Nefrología

Qué tener en cuenta si te hacen una biopsia en el riñón

Tras unos análisis de orina, el especialista dice que debo hacerme una biopsia renal. ¿Me dormirán? ¿Puede haber alguna complicación?

Por el Dr. Fernando Simal - Vocal de Nefrología Clínica de la Sociedad Española de Nefrología

Esta prueba se solicita para poder aclarar cuál es el motivo real de algunas enfermedades renales que solo puede saberse viendo la alteración a través del microscopio.

Actualmente la proponemos los nefrólogos y la realizamos nefrólogos o radiólogos experimentados, porque requiere la ayuda de la ecografía para localizar adecuadamente la zona inferior del riñón izquierdo que es donde suele realizarse.

No precisa anestesia general normalmente, ya que es un procedimiento poco doloroso; solo una ligera sedación con anestesia local en la zona de la espalda donde se pincha y en el trayecto de la aguja hasta llegar al riñón. Normalmente se obtienen entre 2 y 3 muestras.

El procedimiento es el siguiente:

  • Te ingresarán y la biopsia te la harán a la mañana siguiente.
  • Después, deberás permanecer en reposo tumbado 24 horas para minimizar las posibilidades de sangrado.
  • Al día siguiente te harán un análisis para comprobar que no se ha producido un sangrado trascendente. Quizá te hagan una ecografía.
  • Te darán el alta ese mismo día, te pedirán que hagas reposo relativo y te citarán para una visita al cabo de un mes para ver los resultados y tomar las decisiones correspondientes.

Puede que en las primeras orinas tras realizar la prueba haya un poco de sangre. Es raro que haya un mayor sangrado o un hematoma entre el riñón y la cápsula que lo envuelve.