qué?: El infarto es debido a la formación de un coágulo de sangre en las arterias con lo que la coagulación juega un papel muy importante en el infarto. Y esto es especialmente relevante si se ha realizado un cateterismo y se ha colocado un sistema llamado stent.
  • Solución: si no se ha colocado un stent, el ácdio acetilsalicílico evitará la formación de coágulos si se produce la fisura de una placa de colesterol. Si se ha colocado un stent, la sangre debe ser aún más fluida. Por eso se deberá tomar de forma temporal, 2 clases de medicamentos que hagan la sangre más líquida.

No te preocupes si te salen morados con facilidad ya que es normal en estos casos.

Se debe controlar el colesterol

  • ¿Por qué? El exceso de colesterol es una de las principales causas que provoca que se deposite grasa en las paredes internas de las arterias (es lo que conocemos como arterioesclerosis).
  • Solución: se ha demostrado que cuanto más bajo sea el colesterol perjudicial después de un infarto, es menos probable que se repita. Además de bajar el colesterol, algunos medicamentos como las estatinas, también tienen un efecto protector adicional sobre las arterias.

Recuperar la función normal del corazón

  • ¿Por qué? Después de un infarto, en algunos casos, el corazón tiene menos fuerza para impulsar a la sangre. Esto puede provocar sensación de fatiga con pequeños esfuerzos.
  • Solución: determinados medicamentos (como el ramipril y otros de la misma familia), ayudan a que el corazón recupere su funcionamiento normal. También son útiles en caso de hipertensión.

Proteger al corazón de los esfuerzos

  • ¿Por qué? tras haber sufrido un infarto es mejor que las pulsaciones del corazón sean ligeramente bajas.
  • Solución: hay que evitar que en un momento dado, las arterias dañadas no puedan suministrar el oxígeno y los nutrientes necesarios durante un esfuerzo. Los medicamentos también pueden ayudar a evitar algunas arritmias que se producen después de un infarto.

"Abrir" las arterias

  • ¿Por qué? Por seguridad, ya que a veces después del infarto queda una angina de pecho. El más popular es la nitroglicerina y es importante llevar siempre unos comprimidos.
  • Solución: Si notas un dolor en el pecho, puedes ponerte uno de estos comprimidos debajo de la lengua. Las arterias del corazón se relajan y permiten que la sangre fluya mejor.

Dra. Teresa Romanillos, cardióloga y especialista en medicina interna