Nutrición

¿Es malo cenar únicamente un yogur o una fruta?

Tengo 58 años y casi ningún día me apetece cenar. Acabo tomando un yogur o una fruta y a muchas de mis amigas de edad similar les ocurre lo mismo. ¿Los años pueden tener algo que ver?

Marta Verona
Marta Verona

Nutricionista y cocinera

Sí, sumar años puede modificar nuestros horarios de apetito. Muchas mujeres de más de 50, por ejemplo, se despiertan sin hambre y desayunan más allá de las 10 de la mañana, con lo cual hacen tarde el resto de comidas.

Pero, ojo, muchas veces nos centramos más en los horarios que en lo que comemos, y focalizamos la atención en lo menos importante.

Lo crucial es haber ingerido al final de cada día los nutrientes y las calorías que nuestro cuerpo necesita, más que preocuparnos por las horas a la que tenemos que tomarlos.

Te pongo un ejemplo: muchas personas no tienen tiempo para desayunar, la excusa perfecta para llevar encima un paquete de galletas o un zumo envasado. Pero es preferible desayunar más tarde alimentos de calidad que, por creer que debemos hacerlo temprano, comer procesados poco saludables.

Si el cuerpo te pide cenar poco, adelántate a él. Asegúrate de haber comido a lo largo del día una dieta variada para que el yogur o la fruta de por la noche no desplacen de la dieta a otros alimentos importantes para tu salud.

Prueba a cenar un poco antes y ¡muévete! porque el ejercicio estimula el apetito.