Nutrición

¿Cuáles son los pros y los contras de añadir leche al té?

¿Perjudica la absorción de alguno de sus nutrientes? ¿Cómo es preferible tomarlo, con o sin leche?


Por la Dra. Ana Bellón - Experta en Nutrición

Tiene ventajas e inconvenientes. Estudios de la Universidad de Berlín (Alemania) certifican que la caseína de la leche bloquea la absorción de los flavonoides del té. Estos compuestos antioxidantes tienen efectos protectores frente a las enfermedades cardiacas.

Sin embargo, según un estudio de la Universidad de Alberta (Canadá), añadir leche al té disminuye la acción perjudicial de esta infusión sobre el esmalte dental y evita significativamente que la dentadura tome un color amarillento. Cuanto más oxidado esté el té (sobre todo el negro) mayor es su efecto sobre el diente.

Así que, si eres una apasionada del té, lo ideal es que combines diferentes tipos (blanco, negro, verde...) y lo tomes unas veces solo y otras con leche.

De este modo, en ocasiones te beneficiarás de sus flavonoides y otras te hidratarás sin dañar tu esmalte.