Nutrición

Cómo saber que los huevos son realmente frescos

¿Hay alguna manera de asegurarse de que los huevos no llevan demasiado tiempo en el estante de la tienda. Si no son frescos, ¿pierden calidad nutricional? ¿O afecta más bien a la textura?

Por Marta Verona - Nutricionista y cocinera

Gracias a la normativa europea solo tienes que fiarte del etiquetado. Fíjate bien:

  • Se consideran huevos frescos hasta la fecha de consumo preferente que verás impresa, establecido en 28 días tras la puesta.
  • Si son huevos de la categoría “extrafrescos”, la fecha de consumo preferente se acorta en 9 días, es decir, lo son dentro de los 19 días tras la puesta.

Esta fecha nos garantiza que sus propiedades organolépticas (color, olor, sabor y textura) se mantienen intactas. A partir de entonces, su consumo sigue siendo completamente seguro, pero su calidad disminuye.

Después tienen alrededor de una semana más de vida útil para consumirlos sin que pierdan valor nutricional ni seguridad alimentaria. Tienes tantas opciones para usarlos, que seguro que eso no será un problema para ti.

Eso sí, los huevos no son eternos, pasado ese tiempo es mejor no consumirlos. Y recuerda que nada más comprarlos tienes que guardarlos en la nevera... pero no en la puerta. Es el lugar con más oscilaciones de temperatura y los huevos son delicados.