Nutrición

¿Es mejor la fibra soluble o la insoluble?

¿Qué diferencias hay entre los diferentes tipos de fibra? ¿Cuál de las dos interesa más añadir en la dieta diaria?

Por la Dra. Ana Bellón - Experta en Nutrición

Ambas son igual de importantes, por lo que es básico que la dieta incluya alimentos ricos en los dos tipos.

La fibra dietética es la parte de las plantas resistente a la digestión, por lo que no se absorbe en el intestino delgado y, cuando llega al intestino grueso, sufre una fermentación parcial o completa.

La diferencia entre las dos es fácil de entender:

  • La soluble capta mucha agua y se vuelve viscosa. Por eso el estómago se vacía más despacio y la sensación de saciedad es mayor. Otra función importante es que disminuye la absorción de glucosa, grasas y colesterol en el intestino grueso. La contienen la avena, las legumbres, frutas como el aguacate o la manzana...
  • La fibra insoluble, en cambio, retiene menos agua y forma mezclas poco viscosas. Esto acelera el tránsito intestinal y previene el estreñimiento. Además, contribuye a disminuir el tiempo de contacto con la mucosa de posibles sustancias que facilitan el cáncer de colon. Está en cereales integrales, lechuga...