Nutrición

¿Algunas alergias pueden acabar desapareciendo?

¿Una alergia alimentaria establecida puede cambiar con los años? Es decir, ¿puede agudizarse o disminuir?

Por la Dra. Ana Bellón - Experta en Nutrición

Pues sí, puede cambiar, pero solo en ciertos casos. Como ya debes saber, esta es una reacción dañina desencadenada por un alimento en una persona cuyo sistema inmune reconoce como extraño.

Por eso, el organismo produce anticuerpos frente a las proteínas de ese alimento y aparecen síntomas que pueden ir de un hormigueo o una urticaria a dolor abdominal, diarrea, mareos... y, en casos extremos, incluso un shock anafiláctico.

La evolución de este trastorno depende de la edad a la que ha empezado y del alimento concreto que lo causa. Es más fácil que desaparezca si se inicia cuando es un niño pequeño, sobre todo si se trata de alergias a la leche de vaca y al huevo.

En estas circunstancias, se estima que en el 50-60 % de los pacientes la alergia desaparece antes de los 4-5 años de vida. En el resto, la alergia continúa y hay que eliminar el alimento de la dieta para siempre.

Las que empiezan más tarde, cuando el niño es algo mayor o ya en personas adultas, tienden a permanecer durante más tiempo, incluso de por vida.

En cuanto al tipo de alergias alimentarias, las más persistentes, es decir, las que no suelen desaparecer, son a los pescados, los mariscos, los frutos secos y algunas frutas.